Seleccionar página
  • La cirugía de reemplazo articular reemplaza las partes lesionadas o enfermas de la articulación y las reemplaza por partes nuevas y artificiales.
  • La cirugía de reemplazo articular tiene como meta aliviar el dolor, ayudar a que la articulación funcione mejor y mejorar el caminar y otros movimientos.
  • El riesgo de que ocurran problemas después de la cirugía de reemplazo articular es mucho menor que en el pasado.
  • Un programa de ejercicios puede ayudar a disminuir el dolor y la rigidez de la articulación.
  • La superficie de la articulación puede desgastarse, lo que se puede convertir en un problema unos 15 a 20 años después de la cirugía de reemplazo.

 

Fuente:Institutos Nacionales de la Salud (NIH)