Seleccionar página

La ortodoncia invisible es un tratamiento que utiliza férulas transparentes removibles o alineadores transparentes.

Los alineadores transparentes son diseñados para pasar desapercibidos y aplicar diferentes fuerzas sobre los dientes para corregir su posición, de manera parecida a como lo hacen los brackets tradicionales. Los alineadores transparentes se colocan sucesivamente y van presionando los dientes hasta colocarlos en la posición deseada.

Gracias a su enorme eficacia, el sistema de ortodoncia invisible se puede utilizar en la mayoría de los casos que tradicionalmente se tratan con los brackets. El proceso inicia con la toma de registros del paciente, como fotos, modelos y radiografías. Estos registros sirven para realizar una reproducción virtual de los dientes en tres dimensiones. El ortodontista estudia la mal oclusión y desarrolla un plan de tratamiento.

El tratamiento se divide en etapas de modo que, en cada etapa el movimiento de cada diente no supere un rango predeterminado. Una vez dividido el tratamiento en etapas, podemos ver cómo los dientes son colocados sucesivamente hasta la posición ideal que deberían ocupar en la boca. Este paso permite conocer cuántos alineadores transparentes serán necesarios y la duración aproximada del tratamiento.

El número de alineadores transparentes necesarios varía en cada paciente. Los tratamientos más habituales constan de alrededor de 30 férulas, o sea 1 año y 3 meses de tratamiento. Cuanto más complejo sea el tratamiento, mayor número de férulas serán necesarias. La duración del tratamiento suele ser muy parecido a la técnica tradicional de ortodoncia, pero con un número de ventajas muy importantes además de la estética.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: