Seleccionar página

Muchos centros también ofrecen hemodiálisis en el hogar, lo que le da más libertad y control.

Para realizar su tratamiento de diálisis en el hogar, su condición médica debe ser estable. Deberá preparar su hogar para el equipo de diálisis y para otros equipos; esto podría implicar cambios en las tuberías y la instalación eléctrica de su hogar. También necesitará un acompañante de atención para que le ayude y necesitará espacio para almacenar los suministros.

Si está interesado en realizarse diálisis en el hogar, usted y su acompañante de atención recibirán capacitación especial sobre cómo realizar su tratamiento de manera segura.

Hable con su equipo de atención médica para saber si la diálisis en el hogar podría ser la opción adecuada para usted. Si usted es candidato, su centro hará los arreglos para que reciba el equipamiento y las entregas regulares de suministros. El equipo continuará realizándole un atento seguimiento y le atenderá cuando asista al centro para realizarse análisis de sangre y chequeos médicos mensuales. Se le entregará un número de teléfono de atención las 24 horas en caso de que tenga una emergencia.