Seleccionar página

..:: URÓLOGOS EN MERIDA::..

¿Que hace un Urólogo?

El Urologo se ocupan del estudio, diagnóstico y tratamiento de las patologías que afectan al aparato urinario, glándulas suprarrenales y retroperitoneo de ambos sexos y al aparato reproductor masculino sin límite de edad. La Urología NO atiende exclusivamente a pacientes masculinos. Las vías urinarias de las mujeres son parte de la especialidad del  Urologo. Las partes que abarca riñones, ureteros, vejiga y uretra, es frecuente que problemas vaginales afecten la vejiga o la uretra que también es taendido por el Urólogo. 

¿Que Urologo es el que necesito?

En esta pagina de Urologos en Mérida encontrará especialistas y la descripción de los padecimientos que atienden, su curriculum y demás información la podrá encontrar en sus paginas web o inclusive en sus enlaces a las redes sociales que ellos manejan, cabe mencionar que todos practican su profesión urólogo y que dedican su experiencia a ayudar pacientes masculinos y femeninos en la ciudad de Mérida Yucatán.

Si requiere mas información p ayuda para encontrar un especialista en urologia nos puede contactar:

Dra. Teresa E. González Fuentes


Urología Pediátrica y Cirugía Oncológica

UADY/ Ced. Prof. 3294951
UNAM/ Ced. Esp. 5259197

Certificada por el Consejo Mexicano de Cirugía Pediátrica

Atención a:
  • Litiasis renal (Piedras en riñones).
  • Enuresis (Pipí en la cama).
  • Hidronefrosis (Dilatación Renal).
  • Infecciones en vías urinarias.
  • Descenso testicular.
  • Anomalias de genitales.
  • Cáncer en general.

 Ver pagina web

Email: tesy_97@yahoo.com.mx

Dr Gustavo H. Peniche González

Especialista en Urología Infantil

Céd. Prof. 10153484 (Pediatría)
Céd. Prof. 10379714 (Cirugía Pediátrica)

Certificado por el Consejo Mexicano de Cirugía Pediátrica

Atención a:
  • Criptorquidea.
  • Torsión testicular.
  • Enuresis.
  • Hipospadia.
  • Infecciones urinarias.
  • Reflujo Vesicoureteral.

EMERED
Consultorio 236
56 y 56 A Calle 33, Centro, Mérida

Ver pagina web

Estenosis uretral:

Estenosis uretral:

Es un estrechamiento anormal de la uretra. La uretra es el tubo que lleva la orina desde la vejiga hasta el exterior del cuerpo. La estenosis uretral puede ser causada por hinchazón o tejido cicatricial a raíz de una cirugía. También puede ocurrir después de una...

Infertilidad femenina:

Infertilidad femenina:

El 20% de las parejas tienen dificultad para lograr el embarazo. Y la gran mayoría de las parejas infértiles presenta problemas tanto en el hombre como en la mujer. Ni la infertilidad ni la esterilidad son enfermedades ni existe una solución mejor que otra. Estos...

Infertilidad masculina:

Infertilidad masculina:

La infertilidad y la esterilidad son consecuencia de una o varias enfermedades. No son sólo una enfermedad en si. Es un problema de pareja donde hay problemas tanto en el hombre como en la mujer, los cuales sumados resultan en la incapacidad de lograr el embarazo y...

Malla pélvica reconstructiva femenina:

Malla pélvica reconstructiva femenina:

La malla quirúrgica es un producto médico que se utiliza para proporcionar apoyo adicional cuando se repara tejido debilitado o dañado. La mayoría de las mallas quirúrgicas están hechas de materiales sintéticos o tejido animal. La malla quirúrgica se puede utilizar...

Que es la litroticia:

Que es la litroticia:

Es un procedimiento que utiliza ondas de choque para desintegrar cálculos en el riñón y partes del uréter (el conducto que lleva la orina de los riñones a la vejiga). Después del procedimiento, los diminutos pedazos de los cálculos salen del cuerpo a través de la...

Cálculos en la vejiga:

Cálculos en la vejiga:

Los cálculos en la vejiga son acumulaciones duras de mineral. Estos se forman en la vejiga urinaria. Los cálculos en la vejiga son mas frecuentemente causados por otro problema del sistema urinario, tal como: Divertículo en la vejiga Bloqueo en la base de la vejiga...

Circuncisión:

Circuncisión:

La circuncisión masculina es una cirugía para extraer el prepucio, que es un pliegue de piel que cubre y protege la punta redondeada del pene. El prepucio da sensibilidad y lubricación al pene. Después de que se extirpa el prepucio, este no puede volver a colocarse....

Disfunción eréctil:

Disfunción eréctil:

La  disfunción eréctil, también conocida como impotencia sexual masculina, es la incapacidad persistente para conseguir o mantener una erección que permita una relación sexual satisfactoria. Debe diferenciarse de otros problemas sexuales, como son la falta de deseo,...

Infecciones en las vías urinarias:

Infecciones en las vías urinarias:

Las infecciones bacterianas del tracto urinario son el tipo de infección más común en el tracto urinario. La orina, o pis, es el líquido que los riñones filtran del torrente sanguíneo. La orina contiene sales y productos de desecho, pero no suele contener bacterias....

Entrenan a perros para hallar el cáncer de próstata con el olfato

Agentes de España, han brindado su experiencia en el adiestramiento de perros para desarrollar un novedoso proyecto sanitario en la Comunidad Valenciana con el fin de detectar el cáncer de próstata a través del olfateo canino de muestras de orina de pacientes. La...

Analizan las causas de las enfermedades renales en Yucatán

Ante la gran frecuencia de enfermedades renales en la entidad, el Hospital Regional de Alta Especialidad de la Península de Yucatán (HRAEPY) realizó la Cumbre Global de Litiasis Renal con el objetivo de tener un abordaje integral en este padecimiento, ya que se trata...

Cáncer de vejiga

Cáncer de vejiga

Cáncer de vejiga: todo lo que debes saber El doctor Palou es un reconocido urólogo reconocido a nivel mundial por la comunidad científica. Actualmente es Jefe de la Unidad de Urología Oncológica de la Fundació Puigvert. El doctor es especialista en Cáncer de Vejiga,...

Cáncer de vejiga

láser de Holmium en cirugía prostatica

Esta es la técnica que ha revolucionado la cirugía prostática ¿Por qué operarse la próstata con un láser de Holmium? La próstata es una glándula que sirve para formar el semen y con los años va creciendo de tamaño y provoca patologías en 3 sentidos: Cáncer de...

Cáncer de vejiga

Patologías Urológicas de Verano

Las patologías urológicas que te pueden arruinar el verano En verano existen ciertas enfermedades urológicas que son más frecuentes en las consultas de los especialistas. Por ejemplo, cuando realizamos más actividad al aire libre, hay más sol y, por lo tanto, más...

Estenosis uretral:

Es un estrechamiento anormal de la uretra. La uretra es el tubo que lleva la orina desde la vejiga hasta el exterior del cuerpo.

La estenosis uretral puede ser causada por hinchazón o tejido cicatricial a raíz de una cirugía. También puede ocurrir después de una infección o lesión. En raras ocasiones, puede ser causada por la presión de un tumor en crecimiento cerca de la uretra.

Otros factores que incrementan el riesgo para esta afección incluyen:

  • Infección de transmisión sexual (ITS)
  • Procedimientos en los que se coloca una sonda en la uretra (como un catéter o un cistoscopio)
  • Hiperplasia prostática benigna(HPB)
  • Lesión en la zona pélvica
  • Uretritis repetitiva

Las estenosis que se presentan al nacer (congénitas) son poco frecuentes. La afección también es rara en las mujeres.

Los síntomas incluyen:

  • Sangre en el semen
  • Secreción de la uretra
  • Orina oscura o con sangre
  • Fuertes ganas de orinar y micción frecuente
  • Incapacidad para vaciar la vejiga(retención urinaria)
  • Dolor o dificultad para orinar
  • Pérdida del control de la vejiga
  • Incremento en la frecuencia o urgencia para orinar
  • Dolor en la parte inferior del abdomen y el área de la pelvis
  • Flujo de orina lento (puede desarrollarse repentina o gradualmente) o rociado de la orina
  • Hinchazón del pene

Un examen físico puede revelar lo siguiente:

  • Disminución del chorro de orina
  • Secreción uretral
  • Vejiga distendida
  • Ganglios linfáticos inflamados o sensibles en la ingle
  • Agrandamiento o sensibilidad de la próstata
  • Endurecimiento de la superficie inferior del pene
  • Enrojecimiento o inflamación del pene

Algunas veces, el examen no revela anomalías.

Los exámenes incluyen los siguientes:

  • Cistoscopia
  • Medición del residuo posmiccional
  • Uretrograma retrógado
  • Exámenes para clamidiay gonorrea
  • Análisis de orina
  • Tasa del flujo urinario
  • Urocultivo

 

  • La uretra se puede ensanchar (dilatar) durante la cistoscopia. Se aplica un anestésico tópico en la zona antes del procedimiento. Se introduce un instrumento delgado en la uretra para estirarla. Usted puede tratar la estenosis aprendiendo a dilatar la uretra en casa.
  • Se la dilatación uretral no consigue corregir la afección, se puede necesitar cirugía. El tipo de cirugía depende de la localización y de la extensión de la estenosis. Si la zona estrecha es corta y no está cerca de los músculos que controlan la salida de la vejiga, la estenosis se puede cortar o dilatar.
  • Se puede llevar a cabo una uretroplastia abierta en casos de estenosis más largas. Esta cirugía implica extirpar la zona afectada. Luego se reconstruye la uretra. Los resultados varían según el tamaño y la localización de la estenosis, la cantidad de tratamientos que usted haya tenido y la experiencia del cirujano.
  • En casos graves en los que usted no puede orinar, se puede colocar una sonda suprapúbica. Esto es un tratamiento de emergencia. Permite que la vejiga drene a través del abdomen.
  • No existe en la actualidad ningún tratamiento farmacológico para esta enfermedad. Si ningún otro tratamiento funciona, se puede realizar una desviación urinaria, llamada una apendicovesicostomía (procedimiento de Mitrofanoff) u otro tipo de cirugía. Esto le permite a usted drenar la vejiga a través de la pared abdominal mediante una sonda o una bolsa para ostomía.

El desenlace clínico a menudo es excelente con tratamiento. Algunas veces, es necesario repetir el tratamiento para eliminar el tejido cicatricial.

La estenosis uretral puede obstruir completamente el flujo urinario. Esto puede causar retención urinaria súbita. Esta afección debe tratarse rápidamente. La obstrucción prolongada puede producir daño permanente en la vejiga o en los riñones.

Consulte con su medico si presenta síntomas de estenosis uretral

Fuente: Med line plus

 

 

Infertilidad femenina:

El 20% de las parejas tienen dificultad para lograr el embarazo. Y la gran mayoría de las parejas infértiles presenta problemas tanto en el hombre como en la mujer.

Ni la infertilidad ni la esterilidad son enfermedades ni existe una solución mejor que otra. Estos trastornos son únicamente manifestaciones de verdaderas enfermedades o defectos, sin cuyo diagnóstico la posibilidad de embarazo será remota o imposible.

Usualmente los problemas que originan la infertilidad femenina son fáciles de resolver. Afortunadamente rara vez son graves o incurables.

Pese a ello muchísimas mujeres son sometidas infructuosamente a procedimientos extremos, costosos y eventualmente peligrosos.

El problema radica en no detectar oportuna y correcta de las causas de infertilidad

Las causas de infertilidad femenina son múltiples y por tanto no existe un solo tratamiento para curar la infertilidad. El tratamiento depende de la causa.

Las principales causas de infertilidad y esterilidad femenina se originan en:

  • Utero, por malformaciones, adenomiosis, infecciones y tumores
  • Cérvix (cuello) por malformaciones, endometriosis, cirugía, quistes, infecciones y tumores
  • Trompas, por obstrucción originada principalmente por endometriosis, infecciones, malformaciones, ectópicos antiguos y tumores
  • Enfermedad Inflamatoria Pélvica, por infecciones y endometriosis
  • Ovarios, por tumores, quistes y endometriosis
  • Vagina, por alteraciones del moco cervical, alergia, infección, traumatismo, lubricantes, etc.
  • Enfermedad crónica como colagenosis
  • Antecedentes de exposición materna a dietilestilbestrol (DES)
  • Enfermedades de la Tiroides
  • Hiperprolactinemia, causada por tumores hipotalámicos, medicamentos y factores metabólicos
  • Obesidad
  • Pérdida de grasa corporal, especialmente por ejercicio intenso, o dieta severa.
  • Stress físico y/o psicológico, asociado a alteraciones físicas o metabólicas. El stress por si sólo es muy poco probable que cause infertilidad.
  • Anorexia o Bulimia
  • Alcohol y drogadicción
  • Enfermedades hepáticas que afectan el metabolismo de los estrógenos
  • Enfermedad de las suprarrenales
  • Diabetes
  • Tabaquismo
  • Algunas dietas
  • Otros tóxicos
  • Edad avanzada. A medida que aumenta la edad por encima de los 35 años comienzan a reducirse las posibilidades de embarazo. La posibilidad de conseguir el embarazo se reduce con la edad porque los órganos reducen su capacidad de máximo funcionamiento con el tiempo. Los óvulos se crean crecen y mueren al igual que toda materia viva y requieren que el entorno y los espermatozoides estén saludables para lograr el embarazo. Pero esto es muy relativo pues muchas mujeres quedan embarazadas sin problemas después de esta edad.

Muy frecuentemente coexisten varias de las causas anteriores y el encontrar una causa no descarta la presencia simultánea de otras. El tratar un solo problema tampoco resolverá la infertilidad

Los síntomas más comunes que presenta la mujer con problemas de fertilidad son:

  • ciclos irregulares o ausencia de ciclo
  • coágulos con la menstruación
  • cólicos menstruales
  • cambios importantes en el estado de ánimo antes o durante el período
  • dolor de cintura
  • dolor durante la relación sexual
  • flujos
  • hemorragia menstrual abundante o muy larga
  • hemorragias genitales anormales
  • inflamación abdominal baja
  • manchado café al pasar el período
  • menstruación olorosa
  • nauseas, vómito o mareo cuando va a llegar el período
  • Prácticamente toda mujer que tenga problemas de infertilidad tendrá uno o varios de los síntomas anteriores y aunque los exámenes convencionales para infertilidad no demuestren el problema, hasta no solucionar la causa, no se logrará el embarazo. Por ello muchas mujeres con estos síntomas terminan sometidas a procedimientos infructuosos por lo que su posibilidad de curación será cada vez más reducida
  • Las reacciones inflamatorias originadas por infecciones y endometriosis suelen ocasionar obstrucción, adherencias, formación de quistes, etc., con efectos negativos para la fecundidad. Así, el tratar la inflamación mejora las posibilidades de embarazo, siempre y cuando no haya otras causas asociadas.

 

Fuente: Dr Miguel Angel Gomez Lara

 

Infertilidad masculina:

La infertilidad y la esterilidad son consecuencia de una o varias enfermedades. No son sólo una enfermedad en si. Es un problema de pareja donde hay problemas tanto en el hombre como en la mujer, los cuales sumados resultan en la incapacidad de lograr el embarazo y parto.

La gran mayoría de las parejas infértiles presenta problemas tanto en el hombre como en la mujer.

Son muchas las causas de infertilidad y esterilidad masculina, siendo las más frecuentes en orden de importancia:

  • Infección del tracto seminal
  • Hipotrofia testicular
  • Retractibilidad testicular exagerada
  • Hipoplasia escrotal con localización testicular alta
  • Factores ambientales, profesionales, iatrogénicos
  • Antecedentes de criptorquidia
  • Obstrucción secundaria del tracto seminal
  • Hipogonadismo
  • Alteraciones hormonales difusas o mixtas
  • Falla renal
  • Diabetes
  • Alteraciones hepáticas
  • Disgenesia
  • Criptorquidia
  • Factores inmunológicos
  • Problemas hematológicos
  • Existen otras causas como dificultades de erección e eyaculación inadecuada, prostatectomía, esclerosis múltiple, alteraciones del hipotálamo, menos reconocidas pero que dificultan o impiden la fertilidad en el hombre. Muy frecuentemente coexisten varias de las causas anteriores y el encontrar una causa no descarta la presencia simultánea de otras. El tratar un solo problema tampoco resolverá la infertilidad

Los casos más frecuentes de pareja infértil son aquellos en los cuales existe una causa masculina de menor importancia y una causa femenina también de menor importancia, que sumadas originan esterilidad. Por tanto el estudio ideal debe evaluar tanto al hombre como a la mujer.

El tratamiento de la infertilidad (esterilidad) masculina depende de la causa y puede ser tan simple como recibir antibióticos y antinflamatorios, o determinar las causas de la hipertensión y corregirla para suspender los antihipertensivos que afectan la fertilidad. Las causas de infertilidad más frecuentes son las más simples de corregir siempre y cuando se diagnostiquen oportunamente, lo cual rara vez se hace con los estudios convencionales de fertilidad. La detección de estas causas frecuentes se consigue mediante un examen de amplio espectro y alta precisión siendo el ideal el CMP-Infertilidad (ver más adelante.)

Fuente: Dr Miguel Angel Gomez Lara

 

Malla pélvica reconstructiva femenina:

La malla quirúrgica es un producto médico que se utiliza para proporcionar apoyo adicional cuando se repara tejido debilitado o dañado. La mayoría de las mallas quirúrgicas están hechas de materiales sintéticos o tejido animal.
La malla quirúrgica se puede utilizar para tratar lo siguiente:
  • Prolapso de órganos pélvicos (POP).Cuando los músculos y ligamentos que sostienen los órganos pélvicos de una mujer se debilitan, los órganos pélvicos pueden salirse de lugar y caigan hacia la vagina (prolapso de órganos pélvicos). Para tratar el prolapso de órganos pélvicos, se puede implantar una malla quirúrgica para reforzar la pared vaginal debilitada. La cirugía se puede hacer a través del abdomen usando una malla o a través de la vagina sin el uso de una malla. La cirugía a través de la vagina con malla ya no es una opción.
  • Incontinencia urinaria por esfuerzo (SUI).Es la pérdida involuntaria de orina debido a un movimiento o actividad física, como toser, estornudar, correr o levantar objetos pesados, que ejerce presión sobre la vejiga. Se pueden implantar cabestrillos uretrales de malla quirúrgica a través de la vagina para sostener la uretra o el cuello de la vejiga. Esto se conoce como procedimiento con cabestrillo mediouretral o cabestrillo de malla.
  • Cada uso de la malla conlleva sus propios riesgos y beneficios.
  • El uso de malla quirúrgica a través de la vagina para tratar el prolapso de órganos pélvicos se ha asociado con tasas más altas de complicaciones relacionadas con la malla, incluidas penetración de la malla a través de la piel vaginal, dolor pélvico y dolor durante el coito. En 2019, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) ordenó a los fabricantes de mallas quirúrgicas para la reparación transvaginal de prolapso de órganos pélvicos que dejaran de vender y distribuir sus productos en los EE. UU. Si se te ha colocado una malla transvaginal para la reparación quirúrgica del prolapso de órganos pélvicos, continúa con tu cuidado de rutina. Si tienes complicaciones o síntomas, habla con tu médico.
Si estás considerando tratamiento para un trastorno del piso pélvico que implique una malla quirúrgica, asegúrate de que tu doctor te explique cuáles son todas tus opciones, así como los posibles riesgos y beneficios.
Fuente: mayo clinic

Que es la litroticia:

Es un procedimiento que utiliza ondas de choque para desintegrar cálculos en el riñón y partes del uréter (el conducto que lleva la orina de los riñones a la vejiga). Después del procedimiento, los diminutos pedazos de los cálculos salen del cuerpo a través de la orina.

La litotricia extracorporal por ondas de choque (LEOC) es el tipo más común de litotricia. «Extracorporal» significa fuera del cuerpo.
Con el fin de alistarse para el procedimiento, usted se pondrá una bata hospitalaria y se acostará en una mesa de exploración encima de un cojín suave lleno de agua. Usted no se mojará.
Le darán un medicamento para el dolor o para ayudarlo a relajarse antes de comenzar el procedimiento. Igualmente le administrarán antibióticos.
Cuando le realicen el procedimiento, le pueden administrar anestesia general. Usted estará dormido y no sentirá dolor.
Las ondas de choque de alta energía, también llamadas ondas sonoras, guiadas con radiografías o ultrasonidos, atravesarán el cuerpo hasta que golpeen los cálculos renales. Si está despierto, puede experimentar una sensación de golpecitos ligeros cuando esto comienza. Las ondas rompen los cálculos en pedazos diminutos.
El procedimiento de litotricia generalmente debe demorar de 45 minutos a 1 hora.
Se puede colocar una sonda, llamada stent, a través de la espalda o la vejiga hasta el riñón. Esta sonda drenará la orina desde el riñón hasta que salgan del cuerpo todos los pequeños pedazos de cálculos. Esto se puede hacer antes o después del tratamiento de litotricia.

La litotricia se usa para eliminar cálculos en los riñones que estén causando:

  • Sangrado
  • Daño al riñón
  • Dolor
  • Infecciones urinarias

No todos los cálculos en los riñones se pueden eliminar mediante una litotricia. Los cálculos también se pueden eliminar con:

  • Una sonda(endoscopio) introducida en el riñón a través de una pequeña incisión quirúrgica en la espalda.
  • Una pequeña sonda con luz (ureteroscopio) introducida a través de la vejiga hasta los uréteres. Los uréteres son los conductos que conectan a los riñones con la vejiga.
  • Cirugía abierta (rara vez se necesita).

La litotricia es segura la mayoría de veces. Hable con su medico acerca de las posibles complicaciones, tales como:

  • Sangrado alrededor del riñón, lo cual puede necesitar que reciba una transfusión sanguínea.
  • Infección renal.
  • Los fragmentos de cálculos pueden obstruir el flujo de orina del riñón (lo cual puede causar dolor intenso o daño a este órgano). Si esto sucede, usted puede necesitar procedimientos adicionales.
  • Fragmentos de cálculos que quedan en el cuerpo (usted puede requerir más tratamientos).
  • Úlceras en el estómago o el intestino delgado.
  • Problemas con la actividad renal después del procedimiento.

Coméntele siempre a su proveedor:

  • Si está o pudiera estar embarazada
  • Qué fármacos está tomando, incluso medicamentos, suplementos o hierbas que haya comprado sin una receta

Durante los días antes de la cirugía:

  • Le pueden solicitar que deje de tomar anticoagulantes como ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Advil, Motrin), warfarina (Coumadin) y cualquier otro medicamento que dificulte la coagulación de la sangre. Pregúntele a su proveedor cuándo debe dejar de tomarlos.
  • Pregúntele a su proveedor qué medicamentos debe tomar aun el día de la cirugía.

En el día del procedimiento:

  • Es posible que no se le permita beber ni comer nada durante varias horas antes del procedimiento.
  • Tome los medicamentos que le indicaron con un sorbo pequeño de agua.
  • Le dirán a qué hora debe llegar al hospital.
Después del procedimiento, usted permanecerá en la sala de recuperación durante aproximadamente 2 horas. La mayoría de las personas puede irse a casa el mismo día del procedimiento. A usted le suministrarán un colador de orina para atrapar los pedazos de cálculos que salen en la orina.
El pronóstico depende de la cantidad de cálculos que usted tenga, de su tamaño y del lugar donde se encuentren en el aparato urinario. La mayoría de las veces, la litotricia elimina por completo los cálculos.
Fuente: med line plus

Cálculos en la vejiga:

Los cálculos en la vejiga son acumulaciones duras de mineral. Estos se forman en la vejiga urinaria.
Los cálculos en la vejiga son mas frecuentemente causados por otro problema del sistema urinario, tal como:

  • Divertículo en la vejiga
  • Bloqueo en la base de la vejiga
  • Agrandamiento de la próstata(HPB)
  • Vejiga neurógena
  • Infección de las vías urinarias (IVU)
  • Vaciado incompleto de la vejiga
  • Objetos extraños en la vejiga

Casi todos los cálculos en la vejiga ocurren en hombres. Los cálculos en la vejiga son mucho menos frecuentes que los cálculos renales.

Los cálculos en la vejiga pueden ocurrir cuando la orina en la vejiga es concentrada. Los materiales en la orina forman cristales. Estos también pueden resultar de cuerpos extraños en la vejiga.

Los síntomas ocurren cuando el cálculo irrita el revestimiento de la vejiga. Los cálculos también pueden bloquear el flujo de orina desde la vejiga.

Los síntomas pueden incluir:

  • Dolor abdominal, presión
  • Orina de color anormal u orina de color oscuro
  • Sangre en la orina
  • Dificultad para orinar
  • Frecuente necesidad de orinar
  • Incapacidad para orinar, excepto en ciertas posiciones
  • Interrupción del chorro de orina
  • Dolor, o molestia en el pene
  • Signos de una infección en vías urinarias (como fiebre, dolor al orinar y necesidad de orinar con frecuencia)

La pérdida de control sobre la orina también puede ocurrir con cálculos en la vejiga.

El medico llevará a cabo un examen físico. Esto también incluirá un tacto rectal. El examen puede revelar una próstata agrandada u otros problemas.

Se pueden hacer los siguientes exámenes:

  • Radiografía de la vejiga o de la pelvis
  • Cistoscopia
  • Análisis de orina
  • Urocultivo(muestra limpia)
  • Ultrasonido o tomografía computarizada del abdomen

Usted puede ayudar a eliminar los cálculos pequeños por sí solos. Tomar de de 6 a 8 vasos de agua o más por día incrementará la orina.

El medico puede remover los cálculos que no salgan por sí solos empleando un cistoscopio. Un pequeño telescopio que pasa a través de la uretra hasta la vejiga. Se utilizará un láser u otro dispositivo para romper los cálculos y se extraerán las piezas. Algunos cálculos pueden necesitar ser removidos utilizando cirugía abierta.

Pocas veces se utilizan medicamentos para disolver los cálculos.

Las causas de los cálculos en la vejiga se deben tratar. Los cálculos en la vejiga más comunes se observan junto con HPB o el bloqueo de la base de la vejiga. Usted puede necesitar cirugía para remover la parte interna de la próstata o para reparar la vejiga.

La mayoría de los cálculos en la vejiga salen por sí solos o pueden ser removidos. Estos no causan daño permanente a la vejiga. Pueden reaparecer si no se corrige la causa.

Si se dejan sin tratamiento, los cálculos pueden causar infecciones en vías urinarias repetidas. Esto también puede causar daño permanente a la vejiga o a los riñones.
Consulte con su medico si tiene síntomas de cálculos en la vejiga.

Fuente: Med line plus

 

Circuncisión:

La circuncisión masculina es una cirugía para extraer el prepucio, que es un pliegue de piel que cubre y protege la punta redondeada del pene. El prepucio da sensibilidad y lubricación al pene. Después de que se extirpa el prepucio, este no puede volver a colocarse. Vea una imagen del pene antes y después de la circuncisión .

Si se realiza, la circuncisión suele hacerse poco después del nacimiento. En los Estados Unidos, alrededor de 60 de cada 100 varones son circuncidados, y alrededor de 40 de cada 100 no son circuncidados. A nivel mundial, el índice de circuncisión es mucho más bajo. La circuncisión tiene riesgos y beneficios. La decisión de circuncidar a un bebé o no hacerlo suele basarse en la preferencia personal de los padres.

Algunos niños mayores y hombres necesitan la circuncisión para tratar problemas con el prepucio del pene (tales como fimosis parafimosis ) o para la hinchazón de la punta del pene (balanitis).

Este tema se centra en la circuncisión de recién nacidos.

Depende de usted hacer circuncidar a su hijo o mantener el pene de su hijo en condiciones naturales. La American Academy of Pediatrics (Academia Americana de Pediatría) dice que los beneficios de salud de la circuncisión superan los riesgos de la cirugía. También dice que los padres deben ser quienes decidan lo que es lo mejor para su hijo.  Al tomar esta decisión, podría ayudarle pensar en sus preferencias personales y culturales. Por ejemplo, se recomienda que tenga en cuenta sus tradiciones religiosas y familiares mientras evalúa las ventajas y desventajas de la cirugía.

La circuncisión no solo se hace en recién nacidos. Tenga en cuenta que su hijo puede decidir por sí mismo más tarde si quiere circuncidarse el pene.

¿Qué problemas pueden surgir si su hijo es circuncidado?

Los problemas a causa de la circuncisión no son comunes. Si ocurren, suelen ser menores. Los problemas más comunes a causa de la circuncisión son:

  • Bloqueo de la abertura de la uretra(estenosis meatal).
  • Infección en el sitio de la circuncisión.
  • Irritación de la punta descubierta del pene.

Los problemas más graves son poco frecuentes. Incluyen lesión de la abertura de la uretra, sangrado abundante que requiere puntos de sutura, infección grave y formación de cicatrices.

¿Quién hace las circuncisiones?

Por lo general, la circuncisión es realizada por un pediatra , un obstetra , un médico de medicina familiar , un cirujano o un urólogo . Las circuncisiones que se realizan por razones religiosas a veces son realizadas por otras personas capacitadas en el procedimiento. Por la seguridad de su bebé, es mejor que la persona que haga la cirugía esté bien capacitada, use técnicas estériles y sepa cómo manejar el dolor de su bebé durante y después de la cirugía.

Fuente: Cigna

 

Disfunción eréctil:

La  disfunción eréctil, también conocida como impotencia sexual masculina, es la incapacidad persistente para conseguir o mantener una erección que permita una relación sexual satisfactoria.

Debe diferenciarse de otros problemas sexuales, como son la falta de deseo, las alteraciones de la eyaculación (eyaculación prematura, eyaculación retrasada y ausencia de eyaculación) o los trastornos del orgasmo.
La disfunción eréctil no es una enfermedad, sino un síntoma. Manuel Girón de Francisco, del Servicio de Urología del Hospital Universitario La Paz, de Madrid, señala que, en ausencia de una causa psicógena, es «un síntoma de una afectación de vasos y nervios responsables de la erección, sea por tabaquismo, diabeteshipertensión por el envejecimiento con la edad, sedentarismo, sobrepeso y obesidad, etc.» De hecho, recalca, «las enfermedades cardiovasculares son una causa importante de la disfunción eréctil».

Se trata de un problema frecuente que si no se trata puede llegar a afectar a las relaciones con la pareja, la familia y el entorno laboral y social.
La impotencia o disfunción eréctil puede originarse por:

Causas psicológicas

En estos casos, el pene no presenta ninguna alteración física, sin embargo, enfermedades como la ansiedad (provocada con frecuencia por el miedo a no conseguir una erección o a defraudar a la mujer), la depresión, los problemas con la pareja e incluso el estrés pueden afectar al acto sexual.
También la preocupación excesiva por los problemas laborales, sociales o familiares implican que no se dedique la atención necesaria al acto sexual. La fatiga, la inapetencia, la falta de ejercicio, el insomnio o un fracaso laboral también desequilibran los reflejos sexuales.

Causas vasculares
Este tipo es muy habitual. El pene no puede acumular la sangre necesaria para que se dé una erección, generalmente porque no llega en suficiente cantidad. Fumar, la hipertensión arterial, la diabetes, algunas enfermedades cardiacas y aumento en los niveles de colesterol en sangre pueden provocar trastornos vasculares que dificulten la erección.
Causas neurológicas
En estos casos se produce una interrupción en la transferencia de mensajes del cerebro al pene porque existe una lesión en los nervios implicados. Esto ocurre con las lesiones de la médula espinal, la esclerosis múltiple o tras algunas intervenciones quirúrgicas en la pelvis.
Causas hormonales
Son poco frecuentes. Generalmente se deben a una falta de hormonas sexuales masculinas.
Causas farmacológicas
Existen varios medicamentos que tienen como efecto secundario disminuir la capacidad de tener una erección. Entre ellos hay algunos fármacos para tratar la hipertensión, las enfermedades cardiacas y los trastornos psiquiátricos.
Síntomas:
El principal síntoma de la disfunción eréctil es un cambio en la calidad de la erección, tanto en términos de rigidez, como en la capacidad de mantener una erección.
Si la impotencia se origina por causas físicas, uno de los principales indicadores en la incapacidad para tener o mantener una erección al despertarse por la mañana.
En cambio, si se origina por causas psicológicas, la impotencia suele producirse durante un periodo de tiempo concreto (mientras dure la situación de estrés, por ejemplo). Si persiste durante más de tres meses el paciente deberá buscar un urólogo especializado en andrología.
Prevención
La principal medida que los hombres deben tener en cuenta para evitar la aparición de la disfunción eréctil es la modificación del estilo de vida para evitar cualquier hábito que repercuta negativamente en las arterias y las venas, como fumar, el consumo de alcohol y grasas saturadas, la vida sedentaria y el estrés.

Tipos

En la actualidad, algunos expertos establecen la siguiente clasificación para distinguir los distintos tipos de disfunción eréctil:

  • Leve.
  • Moderada.
  • Grave.

Diagnóstico

Para la elaboración de un diagnóstico correcto es necesario que el paciente se someta a revisiones médicas que permitan establecer un buen historial clínico.
Una entrevista con el afectado puede revelar factores psicológicos involucrados en el trastorno de la erección. Resulta fundamental descartar la depresión, que no siempre es aparente. La escala para la depresión de Beck y la escala de depresión geriátrica de Yesavage en los ancianos son sencillas y fáciles de realizar.
También se deben analizar las relaciones personales para determinar si existen conflictos o dificultades de comunicación con la pareja. Una entrevista con la pareja sexual del afectado puede revelar datos de suma importancia.
Por otro lado, en la actualidad existen varios test que ayudan a esteblecer el diagnóstico de disfunción eréctil. Los especialistas suelen utilizar principalmente dos: el IIEF (Índice Internacional de la Función Eréctil) o SHIM (Índice de salud sexual para el varón), variante reducida del IIEF que consta de 5 preguntas y presenta unas elevadas sensibilidad y especificidad. Una puntuación menor o igual a 21 demuestra signos de disfunción eréctil.
En la valoración médica general se debe incluir una historia sobre ingesta de fármacos, alcohol, tabaquismo, diabetes, hipertensión y ateroesclerosis, una exploración de los genitales externos para descartar presencia de bandas fibrosas y una valoración de los signos de enfermedades vasculares, hormonales o neurológicas.
Los especialistas recomiendan medir los niveles de testosterona, especialmente si la impotencia está asociada a la falta de deseo.
Entre las pruebas de laboratorio se debe incluir la valoración de la función tiroidea. También puede resultar útil determinar la hormona luteínica, ya que resulta difícil diagnosticar un hipogonadismo en función de los valores de testosterona exclusivamente.
En el caso de pacientes jóvenes con problemas específicos puede ser necesario realizar pruebas más complejas además del examen físico, como una medición-monitorización del pene durante la noche, la inyección de medicamentos en el pene, o una eco-Doppler.
Determinar los índices vasculares es especialmente beneficioso para realizar un diagnóstico correcto, como el índice de presión peneana-presión braquial que indica riesgo de otras alteraciones vasculares más graves, incluso en pacientes asintomáticos.
Cuando la causa no está clara puede resultar eficaz realizar una prueba de tumescencia nocturna del pene (TNP), aunque no suele funcionar en pacientes ancianos. Los episodios de TNP se suelen asociar con las fases de sueño REM. Se pueden controlar las erecciones del paciente en un laboratorio del sueño especial; la ausencia de las mismas es altamente sugestiva de causa orgánica, aunque su presencia no indica de forma necesaria que durante el día se tengan erecciones válidas.

Fuente: Cuidate mas

 

Infecciones en las vías urinarias:

Las infecciones bacterianas del tracto urinario son el tipo de infección más común en el tracto urinario. La orina, o pis, es el líquido que los riñones filtran del torrente sanguíneo. La orina contiene sales y productos de desecho, pero no suele contener bacterias. Las infecciones del tracto urinario aparecen cuando las bacterias entran en la vejiga o los riñones y se multiplican en la orina.

Hay tres tipos principales de infecciones del tracto urinario. Las bacterias que infectan solo la uretra (el tubo corto que envía la orina desde la vejiga hacia el exterior del cuerpo) provocan uretritis.

Las bacterias también pueden provocar una infección de la vejiga, que se denomina cistitis.  Otro tipo más grave de infección del tracto urinario es la infección de los riñones, que recibe el nombre de pielonefritis.  En este tipo de infección, las personas suelen tener dolor de espalda, fiebre elevada y vómitos.

El tipo más común de infección del tracto urinario, la infección de la vejiga, provoca principalmente molestias. Las infecciones de la vejiga se pueden tratar rápida y fácilmente. Y es importante obtener tratamiento inmediato para evitar que la infección llegue a los riñones y sea más grave.

Las infecciones del tracto urinario suelen ser provocadas por la bacteria E. coli, que normalmente está presente en el tracto digestivo y sobre la piel que rodea la zona vaginal y rectal. Cuando las bacterias entran en la uretra, pueden avanzar hacia la vejiga y provocar una infección.

Las niñas tienen infecciones del tracto urinario con mucha más frecuencia que los varones, principalmente debido a las diferencias en la longitud y la forma de la uretra. Las niñas tienen uretras más cortas que los varones y la abertura se encuentra más cerca del recto y la vagina, donde es posible que se encuentren las bacterias.

Algunas personas parecen tener infecciones frecuentes del tracto urinario, pero, a menudo, tienen otros problemas que las hacen más propensas a las infecciones, como una anomalía en la estructura o el funcionamiento del tracto urinario. El problema funcional más común del tracto urinario recibe el nombre de reflujo vesicoureteral, una afección en la que parte de la orina fluye de regreso desde la vejiga hacia los uréteres e incluso hasta los riñones.

Las bacterias pueden entrar en la uretra de varias maneras. Durante las relaciones sexuales, por ejemplo, las bacterias de la zona vaginal pueden ser empujadas hacia el interior de la uretra y, con el tiempo, terminan en la vejiga, donde la orina crea un ambiente propicio para el crecimiento de las bacterias. Esta es la razón por la cual las mujeres sexualmente activas a menudo sufren infecciones del tracto urinario. Estas infecciones no son contagiosas; por lo tanto, no puedes contagiarte una infección del tracto urinario de otra persona.

Las bacterias también pueden llegar a la vejiga de una niña si se limpia de atrás hacia adelante después de una evacuación intestinal, lo cual puede contaminar la abertura de la uretra. El uso de espermicidas (incluidos los condones tratados con espermicida) y los diafragmas como anticonceptivos también puede aumentar el riesgo de tener una infección del tracto urinario.

Las enfermedades de transmisión sexual pueden provocar síntomas similares a los de una infección del tracto urinario, como dolor al orinar. Esto se debe a la inflamación e irritación de la uretra o la vagina que a veces acompaña a la clamidiasis y otras enfermedades de transmisión sexual. Si no reciben tratamiento, las enfermedades de transmisión sexual pueden provocar problemas a largo plazo, incluida la enfermedad inflamatoria pélvica e infertilidad. A diferencia de las infecciones del tracto urinario, las enfermedades de transmisión sexual son contagiosas.

Las infecciones del tracto urinario se caracterizan por una serie de síntomas, como los siguientes:

  • orinar frecuentemente
  • ardor o dolor al orinar
  • sensación de necesidad de orinar aun cuando se elimine una cantidad pequeña o nula de orina
  • dolor en la parte baja del abdomen
  • dolor sobre el hueso púbico (en las mujeres)
  • sensación de tener el recto lleno de materia fecal (en los hombres)
  • orina sanguinolenta o con mal olor
  • fiebre leve
  • sensación general de temblor y fatiga

Las infecciones renales pueden presentar síntomas más graves, como los siguientes:

  • fiebre elevada
  • escalofríos
  • náuseas y vómitos
  • dolor abdominal
  • orina sanguinolenta o turbia
  • dolor de espalda, justo por encima de la cintura

Si tienes algún síntoma de una infección del tracto urinario, tendrás que ir inmediatamente al médico. Los síntomas no desaparecerán si los ignoras; solo empeorarán. Cuanto antes comiences el tratamiento, menos molestias tendrás.

Llama a la clínica o al consultorio del médico inmediatamente. Si no puedes comunicarte con tu médico, puedes visitar un centro con atención de urgencias o la sala de emergencias de un hospital. Lo más importante es que actúes lo antes posible.

Fuente:Teenshealt

Entrenan a perros para hallar el cáncer de próstata con el olfato

Agentes de España, han brindado su experiencia en el adiestramiento de perros para desarrollar un novedoso proyecto sanitario en la Comunidad Valenciana con el fin de detectar el cáncer de próstata a través del olfateo canino de muestras de orina de pacientes.

La investigación impulsada desde hace 2  años por el Instituto de Investigación Sanitaria La Fe de Valencia cuenta con el apoyo de la Asociación Española Contra el Cáncer y su objetivo es perfeccionar el diagnóstico de cáncer de próstata usando las capacidades olfativas de los perros. Las fosas nasales de estos animales son capaces de contener entre 200 y 300 millones de células olfativas frente a los escasos 5 millones que suele tener la nariz humana más sensible. Un recurso del que hace uso este proyecto investigador tras descubrir  que permitía diferenciar con solo oler una muestra de orina, los pacientes con cáncer de los que no.

La trabajo de los oficiales de la Policía de Vila-real Juan Sánchez y Alejandro Monferrer ha sido la de asesorar a la unidad canina del Centro Cáncer y Detección Olfativa Canina (CDOC) en el aleccionamiento de los perros para llevar a cabo el estudio. El reto es que sean capaces de identificar y señalizar muestras de orina de pacientes con cáncer de próstata que presentan compuestos procedentes del metabolismo de células cancerígenas.

Los dos policías son expertos en adiestrar a los canes para la detección de sustancias, dinero o armas. “Nuestros perros tienen una gran experiencia en este campo y es la que nos ha ayudado a llevar adelante la investigación”, han indicado. “Cuando contactaron con nosotros hace un par de años fue todo un reto, pero queríamos poner nuestro granito de arena”, puntualiza Alejandro Monferrer.

Para Alba Loras, investigadora del Instituto de Investigación Sanitaria La Fe, “el factor humano ha sido muy importante, tanto por parte de los investigadores como de la UCAN de Vila-real, que nos ha brindado todos sus conocimientos para conseguir que el trabajo con los perros sea menos complicado de lo que ya es”.

La especialista argumentó que la singularidad del proyecto sed basa en que une a los perros en la investigación, “pero no como objeto de la misma, sino como parte del equipo, ellos son un investigador más”.

El cáncer de próstata es el segundo más común en los hombres y se detecta debido a  una proteína presente en la sangre que también se encuentra a veces en otras enfermedades diferentes al cáncer, añade. En cuanto se detecta esta proteína todos los afectados se someten a una biopsia de próstata, conocida como test de PSA (Prostate Specific Antigen). “Un método bastante invasivo que en el 70% de los casos determina que el paciente no padece cáncer”. Este proyecto busca mejorar los sistemas actuales de detección y prevenir que las personas pasen por esta prueba si antes se ha logrado detectar en la orina algún marcador distinto. “Eso es lo que hemos investigado”, indica.

El estudio ha conjuntado tanto las pruebas de laboratorio como la técnica de presentarles a los animales un total de más de 1.000 muestras. Los canes han sido “muy precisos, hasta el punto de detectar algunos falsos positivos y negativos, que ahora están en seguimiento para ver cómo evolucionan”, han indicado fuentes cercanas a la investigación.

Según la cifras de Sanidad, cada año se diagnostican en España más de 28.000 casos nuevos de cáncer de próstata. Es el segundo tipo de cáncer más común y la sexta causa de muerte por cáncer entre los hombres. Se calcula que, estadísticamente, uno de cada seis varones desarrollará en España un cáncer de próstata a lo largo de su vida.

Fuente: El País