Seleccionar página

Los cálculos renales o piedras en los riñones son muy frecuentes en las consultas al urólogo.

Los cálculos renales también son 1 de los 10 principales padecimientos atendidos en al área de urgencias en los hospitales.

La aparición de piedras en los riñones es frecuente en organismos de hombres, mujeres y niños.

Causas principales de la aparición de piedras en el riñón

Una de las principales causas que originan los cálculos renales es la baja ingesta de líquidos.

Otro factor de riesgo es cuando la gente no se hidrata lo suficiente y además consume muchos alimentos ricos en sal, productos enlatados, comida rápida, embutidos y carnes procesadas.

La importancia de mantener el organismo hidratado

En general, los cálculos renales se forman cuando la orina está muy condensada o sedimentada. Este sedimento, cuando decanta, se seca y se convierte en algo parecido al barro, el cual también se seca y se vuelve en una especie de arena.

Los cálculos renales son resultado de esa arena que se va pegando o concretando.

Por tal motivo, es muy importante mantener la orina lo más clara posible con el consumo de agua o cítricos: jugos de naranja, mandarina o agua de limón.

El consumo de cítricos ayuda a alterar el pH y evitan que los cristales pequeñitos de los sedimentos se conviertan en piedras.

os cálculos renales son muy frecuentes dentro de la consulta urológica y si no se tratan a tiempo pueden dañar la función de los riñones de los pacientes.

El dolor que producen los cálculos renales es tanto que pueden incapacitar al paciente para que continúe con sus actividades cotidianas.

 

Cólico renal y sus síntomas

El cólico renal es uno de los dolores más fuertes que existen. Es tanto el malestar que el paciente llega al área de urgencias del hospital, literalmente, doblado del dolor.

Esto se debe a que, cuando el cálculo renal baja, éste obstruye la salida de la orina y genera una dilatación del riñón, el cual produce dolor muy severo.

Tratamiento para piedras en el riñón

Cuando los cálculos renales son pequeños, es decir, aproximadamente de 6 milímetros los especialistas consideran que aún pueden pasar por el conducto que lleva la orina del riñón a la vejiga y ser expulsado espontáneamente.

El problema es cuando es cuando la piedra en el riñón es mayor a los 6 milímetros porque es difícil que salgan de manera natural.

Cuando esto sucede, el paciente es sometido a algún tipo de procedimiento endoscópico.

Endoscopia como tratamiento de cálculos renales

El procedimiento endoscópico para eliminar los cálculos renales consiste, principalmente, en anestesiar al paciente de manera general para posteriormente entrar al organismo por la uretra y así llegar a la vejiga.

Después, con el endoscopio se sube por este conducto hasta encontrar el cálculo y romperlo, ya sea con algún método de fragmentación como láser o algún otro como litotricia neumática, para romper el cálculo.

De esta manera el médico logra sacar esos pedazos de la piedra y destapar la vía urinaria.

Si los cálculos renales son muy grandes, el paciente puede requerir otro tipo de procedimientos como litotricia extracorpórea.

La litotricia extracorpórea es utilizada por urólogos como una técnica de alta tecnología y consiste en la aplicación de ondas de choque dirigidas para romper las piedras localizadas en el riñón.

Nefrostomía percutánea: otra alternativa de alta tecnología

Otro tratamiento utilizado por especialistas, cuando los cálculos renales son muy grandes, se denomina nefrostomía percutánea.

Con la nefrostomía percutánea se entra a través de la zona lumbar hasta el riñón, con el objetivo también de romper estas grandes calcificaciones o masas litiásicas para sacar los fragmentos.

Ventajas de tratamiento para piedras en el riñón

Las ventajas de la litotricia extracorpórea y la nefrostomía percutánea como tratamientos para romper los cálculos renales es que son técnicas de alta tecnología de mínima invasión, es decir, no se realiza una herida grande en el paciente, sino que todo se lleva a cabo de manera endoscópica.

Cirugía ambulatoria y alta tecnología

Por otro lado, este tipo de procedimientos para extraer los cálculos renales son de tipo ambulatorio, lo cual significa que la mayoría de los pacientes, después de ser operados, regresan a su casa el mismo día del procedimiento.

Cabe mencionar que el equipo que se utiliza para este tipo de procedimientos es muy fino y flexible, mismo que permite navegar de manera muy fácil dentro del riñón para buscar los sitios donde se ubican las piedras.

El objetivo general de los tratamientos para cálculos renales es lograr pulverizarlos para lograr su extracción.

Existen algunas recomendaciones que brindan los urólogos para evitar la aparición de cálculos renales, o bien, que recurran en personas quienes ya los han padecido.

Esto es importante porque los cálculos renales tienden a recurrir, es decir, las personas quienes tuvieron piedras en el riñón, normalmente, están propensos a tener repetidamente episodios de este tipo. Y puede ser a los 3 o 5 años después del último tratamiento.

 

La importancia de tomar mucha agua

La principal recomendación de los especialistas para evitar el surgimiento de los cálculos renales es que las personas tomen mucha agua.

Cabe mencionar que el objetivo no sólo es la hidratación sino también revisar cómo luce la orina.

Medias generales de revisión de la orina

La orina, por lo general, debe lucir lo más parecida al gua, es decir cristalina y transparente.

Por ello, cuando las personas viven en climas cálidos, cuando se esté practicando algún tipo de ejercicio o sudando mucho, es momento de ir al baño y revisar el color de la orina.

Si la orina es muy turbia o muy concentrada es un factor de riesgo que indica que la persona no se está hidratando bien y es cuando pueden aparecer cálculos renales.

Recomendaciones generales en la dieta

Otro factor de riesgo para la aparición de cálculos renales es el consumo excesivo de sal. No solamente se trata del consumo de sal en la comida diaria, sino la ingesta de alimentos con alto contenido salino como el pan, comida rápida como pizzas, perros calientes, papas fritas, hamburguesas, productos enlatados, embutidos, carnes procesadas, etc.

Es importante que las personas también eviten el consumo de bebidas gaseosas sobre todo las negras.

Cabe mencionar que, en la actualidad, se ha comprobado que los lácteos no tienen un factor de riesgo en la formación de piedras en el riñón, salvo el queso costeño que es un poco saldo, por lo que es posible que las personas tengan una ingesta normal de lácteos.

 

Al final la recomendación es visitar a su UROLOGO o en su defecto visitar nuestro sitio web https://medicosenmerida.mx/medicos-en-merida/urologos/  para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.