..:: URÓLOGOS EN MERIDA::..

¿Que hace un Urólogo?

El Urologo se ocupan del estudio, diagnóstico y tratamiento de las patologías que afectan al aparato urinario, glándulas suprarrenales y retroperitoneo de ambos sexos y al aparato reproductor masculino sin límite de edad. La Urología NO atiende exclusivamente a pacientes masculinos. Las vías urinarias de las mujeres son parte de la especialidad del  Urologo. Las partes que abarca riñones, ureteros, vejiga y uretra, es frecuente que problemas vaginales afecten la vejiga o la uretra que también es taendido por el Urólogo. 

¿Que Urologo es el que necesito?

En esta pagina de Urologos en Mérida encontrará especialistas y la descripción de los padecimientos que atienden, su curriculum y demás información la podrá encontrar en sus paginas web o inclusive en sus enlaces a las redes sociales que ellos manejan, cabe mencionar que todos practican su profesión urólogo y que dedican su experiencia a ayudar pacientes masculinos y femeninos en la ciudad de Mérida Yucatán.

Si requiere mas información p ayuda para encontrar un especialista en urologia nos puede contactar:

Instituto de Urología Avanzada de Sureste.

Dr. José Augusto Aguilar Moreno

Urólogo
Cel. 9999 47 72 75
Enviar whatsapp

HOSPITAL STARMÉDICA
Calle 26 No. 199 x 15 y 7 Fracc. Altabrisa, C.P. 97133

Consultorio 427 (Piso 4)
Tel: (999) 196-07-36
Consultorio 703 (Piso 7)
Tel: (999) 943-61-33

Dr. Moisés Hernández Hernández

Urólogo
Cel. 9991 62 54 24
Enviar whatsapp

Centro Médico Metropolitano
Calle 68 #534  Centro, Mérida.
Tel.(999) 289 10 11
Tel.9991 62 5424 / 9999 47 72 75

SERVICIOS

 

  1. Cirugía Endoscópica de piedras y próstata (láser para piedras, RTUP, ureterolitotricia, cirugía percutánea).
  2. Estrechez de la uretra (estenosis).
  3. Cirugía Laparoscópica de riñón, próstata y vejiga.
  4. Litotricia Extracorpórea por Ondas de Choque (LEOCH) para piedras en los riñones y uréter.
  5. Infecciones de vías urinarias (masculino y femenino) y genitales externos masculinos (Papiloma, herpes, etc…).
  6. Corrección quirúrgica con mallas vaginales de la incontinencia urinaria femenina, vejiga caída (cistocele), prolapso genital femenino.

ver pagina web

Dr. José Luis Flores Machado

Cirujano Urólogo
Ced. 1371614
Ced. Esp.AE-Q11770

Manejo endoscópico con láser para:

  • Cálculos o piedras.
  • Próstata
  • Tumores genitourinarios
  • Incontinencia Urinaria con Mínima Invasión.
  • Vasectomía y microcirugía de reconexión.
  • Infertilidad Masculina.
  • Disfunción eréctil.

Clínica de Mérida Consultorio 329.

Tel. (999) 925 1050

Cel. 9991 63 72 32
Enviar whatsapp

www.urologialasermerida.com

Dr. Miguel Gómez Lara

Cirujano Urólogo
Ced. Prof. 6244316
Ced. Esp. 09146101

  • Cirugía endoscópica de vías urinarias
  • Manejo de cálculos urinarios
  • Disfunción eréctil
  • Infertilidad
  • Vasectomía sin bisturí y Circuncisión
  • Infecciones urinarias hombres y mujeres
  • Piedras en riñón, uréter y vejiga
  • Crecimiento prostático
  • Incontinencia urinaria
  • Cáncer de próstata
  • Cáncer de riñón
  • Cáncer de testículo
  • Cáncer de vejiga

 

Hospital StarMédica Consultorio 622

Calle 26 #199 x 7 y 15 Fraccionamiento Altabrisa, Mérida, Yucatán.

Tel. 999 930 2880 ext. 2622

Tel. 943.64.43.

Cel. 9993 29 12 20

Cel. 5540 88 23 83
Enviar whatsapp

miguel.gomez.lara@gmail.com

www.urologogomezlara.com

Dra. Teresa E. González Fuentes

Cirugía Oncológica y Urología Pediátrica

UADY/ Ced. Prof. 3294951
UNAM/ Ced. Esp. 5259197

Certificada por el Consejo Mexicano de Cirugía Pediátrica

Atención a:

  • Litiasis renal (Piedras en riñones)
  • Enuresis (Pipí en la cama)
  • Hidronefrosis (Dilatación Renal)
  • Infecciones en vías urinarias
  • Descenso testicular
  • Anomalias de genitales
  • Cáncer en general

Torre Milenium
consultorio #405
Calle 15 #491 por 22
Fracc. Altabrisa
Fraccionamiento. Altabrisa

Tel: 9995 18 85 21
Cel: 9992 33 14 46
Enviar whatsapp

Email: tesy_97@yahoo.com.mx

Sitio web

Dr. José Enrique Ceballos López

Especialista en Urología
Ced. Prof. 6468780
Ced. Esp. 10145899
Médico certificado por el Consejo Mexicano de Urología.

  • Cirugía endoscópica de piedras en los riñones (láser)
  • Cirugía endoscópica de la próstata (crecimiento)
  • Tratamiento de la disfunción eréctil y eyaculación precoz
  • Infertilidad
  • Incontinencia urinaria y vejiga caída (prolapso de órgano pélvico)
  • Enfermedades de transmisión sexualy tratamiento de verrugas genitales en hombres. Papiloma humano.
  • Vasectomía sin bisturí (pronta recuperación). Reversión de la vasectomía.
  • Circuncisión
  • Cáncer de: riñón, vejiga, próstata, testículo.
  • Infección de vías urinarias de repetición

Calle 56 con avenida Pérez Ponce, #494 c, Colonia Centro, Edificio Platino (A un lado del anexo del Centro Médico de las Américas, frente al canal 13).

Tel: (999) 926 0924 | 926 02 85 | 688 95 01
Urgencias 9999 47 44 65
Enviar whatsapp

www.urologo.enmerida.com.mx/

Dr. Antonio Esqueda Mendoza

Urólogo

Endurología | Litotricia con láser| Crioablación

Cáncer de próstata, Infecciones urinarias, enfermedades de vías urinarias, Disfunción eréctil

StarMédica, Calle 26 #199 x 7 y 15 Consultorio 911. 9no piso. Mérida, Yucatán

Tel: (999)1961074 | 943 1346

PAGINA WEB

Cáncer de vejiga

Cáncer de vejiga

Cáncer de vejiga: todo lo que debes saber El doctor Palou es un reconocido urólogo reconocido a nivel mundial por la comunidad científica. Actualmente es Jefe de la Unidad de Urología Oncológica de la Fundació Puigvert. El doctor es especialista en Cáncer de Vejiga,...

láser de Holmium en cirugía prostatica

láser de Holmium en cirugía prostatica

Esta es la técnica que ha revolucionado la cirugía prostática ¿Por qué operarse la próstata con un láser de Holmium? La próstata es una glándula que sirve para formar el semen y con los años va creciendo de tamaño y provoca patologías en 3 sentidos: Cáncer de...

Patologías Urológicas de Verano

Patologías Urológicas de Verano

Las patologías urológicas que te pueden arruinar el verano En verano existen ciertas enfermedades urológicas que son más frecuentes en las consultas de los especialistas. Por ejemplo, cuando realizamos más actividad al aire libre, hay más sol y, por lo tanto, más...

Tratamientos de la disfunción eréctil

Tratamientos de la disfunción eréctil

La disfunción eréctil es un problema sexual que afecta a cerca de una cuarta parte de los varones en edades comprendidas entre los 25 y los 70 años. Su prevalencia aumenta con la edad, y en España se estima que afecta a cerca de dos millones de personas.  ...

Varicocele

Varicocele

Varicocele: síntomas, causas y tratamiento Ante la sospecha debe solicitarse una valoración con un especialista, con el examen físico puede detectarse el Varicocele y con la ayuda de una ecografía escrotal (idealmente Ecografía Doppler) se puede confirmar el...

Infertilidad masculina

Infertilidad masculina

Infertilidad masculina, múltiples causas para un problema Los abordajes iniciales con los cuales se puede evaluar la fertilidad de una persona son la exploración física y un examen seminal; eventualmente los resultados que arrojan estas pruebas pueden orientar sobre...

cirugía de próstata con láser

cirugía de próstata con láser

Descubre para qué sirve la cirugía de próstata con láser La hiperplasia benigna de próstata tiene una cura que se realiza con la última tecnología médica, es decir, la cirugía de láser. Ésta es un procedimiento mínimamente invasivo, en el cual se lleva a cabo la...

Cirugía Renal

Cirugía Renal

Cirugía robótica en el tratamiento del cáncer renal Los tumores malignos del riñón constituyen aproximadamente el 2 a 3% de las neoplasias malignas en adultos, tienen una discreta predominancia por el sexo masculino y se diagnostican típicamente entre los 50 y los 70...

Incontinencia urinaria femenina

Incontinencia urinaria femenina

Incontinencia urinaria femenina y su realidad actual La incontinencia urinaria se define como la pérdida involuntaria de orina. Es muy frecuente en mujeres por arriba de los 40 años y se divide en dos tipos: de esfuerzo y urgencia. Es más común conforme se incrementa...

Enfermedades comunes de la próstata

Enfermedades comunes de la próstata

Enfermedades comunes de la próstata: lo que todo hombre debe saber Después de los 30 años y sobretodo después de las 40, los hombres deben poner especial atención a su próstata para detectar a tiempo cualquier cambio. Es curable en estadios tempranos.  ¿Qué es la...

Cáncer de Vejiga

Cáncer de Vejiga

Cáncer de Vejiga: Un diagnostico a tiempo puede salvarte La vejiga es un órgano compuesto de diversas capas que al verse afectado por el cáncer este invade cada una de sus capas e incluso a órganos o estructuras cercanas a ella. El cáncer de vejiga es una enfermedad...

Prostatitis

Prostatitis

Prostatitis: principales causas La prostatitis es una causa de consulta urológica muy frecuente, aunque en México no existen estadísticas de este problema, se estima que en el mundo desarrollado es el diagnóstico urológico más común en hombres menores de 50 años y el...

Cáncer de riñón

Cáncer de riñón

Cáncer de riñón: principales síntomas y tratamiento Existen varios factores de riesgo asociados al cáncer de riñón como son el tabaquismo y la obesidad. El tratamiento dependerá de la etapa en la que se encuentre el cáncer. Entre más avanzado esté menores son las...

Cáncer de vejiga y riñón

Cáncer de vejiga y riñón

Cáncer de vejiga y riñón: Uso de la cirugía robótica para su tratamiento El cáncer de vejiga es la 7ª causa de cáncer a nivel mundial en hombres y la 17ª causa en mujeres.   Sistema quirúrgico Da Vinci Aproximadamente el 75% de los cánceres de vejiga que son...

Preguntas frecuentes

 

Cáncer de vejiga

Cáncer de vejiga: todo lo que debes saber

El doctor Palou es un reconocido urólogo reconocido a nivel mundial por la comunidad científica. Actualmente es Jefe de la Unidad de Urología Oncológica de la Fundació Puigvert. El doctor es especialista en Cáncer de Vejiga, Cistectomía, Prostatectomía entre otros tratamientos.

 

¿Qué es un cáncer de vejiga?

Nos tenemos que imaginar la vejiga como un globo y este globo tiene diferentes capas, la capa interna de varias células es lo que llamamos urotelio y es lo que nos protege de todas las sustancias tóxicas que generan los riñones y van a parar a la vejiga para que estas no vuelvan a entrar al organismo. Estas capas de células, por diferentes motivos, se pueden alterar, empezar a crecer anárquicamente, desorganizadamente, y a esto es a lo que llamamos tumor. Puede ser de bajo grado, de alto grado o incluso llegar a afectar la capa muscular que es la encargada de contraer, de hacernos orinar, o incluso la grasa, o incluso salir al exterior a lo que llamamos metástasis. Pero en conclusión es este tumor que se desarrolla a partir de estas células del interior y que como se llama urotelio le llamamos carcinoma urotelial.

 

¿Existen factores que puedan influir en su aparición?

El tabaco es nuestro principal aliado en el tumor de vejiga, y se preguntaran por qué, ¿por qué el fumar afecta a la vejiga?, pues porque al fumar ingerimos unas sustancias que van a la sangre, de la sangre las filtra el riñón y se acumulan en la orina que va a parar a la vejiga. La vejiga es un reservorio donde está la orina durante muchas horas y estos productos tóxicos son los que desarrollan el tumor, por lo tanto a cuantos más años fumados más probabilidad de que aparezca tumor de vejiga. También sabemos que si dejamos de fumar disminuye el riesgo de aparición de tumor, en los primeros años sobre un 40% pero aún y así el efecto dura muchos años, por lo tanto vayan dejando de fumar, es un mensaje muy importante en este sentido.

 

¿Qué síntomas de alerta existen?

El síntoma más frecuente es la hematuria. Hematuria quiere decir salir sangre por la orina. El paciente puede notar un día que sale sangre, otro día que no, y esto hace a veces que algún paciente no vaya al médico. Pero siempre que se orina sangre hay que estudiarlo. Si es una persona joven, una mujer de 20 años, y además con ganas de orinar, puede ser una simple infección urinaria. Pero si es un hombre, de más de 50 años si que aumenta el riesgo de que la causa subyacente de esta sangre en la orina sea un tumor de vejiga, por lo tanto debemos estudiarlo. Otras veces puede ser ganas de orinar, ganas de orinar a menudo, porque este tumor está abarcando todas las capas y como afecta a toda la vejiga esta reduce la capacidad y da más ganas de orinar. Cuando un paciente presenta estos síntomas debemos descartar que haya en la vejiga un tumor.

 

¿Cómo debe tratarse un cáncer de vejiga?

El tratamiento del tumor de vejiga va en función de grado y estadio. Grado es la mala intención que tiene el tumor y estadio hasta donde ha llegado. Si el tumor es solo superficial, no músculoinvasivo, con una resección transuretral, a través del conducto de la orina nos llevamos el tumor y luego administramos unos productos intravesicales que hacen como un peeling para que no se reproduzca más. Si el tumor afecta a la capa muscular ya hablamos de tratamientos múltiples, conjugamos quimio o radio y cirugía, el estándar es quimio y cirugía, que en este caso será cirugía robótica que disminuye sangrado, es menos agresivo, incisiones más pequeñas y a poder ser ofre-cemos una vejiga nueva con intestino y preservando los nervios que le dan la erec-ción al paciente. De esta forma mejoramos calidad de vida e imagen corporal.

 

Al final la recomendación es visitar a su UROLOGO o en su defecto visitar nuestro sitio web https://medicosenmerida.mx/medicos-en-merida/urologos/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

láser de Holmium en cirugía prostatica

Esta es la técnica que ha revolucionado la cirugía prostática

¿Por qué operarse la próstata con un láser de Holmium?

La próstata es una glándula que sirve para formar el semen y con los años va creciendo de tamaño y provoca patologías en 3 sentidos:

  • Cáncer de próstata; es el más frecuente en el hombre
  • Hiperplasia benigna próstata, que es el crecimiento benigno y no se relaciona con el cáncer. Es la patología no oncológica más frecuente que padece el varón.
  • Prostatitits: infecciones.

 

Nos vamos a centrar en la hiperplasia benigna de próstata. Con este crecimiento que sufre la próstata lo que ocurre es que impide la salida de la orina desde la vejiga, de modo que al ir creciendo hace que el chorro sea finito, entrecortado, que cuesta empezar a orinar y luego, como la pared de la vejiga se va engrosando porque tiene que manejar presiones altas para poder vaciarse, impide que esa vejiga luego se deje llenar bien, que sea distensible. Todo ello hace que tengamos que orinar frecuentemente y que aumente nuestra frecuencia miccional, tanto durante el día como durante la noche. Esto impide tener una buena calidad de vida.

 

 

Al principio empezamos con un tratamiento médico, pero cuando éste fracasa o cuando aparecen complicaciones en forma de retención aguda de orina y sondaje de piedras en la vejiga, sangrado vesical, infecciones de repetición, deterioro función renal, se recurre a la intervención quirúrgica.

 

Explicaré lo que hacemos con un símil muy gráfico para que se entienda bien: el cáncer de próstata se desarrolla en lo que sería la cáscara de una naranja, en la parte periférica de esta de esta naranja, y lo qué va creciendo con los años son los gajos, de modo que al ir creciendo es lo que va produciendo la obstrucción. Nosotros de lo que se trata es de quitar estos gajos, de quitar tejido adenomatoso para que pueda salir bien la orina.

 

Históricamente, cuando la próstata pesaba menos de 60-80 gramos se hacía una resección clásica a través de la uretra, con un bisturí eléctrico, y se abría un canal para que pudiese orinar mejor del paciente. Cuando la próstata era mayor de 60-80g se abría la cápsula prostática y se sacaba ese adenoma para que tuviera un buen discurrir la orina a través de la glándula prostática.

 

Los mejores resultados funcionales se obtienen con la cirugía abierta, porque quitas todos los adenomas de manera que evitas recidivas; sin embargo, tienes que abrir el paciente, hay herida quirúrgica, tienes que dejar una sonda puesta que va a estar puesta en torno a 10-14 días, tiene una media de 4 o 5 días de ingreso, riesgos de sangrado, de infección de la herida. En fin, tiene unas consecuencias que pueden ser muy negativas para las personas.

 

 

Por este motivo llegaron los láseres a Urología. Con las nuevas tecnologías lo que se buscaba era conseguir abrir un canal más grande de trabajo en la próstata a través de la uretra para que pudiese salir más orina. Así llegó el láser verde, con el que se abre un canal de paso mayor, pero se deja mucho tejido adenomatoso y al final la experiencia, la evidencia científica, la mayoría de los estudios dicen que no se deben operar próstatas mayores de 60-80 gramos con láser verde, porque te dejas mucho tejido adenomatoso, que vuelve a crecer y vuelves a estar en la misma situación clínica que estabas antes de operarte.

 

Nosotros siempre recomendamos operarse con láser de Holmium porque lo que hacemos es que mimetizamos la cirugía abierta. Entramos por la uretra, vamos entre la cápsula y el adenoma, vamos entre esa cáscara y esos gajos, metemos todo el adenoma dentro de la vejiga, luego lo trituramos y sin abrir al paciente obtenemos exactamente los mismos resultados funcionales que con la cirugía abierta, pero con una media de 36 horas de sonda, en vez de esos 10-14 días que iba a estar. Tenemos un tiempo medio de ingreso de también de 36 horas, frente a esos cuatro o cinco días que están con la cirugía abierta. No hay incisión, con lo cual hay menos dolor, menos riesgo de infección de herida y el sangrado se minimiza, de modo que el láser de Holmium nos permite obtener los mismos resultados con las mínimas complicaciones.

 

Así pues, el láser de Holmium ha revolucionado la cirugía prostática. Nosotros somos pioneros desde el año 2007 que lo empezamos a hacer; llevamos hechos más de 1300 casos, lo tenemos publicado y lo hemos aportado a todas las reuniones científicas de mayor nivel impacto a nivel no solo nacional sino internacional. Y hoy en día nuestro equipo, que es pionero nacional e internacional en este tipo de técnicas, somos centro formador de referencia para las casas que comercializan el láser y tenemos un programa de formación y vienen muchos profesionales, no solo del ámbito nacional, sino internacional, a formarse con nosotros en esta técnica. De modo que el que tenga que operarse de próstata que elija siempre láser de Holmium porque vale para todos los tamaños prostáticos, puedes tratar al mismo tiempo las piedras que tengas en la vejiga, no tienes problemas con pacientes que estén anticoagulados ni antiagregados, obtienes los mejores resultados funcionales con las mínimas consecuencias, con las mínimas complicaciones.

¿Por qué no es conveniente operarse la próstata con láser verde?

No hay que operarse la próstata con láser verde porque es “tamaño de próstata dependiente”, es decir, cuanto mayor es la próstata peores son los resultados funcionales que obtiene el láser verde. Lo que está claro es que próstatas mayores de 60-80g no se deben tratar con esta técnica. Hay profesionales que dicen que ellos son capaces pero debemos creer a la literatura científica y asumir que no son tratables. Además, el láser verde lo que hace es abrir un canal en la próstata. No trata todo el adenoma y, por último, no es capaz de tratar las piedras que pueda tener el paciente en la vejiga. De modo que si se va a operar y puede disponer de un láser de Holmium en vez de uno verde, hágaselo Holmium porque con el Holmium se pueden tratar todos los tamaños prostáticos, se pueden tratar las piedras dentro de la vejiga, se obtienen los mejores resultados funcionales, muy superiores al láser verde, con las mínimas complicaciones y, además, es un procedimiento en el que no hay recidivas puesto que quito todo el adenoma.

 

¿Cuándo es necesario operarse de próstata?

La próstata se opera como consecuencia de una hiperplasia benigna de próstata cuando tenemos a un paciente que, pese a que le estamos dando tratamiento médico y hábitos saludables para que tenga una mejor calidad de vida miccional, no conseguimos que mejore y ese paciente sigue teniendo que orinar con un chorro muy flojo, tiene que estar pendiente de un servicio para ir a orinar, levantándose por la noche. De modo que el paciente llega un momento en el que demanda una solución y la solución a esa obstrucción es siempre quirúrgica. Luego hay otros cinco escenarios clínicos en que es imperativo operar y ahí no es negociable:

 

  • Cuando un paciente entra en retención y tiene puesta una sonda, hay que quitar el tejido adenomatoso, si no es imposible volver a orinar sin sonda;
  • Cuando se tienen infecciones de repetición
  • Cuando se tienen litiasis vesicales, piedras en la vejiga que se forman por la obstrucción
  • Cuando tenemos sangrado de origen prostático de esa hiperplasia,
  • Cuando tenemos deterioro de la función renal.

 

Para todos los pacientes que tengan indicación quirúrgica recomendamos siempre nuclearse con el láser de Holmium, dado que vamos a poder tratar todos los tamaños prostáticos con los mejores resultados funcionales y debería ser la técnica de elección. Así lo están reconociendo ya las guías europeas de Urología.

 

¿Qué nos debemos plantear una vez que decidimos operarnos?

Cuando una persona se va operar de próstata por hiperplasia benigna de próstata es porque tiene una complicación secundaria a su próstata, o porque tiene una clínica miccional que ya le impide tener una buena calidad de vida. Lo que se debe plantear es aquel procedimiento que le vaya a permitir tener los mejores resultados funcionales, aquella técnica que le desobstruya más, con las menores complicaciones. De modo que deberíamos tener en cuenta el tamaño prostático, si tengo asociadas piedras en la vejiga o no, si tengo asociada alguna estrechez en la uretra o no, y la edad que tengo. ¿Por qué meter todo esto en una coctelera? Porque lo que necesitamos es una técnica quirúrgica que pueda permitirme tener la versatilidad de conseguir resolverme todos esos posibles problemas que pueden aparecer durante la cirugía. La única técnica quirúrgica que es capaz de resolver una estrechez de uretra, cualquier tamaño prostático, piedras en la vejiga asociadas y que va bien para todas las edades de los pacientes porque tiene demostrado que minimiza el sangrado y es muy segura, es la nucleación con láser de Holmium. Sin embargo, lo que les debo decir es que para operarse con un láser de Holmium, con una nucleación de este tipo, es necesario profesionales que tengan una gran experiencia dado que es una técnica complicada y que requiere de una gran cantidad de instrumental.

 

Al final la recomendación es visitar a su UROLOGO o en su defecto visitar nuestro sitio web https://medicosenmerida.mx/medicos-en-merida/urologos/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

Patologías Urológicas de Verano

Las patologías urológicas que te pueden arruinar el verano

En verano existen ciertas enfermedades urológicas que son más frecuentes en las consultas de los especialistas. Por ejemplo, cuando realizamos más actividad al aire libre, hay más sol y, por lo tanto, más sudoración y deshidratación, por lo que aparecen numerosos casos de cólicos renales en ambos sexos.

 

La razón es que por naturaleza durante el período estival nos movemos más, y al movernos cualquier cálculo que esté en el aparato urinario de modo silente tiende a moverse y es el momento en que aparecen los síntomas. Al aumentar la actividad física, al correr, al trotar o incluso al realizar trabajos con mayor movilidad, como pueden ser los de jardinería, desencadenan la aparición de las molestias.

Por otra parte, también incide el aumento del caudal de orina, ya que el calor y el ejercicio físico provocan deshidratación y luego se bebe grandes cantidades de agua que modifican el funcionamiento del sistema.

En consecuencia, en esta época del año es muy frecuente que se reproduzcan cólicos renales en una relación de tres a uno entre los hombres y las mujeres. Sus síntomas característicos son:

 

  • Dolor en el flanco
  • Náuseas y vómitos
  • Sensación de malestar en el estómago e irritación del dolor hacia la ingle o genitales externos. Durante el período estival nos movemos más.

 

Como es lógico, a medida que el cálculo va descendiendo hacia el uréter, el dolor se va haciendo más agudo. Este dolor cólico es un dolor intenso que y que evoluciona con la producción de orina, de modo que alivia cuando uno se mete en agua caliente y relaja las fibras musculares, y se exacerba cuando se produce más cantidad de orina.

 

Los especialistas en Urología recomiendan al paciente acudir a la consulta para empezar con el tratamiento que en principio alivie el dolor y que luego favorezca la expulsión de los cálculos. Existen determinadas sustancias como antiinflamatorios, corticoides, antagonetas alfa o citrato potásico que favorecen la expulsión más o menos rápida de los cálculos.

 

El riesgo del sexo

Estas patologías las padecen con cierta frecuencia tanto al hombre como a la mujer, aunque hay algunas en las que aparecen diferencias dependiendo del sexo. En los varones son muy habituales las infecciones, como las uretritis por gérmenes normales o de transmisión sexual. También debido a la primavera, también por orden natural, que estimula la actividad sexual de la población.

 

Cuando la infección alcanza la próstata genera rápidamente fiebre, malestar y dificultad para orinar. También pueden alcanzar los testículos y además de fiebre cursa con dolor en la zona.

 

En los casos que el paciente tenga una nueva pareja, si aparecen los síntomas nombrados con anterioridad, la visita al urólogo debe ser más urgente, ya que puede tratarse de una enfermedad de transmisión sexual. Algunas enfermedades de transmisión sexual son muy peligrosas si no se tratan rápidamente y pueden traer graves consecuencias sobre la calidad de vida del paciente por un largo período.

 

Al final la recomendación es visitar a su UROLOGO o en su defecto visitar nuestro sitio web https://medicosenmerida.mx/medicos-en-merida/urologos/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

Tratamientos de la disfunción eréctil

La disfunción eréctil es un problema sexual que afecta a cerca de una cuarta parte de los varones en edades comprendidas entre los 25 y los 70 años. Su prevalencia aumenta con la edad, y en España se estima que afecta a cerca de dos millones de personas.

 

Factores de riesgo para la disfunción eréctil

La disfunción eréctil está asociada a una serie de factores de riesgo, que en ocasiones es la principal causa de la mencionada disfunción. Algunos de estos factores de riesgo son:

  • Diabetes
  • Obesidad
  • Enfermedad cardiovascular periférica
  • Hipertensión arterial
  • Hipercolesterolemia

Una vez identificados los factores de riesgo, hay que convencer al paciente de que estos factores agravan su disfunción, e incluso pueden derivar en complicaciones cardio-vasculares serias, por lo que se aconseja controlar y tratar los factores de riesgo, impidiendo la progresión de la disfunción. Cabe señalar que la disfunción puede ser la primera señal de alarma de enfermedad cardio-vascular.

 

Tratamiento de la disfunción eréctil

Los distintos tratamientos siguen una estrategia de menos a más agresivo.

1º línea de tratamiento: a través de fármacos administrados por vía oral, ondas de choque, dispositivos de vacío.

2º línea de tratamiento: inyecciones intracavernosas.

3º línea de tratamiento: implante de una prótesis de pene.

 

Tratamientos de la disfunción eréctil de primera línea

Son los fármacos orales, las ondas de choque y los dispositivos de vacío.

  • Fármacos orales: son los inhibidores de la PDE-5, potenciadores de la erección. Actualmente existen cuatro tipos: el sildenafilo, el tadalafilo, el vardenafilo y el avanafilo. El sildenafilo, el vardenafilo y el avanafilo son de acción rápida, con efectos entre los 30 y los 60 minutos posteriores a su ingesta. En el caso del tadalafilo, su acción es más lenta y ofrece la posibilidad de mantener relaciones de manera espontánea. No obstante, la ingesta de estos fármacos tiene efectos secundarios como cefalea, dolor de cabeza, rubor facial, acidez o dolor de estómago y congestión nasal.
  • Ondas de choque de baja intensidad: estas ondas favorecen la neovascularización, produciendo un efecto positivo en la circulación sanguínea. Así, las ondas de choque a baja intensidad aumentan la secreción de factores de crecimiento, estimulan la formación de células madre y regeneran el endotelio de los vasos sanguíneos.
  • Dispositivos de vacío: son dispositivos crean vacío a través de una campana en la que se introduce el pene y se da la entrada de sangre venosa en él, consiguiendo así una erección, aunque se deberá colocar un anillo de compresión en la base del pene para mantenerla.

Tratamiento de la disfunción eréctil de segunda línea

En el momento en el que el paciente no responde a los inhibidores ni a las ondas de choque, se debe apostar por un tratamiento de segunda línea.

Este gira en torno al Alprostadilo, un iniciador de erección que se puede administrar mediante cremas, con una inyección o con un microdispositivo intrauretal.

  • Alprostadillo en crema tópica: la crema se administra en el glande y es de acción rápida (en torno a un cuarto de hora).
  • Alprostadilo intrauretal: es un microsupositorio que se coloca en el interior de la uretra, y a posteriori se ha de masajear el pene para que el fármaco pase a los cuerpos cavernosos y efectúe la erección.
  • Inyección intracavernosa del alprostadilo: tras su aplicación, la erección aparece a los cinco minutos. No obstante, se ha de enseñar al paciente o a su pareja a realizar una correcta inyección.

Tratamiento de la disfunción eréctil de tercera línea: la prótesis de pene

En el caso de que ninguno de los tratamientos funcionase, la última opción de tratamiento es el de la prótesis de pene.

Hoy en día, se comercializan prótesis maleables o inflables, también conocidas como de tres componentes. Estas últimas son las más aceptadas por los pacientes y la más recomendada por los urólogos, ofreciendo esas prótesis una flacidez mejor y una erección más natural.

 

Al final la recomendación es visitar a su UROLOGO o en su defecto visitar nuestro sitio web https://medicosenmerida.mx/medicos-en-merida/urologos/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

Varicocele

Varicocele: síntomas, causas y tratamiento

Ante la sospecha debe solicitarse una valoración con un especialista, con el examen físico puede detectarse el Varicocele y con la ayuda de una ecografía escrotal (idealmente Ecografía Doppler) se puede confirmar el diagnóstico y evaluar el grado de severidad y posteriormente definir un tratamiento.

 

¿Qué es el Varicocele?

El Varicocele es la dilatación anormal de las venas del plexo pampiniforme del cordón espermático (venas que sacan la sangre del testículo), esa dilatación se presenta porque hay reflujo anormal de sangre al testículo, (la sangre al subir por estas venas se devuelve al testículo). Se presenta con mayor frecuencia en el lado izquierdo (90%), pero puede darse en ambos testículos a la vez, es una enfermedad frecuente, según los especialistas, puede presentarse en el 10-15% de los hombres y puede ser asintomática o generar molestias e infertilidad. Se detecta generalmente entre los 15 y 25 años de edad.

 

Síntomas del Varicocele

El Varicocele presenta los siguientes síntomas: las venas que normalmente están sobre el testículo se vuelven tortuosas, dilatadas, esto puede hacer que la persona sienta sobre el testículo un abultamiento que cuando es severo da la sensación de palpar una “bolsa llena de gusanos” o las venas dilatadas pueden verse a simple vista.

Muchos pacientes con Varicocele manifiestan dolor o sensación de peso en el escroto, el cual es intermitente y puede ser más intenso algunos días. En otros el dolor se aumenta con actividad física o relaciones sexuales.

El Varicocele severo puede con el tiempo llevar a atrofia testicular (disminución en el tamaño y la función del testículo).

En muchos pacientes es completamente asintomático y se detecta mediante exámenes como la ecografía

 

¿Cómo saber si tengo varicocele?

Ante la sospecha debe solicitarse una valoración con un especialista, con el examen físico puede detectarse el Varicocele y con la ayuda de una ecografía escrotal (idealmente Ecografía Doppler) se puede confirmar el diagnóstico y evaluar el grado de severidad y posteriormente definir un tratamiento. En algunos casos se solicita al paciente con Varicocele un estudio del semen (espermograma) para evaluar si el Varicocele ha afectado la formación de los espermatozoides.

 

¿Cuáles son las posibles causas del Varicocele?

No hay claridad de cuál es la causa del Varicocele, no se ha demostrado que se asocie a esfuerzos físicos, actividad sexual u otras conductas, hay varias teorías de su origen:

– Alteraciones genéticas: se han encontrado numerosas alteraciones genéticas en pacientes con Varicocele y se ha postulado que estas podrían predisponer al desarrollo de esta enfermedad.

– Mal funcionamiento de las válvulas en las venas: las venas (vasos que llevan la sangre al corazón) tienen válvulas para tratar de impedir que la sangre refluya, en pacientes con varicocele se ha encontrado mal funcionamiento de dichas válvulas, aunque se ha demostrado la existencia de varones sin Varicocele con válvulas que no funcionan

– Incremento del flujo arterial en el testículo durante la pubertad: se ha encontrado que, durante la pubertad, el alto flujo arterial al testículo, puede exceder la capacidad del sistema venoso para extraer la sangre, resultando en una dilatación del mismo.

– Óxido Nítrico: el óxido nítrico es un vasodilatador, y se ha encontrado niveles elevados de óxido nítrico en las venas del plexo pampiniforme de hombres con Varicocele.

– Efecto cascanueces: es una alteración anatómica poco frecuente en la que la vena renal izquierda está obstruida por la arteria mesentérica superior, lo que lleva a alta presión en las venas gonadales y Varicocele.

– Alteración en las fibras musculares lisas de las venas, lo que las hace susceptible al reflujo.

 

¿Cuáles son las consecuencias del varicocele?

Al haber Varicocele, el reflujo de sangre al testículo lleva a varias alteraciones, por ejemplo: Hipertermia: se asocia a la elevación en la temperatura escrotal y testicular, lo cual puede alterar la espermatogénesis (formación de espermatozoides). Flujo sanguíneo anormal: Existe un incremento anormal del flujo microvascular sobre el testículo. Desequilibrio endocrino: Algunos estudios han demostrado que los niveles de testosterona a nivel intratesticular pueden alterarse, todo lo anterior puede predisponer a infertilidad, aproximadamente el 30-50% de los varones con infertilidad primaria tienen varicocele.

 

Alternativas para el tratamiento del Varicocele

El tratamiento del Varicocele consiste en la ligadura de las venas por donde se produce el reflujo, esto se logra a través de cirugía o técnicas mínimamente invasivas como la embolización. En general se prefiere la cirugía convencional, ya que genera poca incapacidad y pocas molestias, con buenos resultados a menor costo. Esta cirugía no se realiza a través del escroto, se hace por una pequeña incisión de unos 3-4cm en la región inguinal.

No todos los pacientes con Varicocele ameritan tratamiento, hay gran debate en la literatura médica de cuándo tratar esta enfermedad, los pacientes con indicación clara de cirugía son los que tienen:

– Varicocele severo

– Sintomáticos (dolor, pesadez, edema)

– Infertilidad

– Alteración en el crecimiento testicular

– Atrofia testicular

– Alteración en el espermograma

En pacientes que no se operan se recomienda vigilancia con espermograma y ecografía testicular periódica.

 

¿Cómo es la recuperación después de la cirugía?

La cirugía es ambulatoria, (el mismo día el paciente va a casa), se formulan analgésicos orales, se recomienda reposo y aplicar frío sobre la herida por 48 horas, evitar esfuerzos y actividad sexual hasta los primeros días, generalmente se da una incapacidad por 8-10 días y se debe asistir a una cita de revisión en 1-2 semanas para evaluar al paciente y retirar los puntos de la herida (en caso de usarse sutura no absorbible). Los primeros días es normal sentir dolor, molestia testicular moderada y un poco de inflamación.

¿Cuáles son los riesgos de la cirugía?

En general la varicocelectomía es una cirugía sencilla y de bajo riesgo, pero como todo procedimiento quirúrgico no está exento de complicaciones, las más importantes son:

– Hidrocele: acumulación de líquido en el testículo meses luego de la cirugía, se presenta por alteración en el drenaje linfático y depende de la técnica usada, riesgo de presentarlo es del 10%.

– Atrofia testicular: es el daño del testículo por alteración del flujo arterial, riesgo de presentarlo es del 3%.

– Reaparición del varicocele: el Varicocele puede reaparecer a 10 años hasta en un 10% de los pacientes, aunque su reaparición no siempre amerita una nueva cirugía.

 

Al final la recomendación es visitar a su UROLOGO o en su defecto visitar nuestro sitio web https://medicosenmerida.mx/medicos-en-merida/urologos/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

Infertilidad masculina

Infertilidad masculina, múltiples causas para un problema

Los abordajes iniciales con los cuales se puede evaluar la fertilidad de una persona son la exploración física y un examen seminal; eventualmente los resultados que arrojan estas pruebas pueden orientar sobre qué tratamiento seguir.

Dentro de lo que son las parejas infértiles es muy importante establecer que ambas personas, tanto el hombre como la mujer, pueden llegar a tener un problema con la fertilidad, de ahí la importancia que simultáneamente, tanto la mujer con su ginecólogo y el hombre con un especialista que vea a hombres infértiles, acudan simultáneamente a la evaluación de la fertilidad.

Las causas que pueden ocasionar que una persona sea infértil son muy variadas, de ahí la importancia de que acudan con una persona experta porque pueden englobar problemas tratables como lo es el varicocele. El varicocele es la causa más frecuente de infertilidad en el hombre y otros problemas intrínsecos del testículo que pueden ocasionar deterioro en la calidad de los espermatozoides.

Diagnóstico de infertilidad

Los abordajes iniciales con los cuales se puede evaluar la fertilidad de una persona son la exploración física y un examen seminal; eventualmente los resultados que arrojan estas pruebas pueden orientar sobre qué camino seguir con respecto a estudios complementaros para saber el origen de esa infertilidad, ya sea que una persona tenga una calidad espermática disminuida correspondiente a su edad, y entonces establecer una guía de evaluación inicial para, posteriormente, obtener el tratamiento adecuado.

Varias opciones de tratamiento

Existen muchas opciones de tratamiento debido a que hay muchas enfermedades las que ocasionan la infertilidad.

El varicocele es la causa más frecuente de infertilidad en el hombre y para esto el tratamiento regularmente consiste en hacer un procedimiento microquirúrgico para corregir este problema, pero dependiendo de la causa hay problemas obstructivos, por ejemplo, enfermedades congénitas en las cuales no está desarrollado el conducto deferente, que es el que conecta lo que es el epidídimo (es el órgano que está detrás de los testículos) con la vesículas seminales, en ese caso no hay forma de que los espermatozoides lleguen al lugar dónde deben llegar y ahí hay que obtener directamente los espermatozoides por punción, ya sea en el epidídimo o en el testículo, para obtenerlos.

Otros tratamientos pueden ser el hormonal, si existe algún trastorno hormonal que ocasiona la infertilidad, o tratamientos concomitantes con suplementos para aumentar la calidad espermática.

Nuevamente, son muchas las enfermedades que pueden ocasionar algún deterioro en la calidad seminal y de ahí la importancia establecer cuál es la causa para dar el tratamiento adecuado.

¿Es posible recuperar la fertilidad?

Un hombre puede volver a ser fértil dependiendo de si se escoge el tratamiento adecuado para corregir el problema. Es posible recuperar la fertilidad, tal vez no al grado de lo normal, pero puede ser al nivel suficiente para lograr una fertilidad complementada con un tratamiento de baja complejidad como la inseminación, de nueva cuenta, esto va a depender mucho de la causa.

 

Al final la recomendación es visitar a su UROLOGO o en su defecto visitar nuestro sitio web https://medicosenmerida.mx/medicos-en-merida/urologos/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

cirugía de próstata con láser

Descubre para qué sirve la cirugía de próstata con láser

La hiperplasia benigna de próstata tiene una cura que se realiza con la última tecnología médica, es decir, la cirugía de láser. Ésta es un procedimiento mínimamente invasivo, en el cual se lleva a cabo la remoción del tejido prostático que causa obstrucción y dificultad para orinar.

La próstata es una glándula del sistema de reproducción masculino. En este órgano se produce el líquido seminal, el cual ayuda a la salida y trasporte de los espermatozoides. También, rodea a la uretra (conducto que lleva la micción hasta el exterior del cuerpo). Es importante indicar que su tamaño aumenta de forma progresiva con la edad.

El crecimiento inadecuado de la próstata

No obstante, el crecimiento de próstata puede ocasionar la obstrucción de la uretra, lo cual se conoce como hiperplasia prostática benigna.  Dicho padecimiento provoca el vaciamiento inadecuado de la orina, generando una mayor sensibilidad e irritación, y se presenta con mayor frecuencia a partir de los 50 años.

Síntomas más comunes

Los signos más comunes para identificar un crecimiento en la próstata son:

  • Aumento en las veces que el hombre orina, especialmente durante la noche
  • Urgencia, necesidad imperiosa de orinar
  • Existe una menor fuerza en el chorro
  • Hay una sensación de no finalizar de forma adecuada la micción
  • Presencia de goteo
  • Los hombres tienen que poner fuerza en el abdomen para poder orinar

Pon atención a tu micción

Los síntomas de la hiperplasia benigna de próstata empeoran de forma progresiva a lo largo del tiempo si no se atienden de manera oportuna, y pueden provocar un problema más grave. De hecho, cuando el sistema urinario se descompensa puede existir la presencia de infección urinaria ocasionando sangrado, imposibilidad para la micción e incluso se llega a indicar la colocación de una sonda vesical.

Por ello, si se presentan algunos o todos los síntomas aquí planteados es prioritario asistir con un médico especialista.

Cirugía láser: una opción de tratamiento

Ahora bien, la hiperplasia benigna de próstata tiene una cura que se realiza con la última tecnología médica, es decir, la cirugía de láser. Ésta es un procedimiento mínimamente invasivo, en el cual se lleva a cabo la remoción del tejido prostático que causa obstrucción y dificultad al vaciamiento de la vejiga. Cabe mencionar que, existen diferentes tipos de láser como el Verde, el Holmium y el Tulio, pero se aplican con la misma finalidad: mejorar la condición del órgano prostático.

Pero, ¿cómo se realiza el procedimiento?

Las cirugías prostáticas con láser se realizan bajo anestesia general o regional, dependiendo de la condición del paciente. Después, se hace uso de una fibra láser que produce la vaporización del tejido responsable de la obstrucción.

El tiempo de la cirugía es entre una y dos horas. Luego, se coloca una sonda uretro vesical para el vaciado adecuado de la vejiga, pero se retira el día después del alta médica. Por otro lado, cuando se hace uso del láser se minimiza el nivel de intervención quirúrgica y sangrado, por lo que el paciente se recupera de una forma más rápida. El 90% de los pacientes son dados de alta durante las primeras 24 horas.

Lo que sí y lo que no de la cirugía láser de próstata

El beneficio principal de esta técnica es el tiempo de recuperación y la reducción significativa del sangrado de la próstata que se presenta en una cirugía tradicional.

Por otra parte, al realizar un procedimiento quirúrgico en el área del órgano reproductor se indica la inactividad física y sexual, al menos por un mes para la recuperación total del paciente.

Asimismo, después de la cirugía, se pueden presentar problemas de incontinencia urinaria o disfunción eréctil, lo cual es poco frecuente, y los especialistas tienen una experiencia positiva al realizar este tratamiento.

La tecnología médica, una alidada de los pacientes

Sin lugar a duda, el desarrollo de tecnología médica mejora la vida de las personas al minimizar el tiempo que pasan en hospitalización, y la cirugía de próstata con láser es un ejemplo de ello, ya que ayuda a los hombres a recuperar una micción adecuada en menos tiempo y con una mínima duración del dolor.

 

Al final la recomendación es visitar a su UROLOGO o en su defecto visitar nuestro sitio web https://medicosenmerida.mx/medicos-en-merida/urologos/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

Cirugía Renal

Cirugía robótica en el tratamiento del cáncer renal

Los tumores malignos del riñón constituyen aproximadamente el 2 a 3% de las neoplasias malignas en adultos, tienen una discreta predominancia por el sexo masculino y se diagnostican típicamente entre los 50 y los 70 años, siendo una patología poco frecuente en niños. En la actualidad, los tumores renales son en su mayoría detectados de forma incidental, es decir, se diagnostican al realizar estudios de imagen indicados por otra causa. En el caso de esta enfermedad, las características por imagen permiten diagnosticar de forma muy precisa y el tratamiento de elección es la cirugía, la cual presenta altos índices de curación cuando se realiza en etapas tempranas.

El tabaquismo, la obesidad y la hipertensión son factores de riesgo para presentar un cáncer renal, aunque también se relaciona con factores hereditarios.

 

¿Cuál es el tratamiento a seguir?

El tratamiento del cáncer renal ha experimentado importantes avances en los últimos años. Previamente, la detección de un tumor renal implicaba la extirpación del órgano completo. Más tarde se desarrollaron técnicas de cirugía abierta para extirpar el cáncer preservando el tejido sano. Posteriormente, con el advenimiento de la cirugía laparoscópica, se hizo factible llevar a cabo los mismos tratamientos mediante mínima invasión, a través de pequeñas heridas. La laparoscopía en comparación con la cirugía abierta ha demostrado producir menor afectación a los músculos de la pared abdominal, mejorar la cicatrización y producir menos cambios en el cuerpo, sin embargo, esta modalidad quirúrgica tiene ciertas limitaciones, principalmente debido a las características intrínsecas de los instrumentos, que demandan médicos con amplia experiencia para poder realizar los procedimientos de mayor complejidad.

 

Avances con la cirugía robótica

En el campo del cáncer renal, la cirugía robótica hace posible en una gran proporción de los casos extirpar el tejido maligno preservando el resto del órgano sano, siendo esto de mayor relevancia en pacientes que padecen otras enfermedades que afectan progresivamente la función de los riñones tales como la diabetes y la hipertensión; así como pacientes con tumores múltiples o bilaterales, quienes en otra época habrían tenido que perder ambos riñones para lograr superar el cáncer.
Lo anterior ha dado lugar a un nuevo estándar de tratamiento para el manejo de tumores renales en estadios tempranos, donde cada vez es más común realizar cirugías de gran complejidad con total seguridad y tiempos de recuperación más cortos que permiten a los pacientes reincorporarse a sus actividades cotidianas mucho antes, con una tasa mínima de complicaciones y un control del cáncer equivalente al de la cirugía abierta, lográndose en la mayoría de los casos la curación de la enfermedad sólo con el procedimiento quirúrgico.
La cirugía robótica en el cáncer renal es un tratamiento de vanguardia, que ya se encuentra disponible en Mexico al mismo nivel que en cualquier parte del mundo y gracias a la cual se seguirán beneficiando nuestros pacientes

 

Cirugía robótica para cáncer renal

El sistema quirúrgico DaVinci ha sido utilizado para realizar lo que conocemos como “cirugía robótica”. Este dispositivo utiliza un sistema computarizado y una serie de brazos mecánicos para transmitir los movimientos del cirujano a una plataforma laparoscópica. A diferencia de la laparoscopía convencional, se mantiene la relación mano-ojo y un sistema dual de lentes proporciona una visión tridimensional con percepción de la profundidad. La adición de instrumentos articulados, con arcos de movimiento mayores a los de la mano y que proporcionan mayor precisión, facilita el manejo de los tejidos y la sutura intracorpórea. Esto se traduce en una mayor ventaja y comodidad para el cirujano, reduciendo considerablemente las curvas de aprendizaje, lo cual permite a más cirujanos ofrecer tratamientos de mínima invasión.

 

Al final la recomendación es visitar a su UROLOGO o en su defecto visitar nuestro sitio web https://medicosenmerida.mx/medicos-en-merida/urologos/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

Incontinencia urinaria femenina

Incontinencia urinaria femenina y su realidad actual

La incontinencia urinaria se define como la pérdida involuntaria de orina. Es muy frecuente en mujeres por arriba de los 40 años y se divide en dos tipos: de esfuerzo y urgencia. Es más común conforme se incrementa la edad, sin embargo, nunca es normal y debe ser tratada si deteriora la calidad de vida de quien la padece.

La incontinencia de esfuerzo se refiere a la pérdida de orina durante esfuerzos físicos, como la tos, correr o levantar cosas pesadas. El factor de riesgo más común son los embarazos, y especialmente partos. Se origina por una pérdida del soporte de la uretra (el conducto a través del cual sale la orina). La distensión de los tejidos, provoca un desplazamiento de los ligamentos que la sostienen, y por esta razón se presenta un desplazamiento durante los esfuerzos que provoca la salida de orina.

La incontinencia de urgencia, o vejiga hiperactiva, se refiere a la pérdida involuntaria de orina asociada a un deseo súbito de orinar, provocando fugas antes de llegar al sanitario. Se origina por anormalidades en la función de la vejiga que provocan que ésta se contraiga en momentos inapropiados.

 

La incontinencia urinaria de esfuerzo puede ocurrir cuando se ejerce presión en la vejiga, por mínima que sea, es decir, al toser, estornudar, reír muy fuerte, hacer ejercicio (incluso caminar rápido) o levantar algún objeto pesado.

 

Diagnóstico y tratamiento de la incontinencia urinaria

Como ya se expuso, el origen de cada tipo de incontinencia es diferente, por lo tanto, el diagnóstico adecuado es la piedra angular en un tratamiento exitoso, ya que la corrección de un componente no provocará la mejoría en el otro. Una vez que se decide realizar tratamiento invasivo, se recomienda realizar estudios para poder determinar de manera más precisa los mecanismos que originan el problema. Dicho estudio es la urodinamia, que consiste en la medición de presiones dentro de la vía urinaria durante diferentes momentos, lo cual nos permite conocer con precisión la razón por la que se presenta la incontinencia y elegir el tratamiento más adecuado. El paso inicial en el manejo de la incontinencia de esfuerzo es realizar ejercicios de piso pélvico, sin embargo, esto sólo logrará una mejoría significativa en el 30% de los casos. La mayor parte de las pacientes que busquen una cura prolongada y significativa del problema, requerirán cirugía, que consiste en la colocación de una cinta para volver a dar soporte a la uretra. Es importante destacar que la corrección de la “vejiga caída” no mejorará la incontinencia, ya que se trata de dos enfermedades distintas. La probabilidad de éxito cuando se elige el tratamiento adecuado es de 95%. Dicha cirugía se puede hacer ambulatoria, con pronta recuperación y reincorporación a las actividades diarias.

 

Aproximadamente entre el 9 y el 72% de las mujeres son incontinentes, dicho padecimiento se presenta primordialmente entre los 45 y los 54 años, y entre los 75 y los 84 años

 

¿Qué hacer con la vejiga hiperactiva?

En el tratamiento de la vejiga hiperactiva, la mayor parte de las pacientes podrán ser manejadas con medicamentos que buscan eliminar estas contracciones anormales de la vejiga. Cuando la respuesta a los medicamentos no es suficiente, o los eventos adversos son muy importantes, se puede optar por el manejo invasivo, que se divide en dos tipos, la aplicación de toxina botulínica, o la colocación de un electrodo estimulador en el nervio que va hacia la vejiga con el implante de una especie de “marcapasos” para la vejiga. Ambos tratamientos son muy eficaces y bien tolerados, y la elección de cada uno dependerá de cada caso. En conclusión, la incontinencia es una enfermedad muy común que deteriora de manera significativa la calidad de vida. Es susceptible de tratamiento con excelentes resultados cuando se tenga un buen diagnóstico, y hoy en día existen diversas opciones que ofrecen tasas de curación muy altas, con bajas probabilidades de complicaciones.

 

Ejercicios de Kegel contra la incontinencia

La rehabilitación del piso pélvico puede realizarse a través de los ejercicios de Kegel, los cuales deben realizarse a diario y de forma regular, para que de esta manera los músculos se ejerciten y tonifiquen, con el fin de mejorar los síntomas de la incontinencia urinaria.

Se pueden realizar de la siguiente manera:

– Hay que comenzar por vaciar la vejiga

– Se deben contraer sólo los muslos del suelo pélvico

– Para identificar estos músculos, se puede hacer la prueba de interrupción del chorro de orina, que es tratar de detener la salida de la orina. Se realiza cuando la paciente está sentada, se debe inclinar un poco el tronco hacia adelante y separar las piernas. Esto solo se hace una vez para identificar el músculo, el resto de los ejercicios no son durante la micción

– Se deben contraer los músculos, sostener la contracción por 5 segundos y relajar por 5 segundos y repetir 10 veces

– Después se deben hacer 10 ejercicios de contracción y relajación rápida

– Lo ideal es hacer 10 ejercicios similares, 1 vez al día. De esta manera se verán fortalecidos los músculos y se disminuirá la incontinencia en algunos casos.

 

Al final la recomendación es visitar a su UROLOGO o en su defecto visitar nuestro sitio web https://medicosenmerida.mx/medicos-en-merida/urologos/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

Enfermedades comunes de la próstata

Enfermedades comunes de la próstata: lo que todo hombre debe saber

Después de los 30 años y sobretodo después de las 40, los hombres deben poner especial atención a su próstata para detectar a tiempo cualquier cambio. Es curable en estadios tempranos. 

¿Qué es la próstata?

Es una glándula que forma parte del sistema reproductor masculino, se encuentra situada en la pelvis, por debajo de la sínfisis púbica y delante del recto. Posee dos conductos eyaculadores que desembocan en la uretra y tres lóbulos (dos laterales y uno medio). Se distinguen tres zonas prostáticas a saber: zona periférica, zona central y zona de transición. La próstata elabora líquido prostático que se mezcla con el esperma para formar el semen, este líquido es fundamental para la supervivencia de los espermatozoides.

El especialista que puede ayudar con cualquier problema relacionado con la próstata es un urólogo.

 

Enfermedades más frecuentes de la próstata

Prostatitis: es la inflamación de la próstata como consecuencia de la infección del tejido glandular.

Hiperplasia prostática benigna: se presenta aumento de las células del tejido glandular asociado a la presencia de síntomas del tracto urinario inferior.

Cáncer de próstata: es la presencia de células cancerosas en el tejido glandular, el 75% se presenta en la zona periférica.

La herramienta diagnóstica más confiable es le examen digital del recto (DRE) en el cual su médico introducirá un dedo cubierto con un guante lubricado en el recto a fin de palpar cualquier abultamiento o área firme en la próstata que pudiese estar fuera de lo normal.

 

¿Cuáles son los cambios que sufre la próstata con la edad?

La época de mayor crecimiento de la próstata comienza con la pubertad, entre los 10 y 20 años, su tamaño permanece estable aproximadamente durante 25 años. A partir de los 40 años, se comienza a presentar el crecimiento de la próstata. A los 60 años, el 50% de los hombres presentan aumento de la glándula y a los 80 años, aproximadamente 95% de ellos.

 

¿Cuáles son los síntomas de la hiperplasia prostática benigna?

En la medida en que la próstata aumenta de tamaño, la porción de la uretra que atraviesa experimenta reducción de su calibre. La uretra es el conducto que evacua la orina de la vejiga. Con el tiempo puede producirse alteración del funcionamiento vesical. Factor y complicaciones de la hiperplasia prostática benigna. La edad es el factor más importante de riesgo para desarrollar la hiperplasia prostática benigna, sobre todo en pacientes mayores a los 40 años. Estos pacientes pueden desarrollar con mayor frecuencia: infecciones urinarias, alteración de la función renal (porque la obstrucción produce incremento de la presión hacia arriba de la vía urinaria y daña el riñón), obstrucción urinaria completa, siendo en este caso necesario ubicar una sonda para evacuar la vejiga, orinar con frecuencia.

 

Tratamientos

Se aconseja seguimiento y evaluación continua, tratamiento farmacológico, actualmente existen disponibles medicamentos que pueden mejorar en algún grado los síntomas producto de la hiperplasia prostática benigna. Su médico, luego de evaluarlo, determinará si usted es un candidato para este tratamiento.

Tratamiento no quirúrgico: terapia láser, resección de la próstata a través de la uretra, resección de la próstata abierta, a través de incisión abdominal.

 

Al final la recomendación es visitar a su UROLOGO o en su defecto visitar nuestro sitio web https://medicosenmerida.mx/medicos-en-merida/urologos/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.