Seleccionar página

La función principal de sus riñones es eliminar toxinas y líquido extra de la sangre. Si los productos de desecho se acumulan en el cuerpo, puede ser peligroso y causar incluso la muerte.

La hemodiálisis (y otros tipos de diálisis) cumple la función de los riñones cuando dejan de funcionar bien.

La hemodiálisis puede:

  • Eliminar la sal extra, el agua y los productos de desecho para que no se acumulen en su cuerpo
  • Mantener niveles seguros de minerales y vitaminas en su cuerpo
  • Ayudar a controlar la presión arterial
  • Ayudar a producir glóbulos rojos

Durante la hemodiálisis, la sangre pasa a través de un tubo hasta un riñón artificial o filtro.

  • El filtro, llamado dializador, se divide en 2 partes separadas por una pared delgada.
  • A medida que la sangre pasa a través de una parte del filtro, un líquido especial en la otra parte extrae los residuos de la sangre.
  • La sangre luego regresa al cuerpo a través de un tubo.

El médico creará un acceso donde se conecta el tubo. Por lo regular, un acceso estará en un vaso sanguíneo en el brazo.