Seleccionar página
Si usted es mayor de 40 años, probablemente ha notado cambios en su visión. Los problemas más comunes que padecen las personas entre los 41 y los 60 años de edad son dificultades para leer claramente y para realizar actividades de cerca. Además, durante esta etapa otros cambios en sus ojos comienzan a afectar su trabajo y el disfrute de la vida.

Entre los 40 y los 45 años de edad, la mayoría de los adultos posiblemente comienzan a desarrollar problemas para ver claramente a distancias cercanas, especialmente al leer y al realizar actividades en computadoras. Este cambio normal de la habilidad de enfoque del ojo que está relacionado con la edad y que continuará progresando con el paso del tiempo, se denomina presbicia.

Ya sea que tengan o no la necesidad de usar anteojos, los adultos deben someterse a exámenes para controlar indicios de desarrollo de problemas oculares y visuales. Se recomienda someterse a un examen visual completo al menos cada año, para determinar si tiene problemas oculares o visuales. No se confíe de sustitutos insuficientes, como el examen el examen de la vista que ofrecen las ópticas del centro comercial.

Las personas adultas mayores de 40 años pueden estar especialmente en riesgo de desarrollar problemas oculares y visuales si presentan alguna de las siguientes características:

  • Enfermedades sistémicas crónicas como diabetes o hipertensión arterial.
  • Una historia médica familiar de glaucoma o degeneración macular.
  • Realizar un trabajo de alta exigencia visual o tener una ocupación que exponga sus ojos al peligro.
  • Problemas de salud como colesterol alto, problemas de tiroides, ansiedad o depresión y artritis que requieran el consumo de medicamentos. Muchos medicamentos, incluso los antihistamínicos, tienen efectos secundarios oculares.

Indicios de problemas de salud ocular
En esta etapa de la vida también aumenta el riesgo de desarrollar problemas oculares y visuales. Si siente alguno de los siguientes síntomas, probablemente esté experimentando los primeros indicios de un serio problema de salud ocular:

Visión fluctuante 
Si sufre cambios frecuentes en la claridad de su visión, puede estar experimentando síntomas de diabetes o hipertensión arterial (presión sanguínea alta). Estas enfermedades crónicas pueden dañar los pequeños vasos sanguíneos en la retina, es decir la capa sensible a la luz ubicada en la parte posterior del ojo, y causar una pérdida de la visión, que en algunos casos puede ser permanente.

Moscas volantes y centelleos 
Ocasionalmente puede observar manchas o moscas volantes en sus ojos. La mayoría de las veces son imágenes oscuras de partículas que se encuentran en los líquidos que llenan la cámara interior del ojo. A pesar de que pueden ser molestas, normalmente las manchas y las moscas volantes son inofensivas y generalmente, no presentan un riesgo para la visión, forman parte natural del proceso de maduración del ojo. Si de repente observa más moscas volantes que lo normal acompañados por centelleos fuertes, puede que se traten de una señal de advertencia para impedir el desprendimiento de retina, un desgarro retiniano. Esto debe ser tratado inmediatamente para prevenir una grave pérdida de la visión.

Pérdida de la visión lateral
Si usted siente que está perdiendo visión lateral o periférica, puede ser una señal de glaucoma. El glaucoma ocurre cuando el nervio óptico está dañado y no puede ejecutar la transmisión de todas las imágenes visuales al cerebro. Frecuentemente no se perciben síntomas hasta que el daño de los sectores de la retina ha comenzado.

La visualización de imágenes distorsionadas
Si las líneas rectas aparecen distorsionadas u onduladas, o si se presenta un punto ciego o área vacía en el centro de su visión, puede estar experimentando síntomas de degeneración macular relacionada con la edad (DMRE). Esta enfermedad afecta la mácula, es decir, la parte de la retina responsable de la visión central donde la agudeza visual del ojo es más fuerte. La enfermedad provoca un punto ciego en el centro de su campo visual.

Los exámenes visuales y oculares regulares pueden ayudarlo a preservar una visión saludable para toda su vida.

Al final la recomendación es visitar a su Optometrista o en su defecto visitar nuestro sitio web  https://medicosenmerida.mx/medicos-en-merida/optometristas/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.