Seleccionar página

Caer enfermo y tener los característicos síntomas de la gripees algo habitual cuando llega el frío invernal. Ahora bien, hay ocasiones en las que no es gripe lo que se padece, sino que se trata de un simple catarro. Es entonces cuando surge la duda sobre cuáles son las principales diferencias entre la gripe y el catarro.

fiebre

Lo primero que hay que decir es que tanto la gripe como el catarro son procesos víricos, por lo que tienen un tratamiento sintomático.

En general, podemos decir que el catarro afecta a las vías respiratorias y produce mucosidad, provocando fiebre que pueden durar entre 24 y 48 horas. Además, uno de los hechos más característicos del catarro es que el enfermo suele recuperarse en 72 horas, mientras que la gripe es incapacitante, ya que no sólo afecta a las vías respiratorias, sino que también a los músculos, articulaciones e incluso al aparato digestivo, provocando vómitos o diarreas.

Es decir, en el catarro, el dolor de cabeza es más ocasional, mientras que en lagripe es más continuo, por lo que podemos decir que la fiebre en la gripe siempre está presente, y puede prolongarse durante más tiempo que en el catarro. Por contra, la congestión nasal es más manifiesta en el catarro. Además, conviene distinguir la tos del catarro, que es más frecuente, y tiene un aspecto seco y suave, mientras que en la gripe la tos es muy común y suele ser más fuerte.

Otro aspecto destacado, como veíamos antes, es el de los dolores musculares y articulares. En el catarro no suelen aparecer, mientras que en la gripe están presentes y suelen ser intensos. Esto hace que en la gripe el cansancio sea generalizado, se esté más tiempo sin fuerzas y con el clásico malestar general.

A %d blogueros les gusta esto: