Seleccionar página

La timpanometría se realiza para probar la condición del oído medio y la movilidad de la membrana timpánica y la cadena de huesecillos conductores del oído. No se trata exactamente de una prueba auditiva, sino de una medida de la transmisión a través del oído medio. Esta prueba clínica consiste en realizar variaciones en la presión del aire del canal auditivo

Por ello, en ningún caso debe ser usada para evaluar nuestra capacidad de escucha y sus resultados deberán ser vistos con los de una audiometría. La timpanometría se realiza mediante la inserción de un instrumento timpanómetro en el canal auditivo que va variando la presión en el oído y mide las respuestas del tímpano según el nivel de esta.