Seleccionar página

Hablamos de rinoplastia secundaria o de revisión, a aquella cirugía nasal que se realiza sobre una nariz operada previamente.

Por algún problema con la técnica primaria o la propia cicatrización se siguen percibiendo problemas estéticos o funcionales que desagradan al paciente. La rinoplastia secundaria siempre es una cirugía compleja, ya que operamos en unos tejidos donde ya han actuado los procesos inflamatorios y de consolidación, por lo que el despegamiento de los mismos es laborioso y preciso de una técnica quirúrgica más depurada.

¿Cuándo operar?

Normalmente somos reacios a operar una paciente antes de los 6 meses de la cirugía primaria. En este tiempo suponemos que los tejidos están totalmente asentados y evitamos la inflamación que sobreviene a la propia intervención. Esperando el tiempo adecuado evitamos sangrados intraquirúrgicos que puedan dificultar la optimización de nuestra técnica.

 

¿Cuáles son los problemas más frecuentes?

Generalmente actuamos sobre las deformidades que hayan podido quedar en el tabique o en la forma externa de la pirámide nasal. No es infrecuente que un paciente que se haya operado la nariz perciba que respira peor que previo a la cirugía. En otras ocasiones ya respiraba mal y nota que el problema no ha mejorado. Sobre la forma externa de la nariz nos encontramos con múltiples posibilidades como que la nariz no haya quedado simétrica, hundimientos del dorso, exceso de ángulo de la punta, colapso de los cartílagos nasales, puntas excesivamente estrechas y definidas, etc.

¿En qué consiste la cirugía?

Como explicamos anteriormente es siempre compleja. Por lo general,  los especialistas en Otorrinolaringología tienen que estudiar minuciosamente la estructura de soporte interno de la nariz, las fosas nasales y la apariencia externa. Generalmente es el propio paciente el que puntualiza qué es lo que no le gusta o lo que percibe como mejorable. Muchos de los casos que vemos se deben a un exceso de resección de los cartílagos por lo necesitamos obtener material para injertar de fuera de la nariz. Es posible que haya quedado cartílago residual en el tabique nasal y si no es así lo obtendremos del pabellón auricular o de la costilla.

¿Cuánto dura la cirugía?

Por la propia complejidad y la necesidad en ocasiones de obtener cartílago de fuera de la nariz la cirugía puede prolongarse hasta las 3 o 4 horas, dependiendo del caso y de las cirugías previas.

¿Cómo es el postoperatorio?

Es parecido a la cirugía primaria a excepción de la heridas producidas para la obtención de cartílagos externos a la nariz. Por ello en la mayoría de los casos el paciente al contrario que en la cirugía primaria queda ingresado en el hospital durante la primera noche.

Los procesos de cicatrización son más lentos y generalmente no se ve el resultado hasta pasados unos meses.

Al final la recomendación es visitar a su Otorrinolaringólogo o en su defecto visitar nuestro sitio web https://medicosenmerida.mx/medicos-en-merida/otorrinolaringologos/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.