Seleccionar página

La colposcopia es una técnica que permite ver con aumento el cuello del útero para identificar las zonas sospechosas de tener células patológicas, capaces de evolucionar a un cáncer. Como nos explica la Dra. Vior, ginecóloga de la Unidad de Ginecología del Centro Médico Asturias, en esta técnica se utiliza un sistema de lentes y una fuente de luz, como si fuera un microscopio, para realizar la prueba.

El cuello del útero se encuentra en el fondo de la vagina y está expuesto a la acción del Virus de Papiloma Humano (del que hay 150 tipos). La infección es muy frecuente y, aunque en la mayoría de los casos se resuelve sola, los especialistas en Ginecología aseguran que hay un porcentaje que evoluciona a lesiones precancerosas y cáncer en 10-20 años.

Desde hace unos años, con el avance de las técnicas de imagen, utilizamos el video-colposcopio, con luz LED fría. Se captan imágenes con la cámara de alta resolución que se pueden ampliar y transmitir a un ordenador donde se almacenan para seguimiento y posterior comparación.

Se coloca un espéculo en la vagina, para ver el cuello en su totalidad, se aplica un algodón empapado en suero primero y posteriormente en ácido acético.

Los epitelios que recubren el cuello, se van tiñendo de forma diferente, permitiendo ver con claridad las zonas patológicas si las hay, para facilitar la toma de una o varias biopsias con una pinza especial.

Con el video-colposcopio también se analizan lesiones en otras partes como vagina, vulva y ano, que también pueden ser atacadas por el Virus del Papiloma humano.

¿Qué siente la paciente?

La colocación de espéculo es como cuando realizamos una citología de rutina, solo que la prueba dura más, en torno a los 15 minutos. La aplicación de los líquidos puede producir escozor momentáneo en algunas mujeres y la toma de la biopsia con la pinza, no suele notarse o, en todo caso, como un ligero pinchazo.

En general la prueba es indolora, no necesita anestesia y se tolera muy bien. Con el video-colposcopio, la propia paciente puede ver las imágenes en tiempo real si así lo desea. La toma de biopsia puede producir algún sangrado, que coagulamos en el momento.

¿Qué tipo de paciente debe realizarse una colposcopia?

Hay unas indicaciones clínicas para la prueba:

  • Mujeres mayores de 35 años con Virus del papiloma positivo persistente.
  • Seguimiento de mujeres con lesiones cervicales leves (LSIL / CIN I).
  • Seguimiento después de un tratamiento por lesiones precancerosas.
  • Cuello clínicamente sospechoso incluso si la citología es normal.
  • Hemorragia irregular o postcoital.
  • Evaluación de lesiones benignas de vagina, vulva y ano.
  • Seguimiento de lesiones de displasia durante el embarazo.

Y unas indicaciones citológicas:

  • ASCUS (atipia).
  • LSIL (displasia leve , CIN I o lesión de bajo grado).
  • HSIL (displasia severa o lesión de alto grado, que incluye CIN II y CIN III).
  • Citologías repetidamente inflamatorias (3 o más). Recomendaciones antes de someterse a la prueba.
  • No se debe realizar durante la menstruación porque la visión no sería adecuada.
  • No utilizar cremas vaginales en los 3 días previos.
  • No mantener relaciones sexuales en la semana siguiente, sobre todo si hay algo de sangrado tras la biopsia.
  • Saber que del resultado de la colposcopia y biopsia dependen el seguimiento y tratamiento de las lesiones detectadas en la citología.
  • Saber que a veces no concuerdan los resultados de ambas pruebas, porque la citología recoge células de todo el cuello en general y la biopsia con la colposcopia es dirigida a las zonas patológicas. Así es posible que en la biopsia el resultado sea una lesión más avanzada.

Recomendaciones antes de someterse a la prueba

  • No se debe realizar durante la menstruación porque la visión no sería adecuada.
  • No utilizar cremas vaginales en los 3 días previos.
  • No mantener relaciones sexuales en la semana siguiente, sobre todo si hay algo de sangrado tras la biopsia.
  • Saber que del resultado de la colposcopia y biopsia dependen el seguimiento y tratamiento de las lesiones detectadas en la citología.
  • Saber que a veces no concuerdan los resultados de ambas pruebas, porque la citología recoge células de todo el cuello en general y la biopsia con la colposcopia es dirigida a las zonas patológicas. Así es posible que en la biopsia el resultado sea una lesión más avanzada.

 

Al final la recomendación es visitar a su GINECOLOGO (A) o en su defecto visitar nuestro sitio web https://medicosenmerida.mx/medicos-en-merida/ginecologos/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.