Seleccionar página

La rehabilitación vestibular para la trastorno vestibular periférico unilateral para mejorar el vértigo, el equilibrio y la movilidad.

Las personas con problemas vestibulares con frecuencia experimentan vértigo y dificultades visuales, del equilibrio o movilidad. Los trastornos vestibulares que son unilaterales y periféricos (UPVD) son los que afectan a un lado del sistema vestibular (unilateral) y sólo la porción del sistema que está fuera del cerebro (periférico – parte del oído interno).

Algunos ejemplos de estos trastornos incluyen: el vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB), la neuritis vestibular, la laberintitis, enfermedad de Ménière unilateral o vestibulopatías después de procedimientos quirúrgicos como la laberintectomía, o la resección de un neuroma acústico. La rehabilitación vestibular (RV) para estos trastornos es cada vez más utilizada e incluye diversos regímenes basados en movimiento.

Los componentes de la Rehabilitación Vestibular pueden incluir aprender a provocar los síntomas para «desensibilizar» el sistema vestibular, aprender a coordinar los movimientos oculares y de la cabeza, lo que mejora el equilibrio y habilidades para caminar, aprender sobre la enfermedad y cómo hacerle frente o volverse más activo.

Se hallaron veintiún ensayos clínicos aleatorios que investigaron el uso de la Rehabilitacion Vestibular en este grupo de trastornos.

Todos los estudios utilizaron una forma de Rehabilitación Vestibular e incluyeron a adultos residentes en la comunidad con UPVD sintomático, confirmado. Los estudios variaron dado que compararon la Rehabilitación Vestibular con otras formas de tratamiento (por ejemplo medicación, atención habitual, maniobras pasivas), con intervenciones control o placebo o con otras formas de Rehabilitación Vestibular.

Otra fuente de variación entre los estudios fue el uso de diferentes medidas de resultado (por ejemplo informes de vértigo, mejorías del equilibrio, visión, marcha o capacidad para participar en la vida cotidiana). Debido a la variación entre los estudios, sólo fue posible un agrupamiento limitado de los datos. Los tres estudios que se pudieron combinar demostraron que la Rehabilitación Vestibular fue más efectiva que el control o las intervenciones de simulación en la mejoría de los informes subjetivos de vértigo. Todos los otros estudios individuales hallaron resultados a favor de la Rehabilitación Vestibular para las mejorías en áreas como el equilibrio, la visión, la marcha y la participación.

Fuente: “Cochrane”