Seleccionar página

La tos crónica se identifica como aquella que dura más de 3 semanas de manera continua. A lo largo del tiempo los neumólogos se han enfrentado a la dificultad de diagnosticarla ya que es una enfermedad generada por múltiples causas.

El sonido de la tos, se produce por la liberación explosiva de aire intratorácico el cual se encuentra atrapado y presurizado, estando asociada esta acción a la apertura súbita de las cuerdas vocales. En personas sanas la tos ocasional puede ser intrascendente y convertirse en un evento poco frecuente, pero al darle una mirada como signo patológico cobra gran importancia y es necesario acudir a un neumólogo.

La tos puede tener efectos útiles, como el servir de mecanismo de defensa en caso de broncoaspiración; así mismo permite la autodefensa inicial en pacientes que pierden la conciencia debido a una arritmia. La tos crónica, guarda el mayor grado de dificultad para lograr obtener la causa precisa. La principal causa infecciosa es la tuberculosis, pero puede pasar inadvertida hasta que genera signos y síntomas claros que orientan el diagnóstico, como la pérdida de peso, inapetencia, fiebre y sudoración.

Otros padecimientos relacionados a la tos crónica

La destrucción y dilatación de los bronquios se conoce como bronquiectasias, que se produce generalmente por infecciones previas, es generadora de tos crónica recurrente y se identifica fácilmente por asociarse a expectoración purulenta repetitiva. En pacientes con trastornos para la deglución se presenta microaspiración, desde la vía digestiva hasta la vía aérea, lo que lleva a tos paroxística de alta intensidad.

Una de las causas más frecuentes de tos crónica se da por el escurrimiento posterior de moco, desde la nasofaringe y senos paranasales hasta la laringe, actuando como un cuerpo extraño que estimula la tos. También forma parte de este grupo la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y el asma, son enfermedades de alta prevalencia en la sociedad y presentan la tos como un síntoma de aviso para llegar al diagnóstico, o indicativo de severidad y falta de control de la enfermedad. Menos frecuente es la bronquitis eosinofílica no asmática, que requiere un mayor grado de sospecha para poder llegar al diagnóstico.

Algunos pacientes sin manifestaciones gastrointestinales pueden padecer de reflujo gastroesofágico como causa de tos, pero al no tener síntomas digestivos se retrasa el diagnóstico.

Existen enfermedades graves y en algunos casos mortales, que pueden iniciar con tos: cáncer pulmonar y enfermedad intersticial pulmonar. La Neumología ayuda a tener un diagnóstico oportuno y permite dar el tratamiento adecuado para evitar la progresión de la enfermedad.

Tras haber agotado los medios diagnósticos y no tener causa, se puede decir que la tos es de origen psicógeno, es decir, un hábito o simplemente la manifestación respiratoria de un tic nervioso.

Las causas que pueden generar tos, son múltiples y por tanto el experto debe realizar una evaluación de todos los sistemas corporales para encontrar el diagnóstico. No se debe focalizar solo en el aparato respiratorio. Es necesario que el médico establezca severidad de la tos, impacto de la tos en la calidad de vida, frecuencia, horario, periodicidad y síntomas acompañantes. Otro factor que marca la diferencia es conocer si la tos es aguda, de corta evolución, subaguda, entre una y tres semanas o crónica.

Tratamiento y prevención de la tos crónica

Las personas que tienen disminución de las defensas y por tanto se predisponen a infecciones son más susceptibles de padecer tos crónica. Igualmente los que tienen malos hábitos alimenticios, tienen sobrepeso o fuman, presentan riesgo aumentado.

El tratamiento variará de acuerdo al diagnóstico. Por el origen múltiple de la tos es necesario alertar al personal de salud y a los pacientes en la necesidad de ampliar el estudio de la tos y llegar a un diagnóstico preciso. No se debe tratar con antitusivos, en algunos casos pueden ser perjudiciales debido a que no permiten eliminar las secreciones infectadas.

Se puede prevenir la tos con buenos hábitos de vida en relación con alimentación y medidas higiénicas. Eso se traduce en lavado frecuente de manos, uso de tapabocas en condiciones desfavorables para personas con cuadros gripales, evitando situaciones que favorezcan el reflujo gastroesofágico y no fumando o exponiéndose a ambientes malsanos.

 

Al final la recomendación es visitar a su NEUMOLOGIA o en su defecto visitar nuestro sitio web https://medicosenmerida.mx/medicos-en-merida/neumologos/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.