Gabinetes de Ultrasonido en Mérida

Directorio de gabinetes de ultrasonido es una herramienta que brinda los teléfonos y direcciones de los gabinetes que aplican su especialidad en la zona de Mérida Yucatán.

CENTRO DE RADIOLOGÍA Y TELERADIOLOGÍA DIAGNÓSTICA

Contamos con un amplio servicio en los ramos de ImagenologÍa y Patología.

ULTRASONIDO.

Abdomen | Ojos | Renal Vías urinarias | Obstétrico Ginecológicos

Prostático | Cuello (Tiroides) | Mama | Testicular ( Escrotal)

Partes blandas | Musculo esquelético | Doppler (Hepatica, Carotideo, Venoso)

MASTOGRAFIA

Mamografía bilateral y Estudio Integral de Mama

RAYOS X SIMPLE

Cabeza | Tórax | Abdomen Columna | Extremidades (Superiores e Inferiores)

ESTUDIOS ESPECIALES

Histerosalpincografía | Histerosonografía | Urografía Excretora Transito Intestinal | Colangiografia por sonda Fistulografía | Cistografía Uretrografía

Cefalopelvimetria.

Calle 26 # 502-A x 7 y 9 Col. Maya

Tel: (999) 196 2399

certd.com.mx

RADARx

Radiología Diagnostica

  • Ultrasonido
  • Procedimientos Intervencionistas
  • Biopsia Guiada
  • Trucut

TECNOLOGÍA Y CONFIANZA PARA EL DIAGNOSTICO PROFESIONAL

Médicos Certificados CMRI

Torre Altabrisa Millenium (Consultorio 306)
Calle 15 x 22 No. 491 Fracc. Altabrisa, Mérida, Yucatán.

ENGLISH SPOKEN

999 194 4645

9997 46 59 00
Enviar whatsapp

radarradiologiadiagnostica@gmail.com

 PAGINA WEB

gabinete-radiologico-pedro

Gabinete Radiológico

Dr. Pedro Marín Campos
Médico Radiólogo.

Ultrasonido | Rayos X | Mastografía

Calle 76nte #455-Z x 45 y 47 Frente clínica “La Esperanza” Mérida Yucatán.

Tel. 999 947 5753
Tel. 999 928 4684
Tel. 999 924 6841

Sucursal Francisco de Montejo
Calle 57 #279 x 46 y 48 Francisco de Montejo .Merida Yucatán.

Tel. 9999475753
Cel. 9994 47 81 78
Enviar whatsapp

pedromarinrx@hotmail.com

Aceptamos Tarjeta de Crédito y Débito

iMEDI

ULTRASONIDO MASTOGRAFÍA Y RAYOS X

Dr. Mario E. Maldonado Arteaga
Ced. Esp. 4379195

Médicos Certificados CMRI

Servicios:

  • Ultrasonido 2D, 3D y 4D en el control del embarazo.
  • Ultrasonido diagnóstico: Renal | Pelvico | Prostático y Vesícula | Músculo esquelético | Tiroides | Doppler | de artículaciones | testicular | Mamario.
  • Procedimientos Intervencionistas
    Biopsia Guiada por Ultrasonido con Aguja Fina (Tiroides, Mama)
  • Mamografía Digitalizada

Santé
Calle 11 No. 276 x 2 y 24, Locales 5 y 6 Fracc. Montecarlo

Horarios:
Lun-viernes de 8:30-13:00 y 16:00-20:00
Sábado 8:30-13:00

Tel. (999)4016831
Cel. 9991 27 04 99
Enviar whatsapp

Correo: imedimerida@hotmail.com

 Dres Ojeda

Dres Ojeda Imagen Diagnostica de Alta Especialidad se encuentra en Calle 68 No. 532-G Int. 1, Col. Centro, Mérida, Yucatán. Aquí podrá encontrar la mejor calidad en Gabinetes Radiológicos.

Teléfono

(999)9245442

El ultrasonido médico

El ultrasonido médico

El ultrasonido médico cae en dos categorías distintas: diagnóstico y terapéutica.

Ultrasonido de diagnóstico es una técnica no invasiva que se utiliza para producir imágenes dentro del cuerpo. Las sondas de ultrasonido, llamadas transductores, producen ondas sonoras que tienen frecuencias por arriba del umbral del oído humano (arriba de 20KHz), aunque la mayoría de los transductores en uso actual operan a frecuencias mucho más altas (en el rango de megahercios (MHz). La mayoría de las sondas de ultrasonido de diagnóstico se colocan en la piel. Sin embargo, para optimizar la calidad de las imágenes, las sondas pueden colocarse dentro del cuerpo a través del tracto gastrointestinal, la vagina, o los vasos sanguíneos. Además, en ocasiones se utiliza el ultrasonido durante la cirugía mediante la colocación de una sonda estéril dentro del área donde se realiza la operación. No es bueno para producir imágenes de los huesos o tejidos que contienen aire, como los pulmones. Bajo algunas condiciones, el ultrasonido puede producir imágenes de los huesos (como en un feto o en bebés pequeños) o de los pulmones y la membrana que los cubre, cuando están llenos o parcialmente llenos de fluido. Uno de los usos más comunes del ultrasonido es durante el embarazo, para monitorear el crecimiento y el desarrollo del feto, pero tiene muchos otros usos, incluyendo producir imágenes del corazón, los vasos sanguíneos, los ojos, la tiroides, el cerebro, el tórax, los órganos abdominales, la piel y los músculos. Las imágenes de ultrasonido se despliegan en 2D, 3D o 4D (lo que es 3D en movimiento) véase también en Gabinete de ultrasonidos en Mérida.

En conclusión el ultrasonido de diagnóstico se puede además subdividir en ultrasonido anatómico y funcional. El ultrasonido anatómico produce imágenes de los órganos internos u otras estructuras. El ultrasonido funcional combina información como el movimiento y la velocidad del tejido o la sangre, la suavidad o la dureza del tejido, y otras características físicas, con imágenes anatómicas para crear “mapas de información”. Estos mapas ayudan a los médicos a visualizar los cambios/diferencias en la función dentro de una estructura o un órgano.

El ultrasonido terapéutico también utiliza ondas sonoras por arriba del rango del oído humano, pero no produce imágenes. Su objetivo es interactuar con los tejidos en el cuerpo para que puedan ser modificados o destruidos. Entre las modificaciones posibles están: mover o empujar el tejido, calentar el tejido, disolver los coágulos, o administrar fármacos a sitios específicos en el cuerpo. Estas funciones de destrucción, o ablación, son posibles mediante el uso de rayos de muy alta intensidad que pueden destruir los tejidos enfermos o anormales tales como los tumores. La ventaja de utilizar terapias de ultrasonido es que, en la mayoría de los casos, no son invasivas. No se necesita realizar cortes o incisiones en la piel, de manera que no quedan heridas o cicatrices.

Ultrasonido terapéutico o intervencionista. El Gabinete de ultrasonido terapéutico en Mérida produce niveles altos de respuesta acústica que se puede enfocar en objetivos específicos para efectos del calentamiento, la ablación o la ruptura del tejido. Un tipo de ultrasonido terapéutico utiliza haces de sonido de alta intensidad que están muy bien orientados y se le llama Ultrasonido Focalizado de Alta Intensidad (HIFU por sus siglas en inglés). El HIFU está siendo investigado como un método para modificar o destruir los tejidos enfermos o anormales dentro del cuerpo (por ej. tumores) sin tener que abrir o romper la piel u ocasionar daño al tejido circundante. Se utiliza ultrasonido o RM para identificar y seleccionar el tejido a tratar, guiar y controlar el tratamiento en tiempo real, y confirmar la eficacia del tratamiento. El HIFU está actualmente aprobado por la FDA para el tratamiento de fibromas uterinos, para aliviar el dolor de las metástasis óseas, y más recientemente para la ablación de tejido de la próstata. El HIFU también está siendo investigado como una manera de cerrar heridas y detener el sangrado, para disolver coágulos en los vasos sanguíneos, y para abrir temporalmente la barrera hematoencefálica de manera que pueden entrar los medicamentos.

Ultrasonido funcional.

Las aplicaciones del ultrasonido funcional incluyen ultrasonido Doppler y Doppler a color para medir y visualizar el flujo sanguíneo en los vasos dentro del cuerpo o en el corazón. También puede medir la velocidad del flujo sanguíneo y la dirección del movimiento. Esto se realiza utilizando mapas codificados por color llamados imágenes por Doppler a color. El ultrasonido Doppler se utiliza comúnmente para determinar si la acumulación de placa en las arterias carótidas está bloqueando el flujo de sangre al cerebro.

Otra forma funcional que proporciona el Gabinete de ultrasonido en Mérida es la elastografía, un método para medir y mostrar la rigidez relativa de los tejidos, la cual se puede utilizar para diferenciar los tumores del tejido sano. Esta información se puede mostrar como mapas codificados por color de la rigidez relativa; mapas en blanco y negro que muestran imágenes de alto contraste de los tumores, comparadas con las imágenes anatómicas; o mapas codificados por color superpuestos en la imagen anatómica. La elastografía puede ser utilizada para la prueba de la fibrosis hepática, una enfermedad en la que se acumula tejido cicatricial excesivo en el hígado debido a la inflamación.

El Gabinete de ultrasonido en Mérida maneja métodos importantes para producir imágenes de intervenciones en el cuerpo. Por ejemplo, la biopsia mediante agujas guiadas por ultrasonido ayuda a los médicos a ver la posición de una aguja mientras está siendo guiada hacia un objetivo seleccionado, tal como una masa o un tumor en el seno. De igual manera, el ultrasonido se utiliza para producir imágenes en tiempo real de la localización de la punta de un catéter mientras se inserta en un vaso sanguíneo y es guiado a lo largo del vaso. También se puede utilizar en la cirugía mínimamente invasiva, para guiar al cirujano con imágenes del interior del cuerpo en tiempo real.

¿Cómo funciona?

Las ondas de ultrasonido son producidas por un transductor, el cual puede emitir ondas de ultrasonido así como detectar los ecos reflejados por el ultrasonido. En la mayoría de los casos, los elementos activos en los transductores de ultrasonido están hechos de materiales especiales de cristal cerámico llamados piezoeléctricos. Estos materiales son capaces de producir ondas sonoras cuando un campo eléctrico pasa a través de ellos, pero también funcionan a la inversa, produciendo un campo eléctrico cuando reciben una onda sonora. Cuando se utilizan en un escáner de ultrasonido, el transductor envía un haz de ondas sonoras dentro del cuerpo. Las ondas sonoras se reflejan de regreso al transductor, por los límites entre los tejidos en la trayectoria del haz (por ej. el límite entre fluido y tejido blando, o tejido y hueso). Cuando estos ecos llegan al transductor, se generan señales eléctricas que son enviadas al escáner de ultrasonido.

 

Utilizando la velocidad del sonido y el tiempo de regreso de cada eco, el escáner calcula la distancia entre el transductor y el límite de los tejidos. Estas distancias se utilizan entonces para generar imágenes bidimensionales de tejidos y órganos. Durante un examen de ultrasonido, el técnico aplicará un gel a la piel. Esto previene  que se formen bolsas de aire entre el transductor y la piel, lo que puede bloquear que las ondas de ultrasonido entren al cuerpo.

Véase también más información en https://medicosenmerida.mx/medicos-en-merida/ultrasonido/

 

 

Ultrasonido pélvico

Ultrasonido pélvico

 

El ultrasonido de la pelvis utiliza ondas sonoras para producir imágenes de las estructuras y órganos de la parte inferior del abdomen y la pelvis. El Gabinete de Ultrasonido en Mérida cuenta con tres tipos de ultrasonido pélvico: el abdominal, el vaginal (en las mujeres), y el rectal (en los hombres). Estos exámenes se utilizan frecuentemente para evaluar los sistemas reproductivo y urinario. El ultrasonido es seguro, no es invasivo y no utiliza radiación ionizante.

En qué consiste el ultrasonido de pelvis

El ultrasonido es seguro y no doloroso, y produce imágenes del interior del organismo usando ondas de sonido. Las imágenes por ultrasonido, también denominadas exploración por ultrasonido o ecografía, involucran el uso de un pequeño transductor (sonda) y un gel para ultrasonido para la exposición del cuerpo a ondas acústicas de alta frecuencia. El transductor recoge los sonidos que rebotan y una computadora luego utiliza esas ondas sonoras para crear una imagen. Las examinaciones por ultrasonido no utilizan radiación ionizante (como se usa en los rayos X). Debido a que las imágenes por ultrasonido se capturan en tiempo real, pueden mostrar la estructura y el movimiento de los órganos internos del cuerpo, como así también la sangre que fluye por los vasos sanguíneos.

Las imágenes por ultrasonido es un examen médico no invasivo que ayuda a los médicos a diagnosticar y tratar condiciones médicas.

Existen tres tipos de ultrasonido pélvico:

  • abdominal (transabdominal)
  • vaginal (transvaginal, intravaginal) para mujeres
  • rectal (transrectal) para hombres

Un examen por ultrasonido Doppler puede ser parte de un examen de ultrasonido pélvico.

El ultrasonido Doppler, también denominado ultraecografía a color Doppler, consiste en una técnica especial de ultrasonido que le permite al médico ver y evaluar la circulación de la sangre a través de arterias y venas en el abdomen, brazos, piernas, cuello y/o cerebro (en infantes y en niños), o dentro de varios órganos del cuerpo tales como el hígado y los riñones.

En las mujeres, un examen de ultrasonido pélvico puede ayudar a identificar:

  • útero
  • cérvix
  • ovarios
  • trompas de Falopio
  • vejiga

El ultrasonido pélvico también se usa para controlar la salud y el desarrollo del embrión o feto durante el embarazo.

Los exámenes por ultrasonido pueden ayudar a diagnosticar síntomas experimentados por mujeres tales como:

  • dolor pélvico
  • sangrado vaginal abnormal
  • otros problemas menstruales

Los exámenes por ultrasonido también ayudan a identificar:

Formaciones palpables tales como quistes ováricos y fibroides uterinos

Cánceres ováricos o uterinos

Generalmente se realiza un ultrasonido transvaginal para observar el endometrio (el recubrimiento del útero) y los ovarios. El ultrasonido transvaginal también evalúa el miometrio (paredes musculares del útero) es una buena manera de evaluar las paredes musculares del útero, llamadas miometrio. La histerosonografía permite realizar una investigación en profundidad de la cavidad uterina. El ultrasonido tridimensional (3D) permite la evaluación del útero y los ovarios en planos que no pueden ser fotografiados en forma directa. Habitualmente, estos exámenes se realizan para detectar:

  • anormalidades uterinas
  • cicatrices uterinas
  • pólipos endometriales
  • fibroides
  • cáncer, especialmente en pacientes con sangrado uterino anormal

Algunos médicos en Gabinete de Ultrasonido en Mérida usan el ultrasonido en 3D o histerosonografía para pacientes que sufren de infertilidad. En este caso, el ultrasonido en tres dimensiones proporciona información sobre el contorno exterior del útero y sobre irregularidades uterinas. En los hombres, un ultrasonido pélvico se utiliza para evaluar:

  • vejiga
  • vesículas seminales
  • próstata

El Gabinete de ultrasonido en Mérida realiza en ultrasonido transrectal, estudio especial que por lo general se realiza para hacer una evaluación detallada de la próstata, implica insertar un transductor especializado de ultrasonido en el recto de un hombre.

En hombres y mujeres, un examen de ultrasonido pélvico puede ayudar a identificar:

  • piedras en los riñones
  • tumores de la vejiga
  • otras afecciones de la vejiga

En niños, el ultrasonido pélvico puede ayudar a evaluar:

  • masas pélvicas
  • dolor pélvico
  • genitales ambiguos y anormalidades de los órganos pélvicos
  • pubertad temprana o atrasada en las niñas

El ultrasonido pélvico también se usa para guiar los procedimientos tales como biopsias por aspiración, en las que se usan agujas para extraer una muestra de células de órganos para realizar pruebas de laboratorio.

Las imágenes por ultrasonido Doppler pueden ayudar al médico a ver y evaluar:

  • obstrucciones en el flujo sanguíneo (tales como coágulos)
  • estrechamiento de los vasos sanguíneos
  • tumores o malformaciones vasculares congénitas
  • flujo sanguíneo reducido o ausente en varios órganos
  • diferentes áreas con flujo sanguíneo mayor de lo normal, situación que a veces se presenta durante infecciones

BENEFICIOS DE REALIZARSE UN ULTRASONIDO PELVICO EN GABINETE DE ULTRASONIDO EN MERIDA

  • La exploración por ultrasonido no es invasiva (sin agujas o inyecciones).
  • Ocasionalmente, un examen por ultrasonido puede resultar incómodo en forma temporaria, pero no debería causar dolor.
  • El ultrasonido es un método que se encuentra ampliamente disponible, es fácil de utilizar y es menos costoso que otros métodos por imágenes.
  • Las imágenes por ultrasonido son extremadamente seguras y no utilizan radiación ionizante.
  • La exploración por ultrasonido proporciona una imagen clara de los tejidos blandos que no se visualizan bien en las imágenes de rayos X.
  • El ultrasonido es la modalidad de imágenes preferida para el diagnóstico y el control de las mujeres embarazadas y los bebés nonatos.
  • El ultrasonido proporciona una imagen en tiempo real, por lo que es una buena herramienta para guiar procedimientos de invasión mínima tales como las biopsias por aspiración y las aspiraciones con aguja.
  • El ultrasonido pélvico puede ayudar a identificar y evaluar diversas afecciones de los sistemas urinario y reproductivo en ambos sexos sin la exposición a los rayos X.

Véase también más información en https://medicosenmerida.mx/medicos-en-merida/ultrasonido/

Nueva tecnología basada en ultrasonido puede monitorear el progreso de tratamientos contra el cáncer

Nueva tecnología basada en ultrasonido puede monitorear el progreso de tratamientos contra el cáncer

 

El egresado en Ingeniería Electrónica de la Universidad del Valle y doctor en física del ultrasonido de la Universidad Paris Diderot (Paris VII), Heldmuth Latorre Ossa, trabajó en el mejoramiento de una técnica basada en ultrasonido que puede monitorear el progreso de tratamientos contra el cáncer, como la quimioterapia y la radioterapia, de manera mucho más económica y rápida.

La técnica, denominada Supersonic Shear Imaging-SSI, puede determinar la dureza de los órganos o del tejido interno del paciente por medio del ultrasonido, es decir, que permite cuantificar la elasticidad de los tejidos en tiempo real. Debido a que los tumores cancerígenos por lo general se hacen más duros a medida que avanza la enfermedad, la técnica permitiría detectar cuándo hay zonas afectadas o si el tratamiento anticáncer es efectivo.

Heldmuth Latorre asegura que “un ingeniero electrónico, como otros profesionales, es fundamental en el desarrollo tecnológico de la medicina. Cuando se hace investigación los aportes de un médico son tan importantes como los del ingeniero, pues cada uno aporta con los conocimientos de su disciplina”.

Durante su formación profesional, y luego de graduarse como ingeniero electrónico en el 2003, realizó una maestría en Ingeniería Biomédica en la universidad alemana de Lübeck, donde se ocupó de evaluar y ensamblar un sistema de ultrasonido de bajo costo. Luego de esta importante experiencia y la inquietud por desarrollar una tecnología que aportara al avance de la medicina, Latorre Ossa se encaminó hacia la biomedicina y particularmente en el mejoramiento de una técnica que ayuda al diagnóstico y facilita el tratamiento en las enfermedades cancerígenas, la técnica Supersonic Shear Imaging (SSI).

Durante su tesis doctoral, la técnica SSI fue probada en 23 mujeres que presentaban lesiones de mama quienes se sometieron a un tratamiento de quimioterapia, al igual que en un grupo de ratones a los que les implantaron carcinomas humanos. Con su trabajo titulado “Monitoreo in vivo de cambios de elasticidad durante desarrollos tumorales y tratamiento anti-cancer” Heldmuth Latorre logró caracterizar los tejidos biológicos y evaluar los cambios en la elasticidad del tejido afectado por el cáncer durante el tratamiento de quimioterapia. La elasticidad, al ser una propiedad intrínseca del tejido, puede ser cuantificada por medio del ultrasonido y dar información sustancial del estado y dureza del tejido. Cuando el tejido está duro, es probable que esté afectado. De esta manera la imagen final del ultrasonido en la pantalla muestra en colores la elasticidad del área inspeccionada.

Los datos obtenidos por medio de curvas y cifras estadísticas mostraron que el volumen y la elasticidad de los tumores estaban bien correlacionados, es decir, que la elasticidad del tejido sí puede ser determinante para monitorear la mejora o el deterioro del área afectada.

Su trabajo en la caracterización de ciertos tipos de tejido humano mediante la técnica SSI, la cual fue desarrollada en el Instituto Langevin de la Escuela Superior de Física y Química Industrial de París- ESPCI, le mereció la máxima distinción del doctorado: “Trés Honorable”.

Aunque todavía no se puede entender la elasticidad como un parámetro para diagnosticar cáncer, la técnica que utilizó Heldmuth Latorre demuestra tener un potencial importante para el avance biomédico.

En el ultrasonido médico (ecografía) Gabinete de Ultrasonido en Mérida, las ondas ultra sonoras son emitidas utilizando un transductor piezoeléctrico, posteriormente llegan al área del tejido en estudio, y una parte de ellas regresan a la fuente de emisión en forma de eco; este eco se transforma, utilizando algoritmos de procesamiento de señal, en una imagen bidimensional o tridimensional que es posteriormente modelada en una pantalla.

El siguiente desafío de Latorre Ossa será durante el postdoctorado que realizará en Lyon-Francia, donde trabajara con sistemas de ultrasonido para la detección de cáncer de próstata de manera más eficaz que las tecnologías actuales.

Véase también más información en https://medicosenmerida.mx/medicos-en-merida/ultrasonido/

Desarrollan nuevo método de ultrasonidos para diagnosticar cáncer de próstata

Desarrollan nuevo método de ultrasonidos para diagnosticar cáncer de próstata

Un grupo de científicos de la Universidad de Dundee, en Escocia, dio a conocer hoy una investigación sobre un nuevo método basado en ultrasonidos para diagnosticar y tratar de forma más exitosa el cáncer de próstata.

El elastografía dada en gabinete de ultrasonido en Mérida, estudio de onda de corte (SWE por sus siglas en inglés) no invasiva es una técnica de ultrasonido que examina la elasticidad de un tejido y, según los expertos, ofrece “mucha mayor precisión y fiabilidad” que las pruebas actuales, al tiempo que es menos costosa.

En este estudio se comprobó que al analizar la próstata del paciente con ultrasonidos es posible detectar si existen indicios de la enfermedad.

El tejido canceroso es más rígido que el normal, por lo que las ondas de corte se ralentizan a medida que lo atraviesan e indican así si la zona está afectada.

Esta tecnología fue capaz de detectar el 89 % de los cánceres de próstata y pudo identificar los más agresivos y aquellos que comenzaban a expandirse fuera de la próstata.

El estudio, en el que participaron 200 pacientes y fue financiado por la organización benéfica Prostate Cancer UK y la Fundación Movember, puede suponer un importante avance en la detección del cáncer de próstata, el más común entre los hombres del Reino Unido, ya que cada año se diagnostican más de 47.000 nuevos casos.

Las pruebas para detectarlo usadas hasta ahora incluyen análisis de sangre, exámenes rectales, imágenes por resonancia magnética y biopsias, que, según los científicos, presentan “problemas significativos”, porque muchas veces conllevan “tratamientos innecesarios”.

“Todavía estamos en un momento en que el diagnóstico de cáncer de próstata es extremadamente ineficiente, lo que lleva a tratamientos innecesarios para muchos pacientes”, afirmó Ghulam Nabi, profesor de Uro-oncología Quirúrgica de la universidad de Dundee.
Nabi, que aseguró que este tipo de tumor es de los más difíciles de diagnosticar, dijo que este nuevo método ha detectado casos positivos “que la resonancia magnética no identificó”.
“Ahora podemos ver con mucha mayor precisión qué tejido es canceroso, dónde está y qué nivel de tratamiento necesita”, señaló.

Véase también más información en https://medicosenmerida.mx/medicos-en-merida/ultrasonido/

Neurocirugía con ultrasonidos

Neurocirugía con ultrasonidos

Según un artículo publicado en Technology Review, un nuevo dispositivo de ultrasonidos, utilizado en combinación con las imágenes de resonancia magnética (IRM), permite a los neurocirujanos eliminar con precisión pequeños trozos de tejido cerebral que no funcionan bien, sin cortar la piel ni abrir el cráneo. Un estudio preliminar realizado en Suiza, en el que participaron nueve pacientes con dolor crónico, indica que la tecnología se puede utilizar con seguridad en humanos. Ahora, el objetivo de los investigadores es probarlo en pacientes con otras enfermedades, como el Parkinson.

“Los novedoso del descubrimiento es que se pueden hacer lesiones en zonas profundas del cerebro –a través de una piel y un cráneo intactos– con extrema precisión y exactitud y seguridad”, señala Neal Kassell, neurocirujano de la Universidad de Virginia. Kassell, que no participó directamente en el estudio, es presidente de la Focused Ultrasound Surgery Foundation, una organización sin ánimo de lucro con sede en Charlottesville, Virginia, que se fundó para desarrollar nuevas aplicaciones para los ultrasonidos dirigidos.

Los ultrasonidos dirigidos de alta intensidad (HIFU) son diferentes de los ultrasonidos utilizados para los diagnósticos, como las exploraciones prenatales. Utilizando un dispositivo especializado, los rayos de ultrasonidos de alta intensidad se enfocan hacia un pequeño trozo de tejido enfermo, calentándolo hasta destruirlo. La tecnología se está utilizando actualmente para la ablación de fibromas uterinos –pequeños tumores benignos en el útero– y se está probando en ensayos clínicos para eliminar tumores de pulmón y otros cánceres. Ahora, InSightec, una compañía de tecnología de ultrasonidos con sede en Israel, ha desarrollado un dispositivo HIFU experimental diseñado para ser utilizado en el cerebro.

La principal dificultad para la utilización de ultrasonidos en el cerebro es averiguar cómo dirigir los rayos a través del cráneo, que absorbe energía de las ondas sonoras y distorsiona su camino. El dispositivo de InSightec consiste en una matriz de más de 1.000 transductores de ultrasonidos, cada uno de los cuales se puede enfocar individualmente. “Se toma una tomografía computerizada de la cabeza del paciente y se confecciona a medida el rayo acústico para enfocarlo a través de su cráneo”, señala Eyal Zadicario, director del programa de neurología de InSightec. El dispositivo cuenta también con un dispositivo de refrigeración incorporado para evitar que el cráneo se caliente en exceso.

Los rayos de ultrasonidos se enfocan hacia un punto concreto del cerebro (su localización exacta depende de la enfermedad que se esté tratando) que absorbe la energía y la convierte en calor. Esto aumenta la temperatura a unos 130º F y elimina las células en una región de aproximadamente 10mm3 de volumen. Todo el sistema está integrado en un escáner de resonancia magnética, que permite a los neurocirujanos asegurarse de que apuntan al trozo correcto de tejido cerebral. “Las imágenes térmicas adquiridas en tiempo real durante el tratamiento permiten al cirujano ver dónde se produce y hasta donde llega el aumento de temperatura”, sñala Zadicario.
El estudio suizo ha sido publicado este mes en la revista Annals of Neurology.

Véase también más información en https://medicosenmerida.mx/medicos-en-merida/ultrasonido/

¿Es seguro hacerse muchos ultrasonidos?

¿Es seguro hacerse muchos ultrasonidos?

Estás embarazada ¡muchas felicidades! Pero, ya en el proceso ¿te entró la duda porque tu abuelita o algún familiar te dijo que es malo para tu bebé hacerte ultrasonidos? Tranquila, aquí te sacamos de dudas.

Durante un embarazo normal, suelen hacerse solamente de dos a tres ultrasonidos (ecografías), pero esta frecuencia puede variar dependiendo del hospital, del doctor que lleva tu embarazo, e incluso de dónde vives.

Sin embargo, es posible que te ofrezcan ultrasonidos adicionales durante tu embarazo para vigilar el crecimiento y el bienestar de tu bebé. Esto podría deberse a que tuviste complicaciones en un embarazo anterior o presentas una afección médica tal como diabetes o presión alta (hipertensión). También te harán ultrasonidos adicionales si estás esperando gemelos.

Los ultrasonidos se han usado en mujeres embarazadas durante más de 30 años y nunca se han probado efectos dañinos. Pero, debido a que no es posible probar más allá de toda duda que el ultrasonido es totalmente seguro, existen pautas para su uso sin riesgos durante el embarazo.

¿Qué dice la investigación?

No se ha encontrado vínculo alguno entre los ultrasonidos y el peso del bebé al nacer, los cánceres infantiles, la dislexia ni la capacidad auditiva. Un estudio encontró un ligero aumento en la cantidad de niños zurdos, pero esto no ha sido confirmado por otros estudios. La mayoría de los estudios se hicieron hace algunos años, y es difícil llevar a cabo investigación de buena calidad hoy en día para comparar bebés a quienes se les hizo ultrasonidos con otros a quienes no se les hizo, ya que la mayoría de las mujeres quieren que se les hagan ultrasonidos durante su embarazo.

¿Tiene posibles efectos dañinos el ultrasonido?

El ultrasonido utiliza ondas sonoras para crear una imagen del bebé. El sonido del ultrasonido es como cualquier sonido ordinario, pero el tono es tan alto que no se puede oír. Sólo hay dos posibles efectos perjudiciales. Uno se llama cavitación y consiste en que se forman pequeñas burbujas. Sin embargo, la cavitación no es posible al hacer el ultrasonido durante el embarazo, ya que sólo puede ocurrir cuando hay aire presente, y no hay aire dentro del útero.

¿Qué hay acerca de otros tipos de pruebas?

Otros tipos de pruebas, como el ultrasonido Doppler y las pruebas a color, funcionan concentrando en una zona pequeña ondas sonoras dirigidas. Aunque esto tiene más capacidad de ocasionar calentamiento, tendrían que mantenerse en la misma posición durante mucho tiempo para elevar la temperatura de manera significativa. El ultrasonido Doppler se usa para ver el flujo de la sangre, y como la sangre está en constante movimiento, esto distribuye el calor que se haya producido.

Algunas de las máquinas con las que se realizan estas pruebas disminuyen automáticamente la potencia de las ondas dirigidas de ultrasonido cuando se utiliza el Doppler, para reducir su intensidad.

Los dispositivos manuales de Doppler y cardiotocografía (CTG) para escuchar el latido del corazón del bebé también utilizan ultrasonido, pero las intensidades son bajas y se considera seguro usarlos.

Los ultrasonidos vaginales pueden calentar un poco más rápido que los que se hacen sobre tu abdomen, debido a que la sonda vaginal es calentada por tu cuerpo. Pero, de nuevo, tendría que dejarse la sonda dentro mucho tiempo antes de que elevara la temperatura de manera significativa.

Los ultrasonidos en 3 y 4 dimensiones utilizan una cantidad similar de energía que los de 2 dimensiones. Sin embargo, como suelen hacerse después de un ultrasonido de 2 dimensiones, pueden añadir tiempo al examen y en ese sentido, aumentar teóricamente el riesgo de exposición.

¿Cómo sabe el técnico que realiza el ultrasonido cuánto calor está produciendo la prueba?

En las máquinas de ultrasonido aparece en una pantalla lo que se conoce como índice termal. Este da una idea de la temperatura máxima que podría producirse después de que la persona esté expuesta al ultrasonido durante un periodo de tiempo considerable.

La mayoría de las pruebas tienen un índice termal muy bajo y pueden usarse sin límite de tiempo. Los ultrasonidos Doppler y a color tienen un índice termal un poco más elevado y deben reducirse a 30 minutos. En la mayoría de los casos, sólo lleva unos pocos minutos obtener una lectura cuando se usa el Doppler.

¿Cómo puedo cerciorarme de que la prueba se esté realizando de forma segura?

Las pautas establecen que estas pruebas sólo deben ser efectuadas por personal médico debidamente entrenado en el uso del equipo y que sepa cómo realizar las pruebas de manera segura. Lo hacen utilizando bajos niveles de ultrasonido cuando es posible, y manteniendo la duración del examen tan breve como sea necesario para producir un resultado útil. Saben que:

  • El ultrasonido Doppler, sobre todo cuando se realiza con una sonda vaginal, no debe usarse durante las primeras semanas del embarazo, cuando el bebé aún se está desarrollando
  • Los huesos se calientan con mucha más rapidez que el tejido suave. Los huesos empiezan a formarse alrededor de las 12 semanas y se endurecen al ir progresando el embarazo, por lo que el cráneo del bebé es un área delicada en la etapa final del embarazo
  • No debe mantenerse la sonda en la misma posición durante mucho tiempo
  • La prueba debe ser muy breve si la madre tiene fiebre, debido a que su temperatura ya es alta

La mayoría de los doctores y científicos están de acuerdo en que es muy poco probable que estas pruebas ocasionen daño alguno, y en que los beneficios de realizar una serie de pruebas para monitorear los embarazos superan cualquier riesgo potencial.

Para mayor información ten siempre en cuenta que lo más conveniente para ti y para tu bebé es consultar cualquier duda o inquietud que tengas con tu médico de confianza.

¿Qué diferencia hay entre ultrasonido mamario y mastografía?

¿Qué diferencia hay entre ultrasonido mamario y mastografía?

El ultrasonido mamario

Para empezar, debemos mencionar que las mujeres menores de 35 años se pueden practicar un ultrasonido mamario, ya que por las características del tejido mamario (el cual está sujeto a los cambios hormonales), permiten un buen diagnóstico. Asimismo se recomienda un examen mamario clínico cada 2 ó 3 años, a partir de los 20 años de edad, y anualmente cumpliendo los 35 años.

No obstante, si se detecta alguna alteración durante un ultrasonido mamario, es conveniente la realización de una mastografía para obtener un diagnóstico preciso; se debe recalcar que en la actualidad el cáncer de mama ha modificado su comportamiento, ahora es más agresivo y se presenta en mujeres mucho más jóvenes.

La mastografía

En el caso de las mujeres mayores de 35 ó 40 años, la mejor forma de prevenir el cáncer de mama es a través de la mastografía, la cual se debe realizar anualmente. Debido a que aún no están bien establecidas las causas del cáncer de mama, no se puede prevenir. DE hecho, no podemos saber quiénes lo pueden padecer. Podemos destacar también que cerca del 70% de estas pacientes no tienen historial familiar con cáncer de mama, su principal factor de riesgo.

Si tienes dudas o deseas profundizar más acerca de estos estudios, no olvides consultar a tu médico de confianza, él te orientará e informará de la manera más oportuna y adecuada.

¿Cómo se usa el ultrasonido en la medicina?

¿Cómo se usa el ultrasonido en la medicina?

Si hay algo que ha sido verdaderamente útil en la medicina moderna es el uso del ultrasonido, o ecografía, un procedimiento de diagnóstico no invasivo, que se utiliza para evaluar en tiempo real las estructuras de tejido blando (los músculos, los órganos y los vasos sanguíneos). Se utiliza también, especialmente, en gineco-obstetricia para monitorizar periódicamente la evolución fetal durante el embarazo.

Bases físicas del Ultrasonido

Se trata de una forma de diagnóstico médico basado en las imágenes obtenidas mediante el procesamiento de ecos reflejados por las estructuras corporales, debido a la acción de impulsos de ondas ultrasónicas.

Se utiliza un transductor que envía ondas de alta frecuencia.

Colocado en determinados lugares y ángulos, las ondas atraviesan la piel y otros tejidos del cuerpo hasta llegar a los órganos y estructuras internas.

Las ondas sonoras rebotan como un eco y regresan al transductor. Este recoge las ondas reflejadas, que son convertidas en imagen electrónica de los órganos o tejidos, para lo que se utiliza la computadora.

El tipo de tejido afecta la velocidad de desplazamiento de las ondas sonoras. El sonido se desplaza más rápido por el tejido óseo y más lento por el aire.

El transductor interpreta la velocidad y la proporción de regreso de las ondas sonoras como los distintos tipos de tejido.

Se utiliza gel de ultrasonido sobre la piel para facilitar el movimiento continuo sobre ella y eliminar el aire entre ambos, logrando mejor conducción.

Las ecografías se utilizan: -para ver el funcionamiento de los órganos internos en “tiempo real”.

  • para evaluar el flujo sanguíneo a través de diversos vasos.
  • para examinar diversas partes del cuerpo (el abdomen, los senos, la pelvis femenina, la próstata, las glándulas tiroides y paratiroides, y el sistema vascular).
  • durante el embarazo, se realiza ultrasonido fetal, para evaluar el desarrollo del feto.

Los grandes avances tecnológicos los ultrasonidos incluyen imágenes de ultrasonidos en 3d y/o ultrasonido en 4d (ultrasonido 3d con movimiento.

Tipos de ecografía

Diferentes técnicas para diferentes trastornos:

  • Ecografía doppler -el ultrasonido doppler permite ver las estructuras internas del cuerpo, mientras evalúa, al mismo tiempo, el flujo sanguíneo. Puede determinar si existen problemas en venas y arterias.
  • Ecografía vascular – visualiza el sistema vascular y su funcionamiento, permite detectar coágulos sanguíneos.
  • Ecocardiograma – permite visualizar el corazón y sus válvulas, y evaluar la eficacia de la capacidad de bombeo.
  • Ecografía abdominal – detecta anomalías en órganos abdominales (riñones, hígado, páncreas, vesícula biliar) pudiendo detectar litiasis biliar o tumores.
  • Ecografía renal – examina los riñones y el tracto urinario.
  • Ecografía obstétrica – permite controlar el tamaño del embrión y el desarrollo fetal. · Ecografía pélvica – determina causas del dolor de pelvis, como un embarazo ectópico en las mujeres.
  • Ecografía del seno – utilizada para examinar una masa en el tejido del seno.
  • Ecografía de tiroides – examina la tiroides para detectar anomalías.
  • Ecografía del escroto – para investigar en profundidad el dolor de testículos.
  • Ecografía de próstata – se examinan nódulos que se haya notado durante una exploración física.

En resumen, el ultrasonido, nos es de gran utilidad en múltiples aplicaciones y es en muchos casos la manera de dar solución a problemas de una manera menos costosa, sin embargo, dependiendo de la aplicación su implementación puede ser de mayor o menor complejidad.

Seguramente en los próximos años se desarrollen nuevas tecnologías y se avance aún más, pero los alcances del ultrasonido en la medicina han sido innegables y sin lugar a dudas han contribuido a mejorar nuestras vidas.

¿Qué es el ultrasonido abdominal?

¿Qué es el ultrasonido abdominal?

¿Tu médico te ha solicitado un ultrasonido abdominal pero no sabes a ciencia cierta qué es? Nosotros te lo decimos. Un ultrasonido abdominal es una prueba que le permite a tu médico ver lo que está pasando dentro de tu abdomen. Esta prueba, también denominada “ecografía abdominal”, es un examen seguro y sin dolor en el cual se utilizan ondas sonoras para obtener las imágenes del abdomen.

Durante el estudio, una máquina de ultrasonido envía ondas sonoras hacia la zona abdominal y las imágenes se registran en una computadora. Las imágenes en blanco y negro muestran las estructuras internas del abdomen, como el apéndice, los intestinos, el hígado, la vesícula biliar, el páncreas, el bazo, los riñones y la vejiga urinaria.

El ultrasonido completo de abdomen permite evaluar todos los órganos abdominales. Un ultrasonido limitado del abdomen evalúa uno o varios órganos, pero no la totalidad de ellos.

Por qué se realiza

Los médicos solicitan ecografías de abdomen cuando están preocupados por síntomas como dolor abdominal, vómitos reiterados, análisis anormales de la función renal o del hígado, o inflamación abdominal.

Las ecografías abdominales pueden mostrar el tamaño de los órganos del abdomen y ayudar a evaluar lesiones o enfermedades de los órganos abdominales.

Las ecografías pueden ayudar a determinar las siguientes afecciones específicas:

  • apendicitis (inflamación del apéndice)
  • estenosis pilórica (estrechez de la parte inferior del estómago, que bloquea el paso de alimentos desde el estómago hacia los intestinos)
  • cálculos en los riñones o en la vesícula biliar
  • masas abdominales, como tumores, quistes o abscesos
  • líquidos anormales en el abdomen

Las ecografías abdominales se pueden utilizar para orientar los procedimientos como las biopsias por punción o la inserción de catéteres (para ayudar a garantizar la colocación precisa de la aguja o el catéter).

Los ultrasonidos abdominales también se utilizan para controlar el crecimiento y el desarrollo de los bebés dentro del útero durante el embarazo.

Preparación

Por lo general, no es necesario hacer nada especial para prepararse para un ultrasonido abdominal, pero es posible que el médico le pida que su hijo no coma ni beba nada durante varias horas antes del análisis. Antes de que comience el estudio, debe indicarle al técnico si su hijo está tomando algún medicamento.

Procedimiento

El ultrasonido abdominal se suele realizar en el departamento de radiología de un hospital o en un centro radiológico. Por lo general, se permite que los padres acompañen al niño para tranquilizarlo y brindarle apoyo.

Su hijo tendrá que ponerse una bata y recostarse en una camilla. La sala suele estar oscura para poder ver las imágenes con claridad en la pantalla de la computadora. El técnico (ecógrafo) entrenado en la obtención de imágenes por ultrasonido colocará un gel transparente y tibio sobre la piel del abdomen. Este gel ayuda a transmitir las ondas sonoras.

El técnico después frotará un pequeño instrumento de mano (transductor) sobre el gel. El transductor emite ondas de sonido de alta frecuencia y una computadora mide de qué manera las ondas rebotan en el cuerpo. La computadora transforma esas ondas sonoras en imágenes que se pueden analizar. A veces, al finalizar el estudio, entra un médico para ver a su hijo y tomar algunas imágenes más. El procedimiento suele demorar menos de 30 minutos.

Qué esperar

El ultrasonido abdominal es indoloro. Es probable que su hijo sienta una ligera presión en la zona abdominal mientras se mueve el transductor sobre el cuerpo y, quizás, el gel se sienta húmedo o frío. Debe decirle a su hijo que se quede quieto durante el procedimiento para que las ondas sonoras puedan llegar a la zona con eficacia. Quizás el técnico le pida a su hijo que se recueste en distintas posiciones o que contenga brevemente la respiración.

Si tienes preguntas acerca del ultrasonido abdominal, habla con tu médico. También puedes hablar con el técnico antes del procedimiento.

¿Qué equipos se usan en los ultrasonidos?

¿Qué equipos se usan en los ultrasonidos?

Por si no lo sabías, el ultrasonido es un maravilloso método para crear imágenes de una parte del cuerpo. Para lo cual un programa de computadora se usa para analizar los ecos de las ondas sonoras que se envían al cuerpo y genera una imagen en la pantalla. Pero ¿qué es lo que los especialistas necesitan para llevarlos a cabo?

Instrumentos usados

Los escáneres para ultrasonido consisten en un soporte con una computadora y electrónicos, un monitor para mostrar la imagen, y un trasductor de mano que se usa para explorar el cuerpo. Este trasductor emite ondas sonoras de alta frecuencia y recibe ondas de regreso (ecos). La computadora recolecta los ecos y crea una imagen en el monitor. Para crear la imagen final, la computadora analiza varias características de las imágenes que se reciben.

Amplitud: fuerza de la señal

Frecuencia: el número de ondas recibidas por segundo

Tiempo de Retraso: el tiempo que toma una señal en regresar de la región seleccionada al  transudctor.

Qué Esperar…

Para la mayoría de las pruebas de ultrasonido, los pacientes se recuestan boca arriba en una camilla. Un gel transparente se aplica al área que será examinada. El gel permite al trasductor tener el contacto ideal con el cuerpo eliminando bolsas de aire. El médico entonces presionara firmemente el trasductor contra la piel y lentamente lo moverá al rededor del área de interés. Después de que se completa el escaneo, el gel se limpiara de la piel del paciente y el paciente se puede retirar.

Doppler

Un ultrasonido Doppler, que a menudo se incluye como parte de un examen de ultrasonido de mama, permite la visualización del flujo de la sangre (o la falta de flujo sanguíneo) en una masa mamaria. Permite al médico evaluar el suministro de sangre en una lesión de la mama. Hay tres tipos de ecografía Doppler:

Doppler de color: el equipo utiliza las mediciones de la máquina de ultrasonido para producir una imagen con muchos colores para que la velocidad y dirección del flujo sanguíneo puedan ser vistas.

Doppler de potencia: es una técnica desarrollada recientemente que es más sensible que el Doppler color. El Doppler de potencia puede proporcionar más información y detalles sobre el flujo de sangre, y es excepcionalmente bueno para la visualización de los vasos situados dentro de los órganos.

Doppler espectral: esta técnica de imagen ofrece una representación gráfica del flujo sanguíneo en los términos de la distancia recorrida por unidad de tiempo.

Los ultrasonidos Doppler son importantes en el diagnóstico de lesiones mamarias porque un tumor maligno (canceroso) de masa puede tener irregularidades del flujo sanguíneo.

Como puedes darte cuenta, el empleo de los ultrasonidos representa sin duda un gran avance dentro del campo de la medicina, con muchas aplicaciones y beneficios. Entérate más sobre estos consultando a tu médico de confianza.

¿Sabes quién fue Ian Donald?

¿Sabes quién fue Ian Donald?

Si no tienes idea, no te preocupes, aquí te lo decimos. Todo se remonta al 7 de Junio de 1958 cuando la prestigiosa revista The Lancet publicó un artículo titulado “Investigación de masas abdominales por ultrasonido” donde el profesor Ian Donald describía un hallazgo que representaría un antes y un después en el diagnóstico de muchas enfermedades y concretamente en el campo de la obstetricia.

En dicho estudio describía cómo era posible detectar una tumoración ovárica mediante esta nueva técnica. Un año después consiguió obtener ecos claros de la cabeza de un feto al aplicar la ecografía a una mujer embarazada, algo que revolucionaría el diagnóstico prenatal.

En la actualidad disponemos de aparatos y profesionales, cada vez mejor formados, capaces de diagnosticar retrasos de crecimiento y mal posiciones del feto, problemas placentarios y del líquido amniótico, anomalías congénitas… convirtiendo el diagnóstico prenatal en una de las ramas de la medicina que más ha avanzado en los últimos años.

Un ejemplo de ello lo tenemos cuando en la ecografía morfológica que se realiza a las 20 semanas de gestación, entre los órganos que se valoran en el feto uno es el corazón, que mide tan solo un centímetro de longitud (doce veces más pequeño que el de un adulto) pero incluso con ese tamaño se valoran las mismas estructuras y se estudian los flujos de la misma manera que con una ecocardiografía en vida adulta, con el inconveniente añadido de que se hace en un feto que se mueve durante la exploración y a través de la madre.

Esto es posible gracias a la alta resolución de imágenes que se obtienen con los cada vez más preparados y resolutivos ecógrafos, y por supuesto a ecografistas como Kurjak, Nicolaides, Campbell, Snijders y tantos otros cuyo trabajo han hecho avanzar esta técnica diagnóstica. Pero centrémonos en el pionero de todos ellos, Ian Donald.

Nació en Cornwall (1910) en el seno de una familia de médicos escoceses. Su formación escolar comenzó en Escocia y finalizó en Sudáfrica, volviendo a Inglaterra con veintiún años, graduándose en el Hospital St. Thoma´s de la Escuela de Medicina en 1937. Dos años después se unió a la RAF (Real Fuerza Aérea) donde incluso le llegaron a condecorar. Será en estos dos años de servicio donde comenzaría a mostrar interés en el sonar y el radar, unas técnicas utilizadas por primera vez en 1910 para localizar submarinos enemigos. Finalizada la guerra regresó a Londres donde se dedicó, ahora sí, a la Ginecología y Obstetricia, con el acierto de aplicar esa tecnología en medicina. En 1955 contactó con Tom Brown de la Compañía de Instrumentos Científicos Kelvin & Hughes y, tras varios fracasos iniciales, consiguió finalmente diagnosticar esa tumoración ovárica que comentaba al principio.

Un ultrasonido se basa en la propiedad que tienen ciertos cristales como el cuarzo, la turmalina y el topacio que, al someterse a una cierta tensión eléctrica se induce una tensión mecánica (vibración). Este haz ultrasónico puede ser de emisión continua (Doppler) o discontinuo (modalidades A, B, M y Doppler pulsado). Los ecógrafos disponen de un transductor que emite ondas de ultrasonidos de alta frecuencia hacia el área del cuerpo que queremos estudiar, recibiendo su eco una computadora que la convierte en imagen.

Pero las observaciones iniciales de los ultrasonidos las encontramos cuando el italiano Spallanzani, en 1794, observó que durante el vuelo de los murciélagos no chocaban con nada a pesar de ser ciegos. Es entonces cuando teoriza que emitían unos sonidos imperceptibles para el hombre que llamaría ultrasonidos, que captan con sus orejas tras rebotar en los objetos. Años después de esta primera observación, concretamente en 1842, aparece el primer artículo de Christian Doppler sobre el efecto de su mismo nombre. En 1912, Richardson sugiere la utilización de ecos ultrasónicos para detectar objetos sumergidos, creándose el primer generador de ultrasonidos cinco años después por Paul Langevin y Chilowsky.

Desde entonces las aplicaciones de esta nueva tecnología ha sido imparable, especialmente en medicina:

En 1942, el psiquiatra Karl Dussik hizo el primer intento de detectar tumores cerebrales con el paso del haz sónico a través del cráneo.

En 1952, Wild y Reid publican imágenes de un riñón normal.

En 1957, Donald inicia su aplicación en obstetricia.

En 1960, se dispone del primer aparato de ecografías para el embarazo.

En 1963, urólogos japoneses estudian la próstata con ultrasonidos.

En 1964, aparece el Doppler para estudiar los vasos.

En 1966, Hollander y Hoffmann registran movimientos embrionarios y el latido cardíaco del feto.

En 1977, se crea la sonda vaginal que permite mejorar el estudio del embrión en el primer trimestre.

En 1982, la casa Aloka desarrolla el Doppler en color para una imagen bidimensional y un año después lanza al mercado el primer equipo con esa tecnología.

En 1983, Lutz combina la ecografía con el uso del gastroscopio para detectar el cáncer de estómago y para examinar el hígado y el páncreas.

En 1992, la casa Kretz realiza la primera ecografía 3D en Austria.

Hoy en día, la ecografía es una técnica ampliamente utilizada por múltiples especialidades médicas, en urgencias, en cuidados intensivos o en la consulta diaria.

Recientemente disponemos de una nueva tecnología, la ecografía 4D HD Live, pero… ¿qué nos deparará el futuro? Nadie lo sabe, lo que sí podemos asegurar es que seguiremos viendo avances tecnológicos que harán más seguro y práctico el cuidado de nuestra salud.

Las razones para hacerse un ultrasonido

Las razones para hacerse un ultrasonido

Un ultrasonido puede significar un momento súper especial de tu embarazo porque ¡es la primera vez que “verás” a tu bebé! Dependiendo de cuándo se haga y de la posición de tu bebé, es posible que puedas verle las manos, las piernas y otras partes del cuerpo. Quizás puedas averiguar si es un niño o una niña.

Pero tu doctor de confianza utiliza el ultrasonido para realizar también muchas otras cosas, incluyendo:

  • Confirmar (asegurarse) que estás embarazada.
  • Controlar la edad y el crecimiento de tu bebé. Esto ayuda a tu doctor a calcular la fecha prevista de parto.
  • Controlar el ritmo cardíaco, el tono muscular, el movimiento y el desarrollo general de tu bebé.
  • Ver si estás embarazada de mellizos, trillizos o más (también llamados múltiples).
  • Realizar pruebas de detección para defectos de nacimiento, como espina bífida o defectos del corazón. Detección significa ver si tu bebé corre más riesgo que otros de tener un trastorno de salud; no significa averiguar con certeza que tu bebé tiene el trastorno.

Después del ultrasonido, es posible que tu médico profesional desee hacerle más exámenes, llamados pruebas de diagnóstico, para determinar con certeza si tu bebé tiene un defecto de nacimiento. Los defectos de nacimiento son problemas de salud que el bebé tiene cuando nace. Esos defectos cambian la forma o función de una o más partes del cuerpo. Pueden ocasionar problemas en la salud en general, en cómo se desarrolla el cuerpo o cómo funciona.

  • Para complementar otras pruebas prenatales, como la muestra de la vellosidad coriónica o placentaria.
  • Para examinarle los ovarios y el útero (matriz). Los ovarios son el órgano donde se guardan los óvulos en el cuerpo.
  • Para controlar si hay complicaciones del embarazo, incluyendo embarazo ectópico, embarazo molar y aborto espontáneo.

Recuerda, sea lo que el ultrasonido muestre, lo más importante siempre será hablar con tu doctor sobre la mejor atención para ti y tu bebé.

Conoce qué tipos de ultrasonido existen

Conoce qué tipos de ultrasonido existen

Es un hecho palpable que los avances en el campo de la medicina cada día son más sorprendentes, y una prueba de ello definitivamente son los ultrasonidos. Estos pueden clasificarse de diferente manera: por el tipo de imagen que producen, por la zona que se quiere mostrar o por la forma en que son realizados.

A continuación te compartimos información sobre la clasificación de un ultrasonido según su procedimiento. Notarás que existen tres tipos de ultrasonidos: el ultrasonido externo, el interno o transvaginal, y el endoscópico.

Ultrasonido externo

Los ultrasonidos externos son los más comunes y se suelen usar para examinar algunos órganos, como el hígado, los riñones, el estómago y el corazón, o para dar seguimiento a un embarazo. Incluso, algunos tejidos, como músculos o ligamentos, también pueden ser visualizados por este tipo de ecografía.

En este tipo de estudio, una sonda pequeña es colocada sobre tu piel y movida a lo largo de la zona del cuerpo que será examinada. Antes de ello, un gel lubricante se coloca para facilitar el movimiento de la sonda.

En este tipo de ecografía no deberías sentir otra cosa que el sensor y el gel sobre tu piel. Si te realizarán un escaneo del área pélvica, el estudio requerirá que tengas la vejiga llena, lo que te podría causar un poco de incomodidad, aunque podrás ir al baño inmediatamente después de terminar el estudio.

Ultrasonido interno o transvaginal

Una examinación interna permite que el doctor tenga una perspectiva más cercana de algunos órganos, como la próstata, los ovarios o el útero.

Durante el procedimiento, se te pedirá que te recuestes sobre tu espalda o de lado, con las rodillas dobladas hacia el pecho.

Luego, una pequeña sonda con una cobertura esterilizada, no mucho más ancha que un dedo, se introducirá suavemente en el recto o la vagina para transmitir las imágenes al monitor.

Las examinaciones internas pueden causar incomodidad, pero no suelen ser dolorosas y no duran mucho tiempo.

Ultrasonido endoscópico

Durante una endoscopía, un endoscopio es insertado en tu cuerpo, usualmente a través de la boca, para examinar áreas como el estómago o el esófago.

Generalmente, se te pedirá que te recargues de lado y se introducirá lentamente el endoscopio hasta obtener la imagen deseada.

Usualmente, te darán un sedante para que te relajes mejor y anestesia local para la garganta. Es un procedimiento bastante incómodo y te puede hacer sentir náuseas, pero el médico a cargo se asegurará de que estés lo más cómodo posible.

Si necesitas un ultrasonido acude con tu especialista de confianza, él te brindará la mejor atención y tecnología para hacerlo.