Seleccionar página

 

Estrías en las uñas

Las alteraciones de la placa ungueal son una causa relativamente frecuente de consulta dermatológica, y las dudas abarcan desde la onicorrexis (uñas quebradizas) hasta condiciones más complejas.

Las uñas quebradizas son una condición muy común que afecta aproximadamente al 20% de la población y de manera mayoritaria a las mujeres, se caracteriza por la fácil rotura de la placa, ya sea en forma longitudinal u horizontal y a nivel de borde, en donde se abren sus capas con aspecto de cebolla. El paciente puede referir dolor y disminución de la habilidad manual para realizar sus actividades diarias.

La causa más común de este fenómeno es la edad, pues con el paso del tiempo la calidad de la uña que se produce en la matriz ungueal va disminuyendo.

Otra causa relativamente frecuente del debilitamiento de las uñas es la exposición crónica al agua y detergentes, en amas de casa o enfermedades subyacentes como el hipotiroidismo en donde hay datos como piel seca, pelo quebradizo, cansancio y uñas muy frágiles (onicólisis).

Las desnutrición es un aspecto que frecuentemente produce uñas frágiles o quebradizas, así como las dietas muy severas. El uso de esmaltes y/o uñas postizas es también factor importante que puede modificar la estructura de la placa ungueal , haciéndola más quebradiza o frágil.

En promedio 10% de las consultas de los dermatólogos son problemas en las uñas de manos y pies y este es el especialista para tratarlos. En nuestro país no es infrecuente que estas condiciones sean abordadas por pedicuristas de forma equivocada, ya que muchos pacientes requieren procedimientos quirúrgicos y medicamentos de prescripción que sólo pueden ser indicados por médicos, como es el caso de las uñas encarnadas o en pinza, cuya resolución en la mayoría de los casos requiere una matricetomía y una plastía del dedo para eliminar el tejido redundante con resultados definitivos o largo plazo.

La mayor causa de uñas quebradizas y amarillentas es la parasitación de hongos, condición que requiere terapia médica por vía oral y local a largo plazo, habiendo diferentes esquemas para su manejo.

Diagnósticos diferenciales de la infección por hongos son la psoriasis, liquen plano de las uñas o la alopecia areata, en donde hay cambios ungueales asociados que requieren abordaje médico basado en fármacos de prescripción por vía oral o inyecciones en la matriz ungueal para la resolución.

La aparición de líneas o surcos sobre las uñas en forma horizontal se conoce como líneas de Beau, las cuales pueden aparecer después de enfermedades sistemáticas importantes y debilitante, trauma de la uña, administración de quimioterapia por cáncer o inclusive por dietas estrictas.

La coiloniquia en la forma abnormal de la plaza de las uñas que es curveada como una cuchara y se asocia a deficiencia de hierro y anemia, lo cual tendrá que ser corregido con la medicación correspondiente.

La leucnoiquia o uñas blanquesinas, se caracteriza por puntos blancos o un blanqueamiento difuso de la uña, por ejemplo en infecciones ungueales asociadas con al infección del VIH.