Seleccionar página

Si hay algo que ha sido verdaderamente útil en la medicina moderna es el uso del ultrasonido, o ecografía, un procedimiento de diagnóstico no invasivo, que se utiliza para evaluar en tiempo real las estructuras de tejido blando (los músculos, los órganos y los vasos sanguíneos). Se utiliza también, especialmente, en gineco-obstetricia para monitorizar periódicamente la evolución fetal durante el embarazo.

Bases físicas del Ultrasonido

Se trata de una forma de diagnóstico médico basado en las imágenes obtenidas mediante el procesamiento de ecos reflejados por las estructuras corporales, debido a la acción de impulsos de ondas ultrasónicas.

Se utiliza un transductor que envía ondas de alta frecuencia.

Colocado en determinados lugares y ángulos, las ondas atraviesan la piel y otros tejidos del cuerpo hasta llegar a los órganos y estructuras internas.

Las ondas sonoras rebotan como un eco y regresan al transductor. Este recoge las ondas reflejadas, que son convertidas en imagen electrónica de los órganos o tejidos, para lo que se utiliza la computadora.

El tipo de tejido afecta la velocidad de desplazamiento de las ondas sonoras. El sonido se desplaza más rápido por el tejido óseo y más lento por el aire.

El transductor interpreta la velocidad y la proporción de regreso de las ondas sonoras como los distintos tipos de tejido.

Se utiliza gel de ultrasonido sobre la piel para facilitar el movimiento continuo sobre ella y eliminar el aire entre ambos, logrando mejor conducción.

Las ecografías se utilizan: -para ver el funcionamiento de los órganos internos en “tiempo real”.

  • para evaluar el flujo sanguíneo a través de diversos vasos.
  • para examinar diversas partes del cuerpo (el abdomen, los senos, la pelvis femenina, la próstata, las glándulas tiroides y paratiroides, y el sistema vascular).
  • durante el embarazo, se realiza ultrasonido fetal, para evaluar el desarrollo del feto.

Los grandes avances tecnológicos los ultrasonidos incluyen imágenes de ultrasonidos en 3d y/o ultrasonido en 4d (ultrasonido 3d con movimiento.

Tipos de ecografía

Diferentes técnicas para diferentes trastornos:

  • Ecografía doppler -el ultrasonido doppler permite ver las estructuras internas del cuerpo, mientras evalúa, al mismo tiempo, el flujo sanguíneo. Puede determinar si existen problemas en venas y arterias.
  • Ecografía vascular – visualiza el sistema vascular y su funcionamiento, permite detectar coágulos sanguíneos.
  • Ecocardiograma – permite visualizar el corazón y sus válvulas, y evaluar la eficacia de la capacidad de bombeo.
  • Ecografía abdominal – detecta anomalías en órganos abdominales (riñones, hígado, páncreas, vesícula biliar) pudiendo detectar litiasis biliar o tumores.
  • Ecografía renal – examina los riñones y el tracto urinario.
  • Ecografía obstétrica – permite controlar el tamaño del embrión y el desarrollo fetal. · Ecografía pélvica – determina causas del dolor de pelvis, como un embarazo ectópico en las mujeres.
  • Ecografía del seno – utilizada para examinar una masa en el tejido del seno.
  • Ecografía de tiroides – examina la tiroides para detectar anomalías.
  • Ecografía del escroto – para investigar en profundidad el dolor de testículos.
  • Ecografía de próstata – se examinan nódulos que se haya notado durante una exploración física.

En resumen, el ultrasonido, nos es de gran utilidad en múltiples aplicaciones y es en muchos casos la manera de dar solución a problemas de una manera menos costosa, sin embargo, dependiendo de la aplicación su implementación puede ser de mayor o menor complejidad.

Seguramente en los próximos años se desarrollen nuevas tecnologías y se avance aún más, pero los alcances del ultrasonido en la medicina han sido innegables y sin lugar a dudas han contribuido a mejorar nuestras vidas.