Seleccionar página

El reflujo gástrico es un problema común que ocasiona problemas al momento de dormir, algunos de sus síntomas pueden confundirse con otras enfermedades, lo mejor es acudir inmediatamente con un especialista.

¿Qué es?

La enfermedad por reflujo gastroesofágico se refiere a la presencia de síntomas o lesiones en el esófago debido al retorno del contenido gástrico hacia el esófago, generalmente debido a una disfunción de la válvula que hay entre el esófago y el estómago que se conoce como esfínter esofágico, es más común entre adultos y los síntomas tienen mayor presencia durante la noche.

El estómago contiene ácido, encimas pancreáticas y bilis, cuando estos se encuentran a nivel esofágico por episodios de reflujo frecuentes, producen daño y lesiones en el esófago.  Un gastroenterólogo será nuestro aliado para olvidarnos de los síntomas.

 

Síntomas

Los pacientes con enfermedad por reflujo gastroesofágico tienen diversas manifestaciones clínicas, estas incluyen la presencia de agruras que se conocen medicamente como pirosis o regurgitaciones, que es la sensación de cuando se regresa el alimento involuntariamente, también se incluyen síntomas broncopulmonares (tos, asma) y otorrinolaringológicas (laringitis por reflujo), carraspeo y sensación de un cuerpo extraño en la garganta, en ocasiones puede producirse daño en el esmalte de los dientes.

 

Diagnóstico

Esta enfermedad es una imitadora de síntomas, algunos pacientes con reflujo pueden presentar dolor toráxico, clínicamente es muy difícil diferenciar este dolor con un ataque al corazón, por lo que debemos acudir con un especialista gastroenterólogo para asegurarnos que los síntomas corresponden a esta enfermedad.

El estudio de endoscopia gastrointestinal en ocasiones puede no ser suficiente, en dado caso se requiere otra prueba como la colocación de un catéter en la nariz y esto permite medir cuantas veces en 24hrs, se presentan los episodios de reflujo.

 

Tratamiento

Generalmente el tratamiento consiste en modificaciones en la dieta, como evitar alimentos que favorecen el reflujo, tales como: consumo de café, alcohol, grasa e irritantes, el consumo de raciones pequeñas de comida, cenar temprano e ir a la cama pasadas 2 horas de haber cenado, de ser necesario levantar la cabecera de la cama por lo menos 12 o 15 cm durante la siesta y en pacientes con sobre peso la reducción el 10 por cierto de su peso en necesario

También hay tratamientos farmacológicos, es decir, medicamentos que controlan la producción de ácido, estos son efectivos en un 90 por cierto de los casos. Rara vez se recurre al tratamiento quirúrgico, donde lo que se hace es crear una nueva válvula para evitar el reflujo.

 

Al final la recomendación es visitar a su GASTROENTEROLOGO o en su defecto visitar nuestro sitio web https://medicosenmerida.mx/medicos-en-merida/gastroenterolgos-en-merida/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

A %d blogueros les gusta esto: