Seleccionar página

Cáncer de vejiga y riñón: Uso de la cirugía robótica para su tratamiento

El cáncer de vejiga es la 7ª causa de cáncer a nivel mundial en hombres y la 17ª causa en mujeres.

 

Sistema quirúrgico Da Vinci

Aproximadamente el 75% de los cánceres de vejiga que son detectados son superficiales, pudiéndose manejar de forma endoscópica y con muy buenos resultados. Son el 25% restantes, los invasores, los que se asocian a una alta mortalidad y los que requieren tratamientos más agresivos. Cada año se detectan aproximadamente 190 mil casos nuevos a nivel mundial, con un registro de 38,200 muertes anuales en Europa y 17 mil en Estados Unidos.

El factor de riesgo más importante para el cáncer de vejiga es el tabaquismo, aunque también se han identificado infecciones y sustancias tóxicas, así como factores genéticos como posibles causas.

El cáncer de vejiga invasor representa una enfermedad agresiva que requiere de un tratamiento radical para poder ofrecer un buen resultado que tenga impacto en la sobrevida del paciente. El tratamiento de elección es realizado por un Urólogo, y consiste en quitar la vejiga y realizar un reservorio para la orina a base de un segmento de intestino que puede reconstruirse formando una nueva vejiga, o bien como un conducto que permita la salida de la misma a la pared abdominal. Tradicionalmente se trataba de una cirugía abierta, con gran morbilidad y riesgo, y cuya recuperación era lenta y dolorosa. Hoy en día, esta intervención se puede realizar mediante cirugía robótica utilizando el sistema quirúrgico llamado Da Vinci.

 

Cáncer de riñón y vejiga: ¿cómo actuar?

En Estados Unidos se calcula que para el 2017 se reportarán alrededor de 63,990 casos nuevos de cáncer de riñón. Aproximadamente 14,400 personas (9,470 hombres y 4,930 mujeres) morirán debido a esta enfermedad. Por razones que no están totalmente claras, la tasa de cáncer de riñón ha estado aumentando desde los 90’s, aunque esto parece haberse nivelado en los últimos años. Parte de este aumento probablemente se debe al uso de nuevos estudios por imágenes, como las tomografías computarizadas y los estudios de revisión periódica a los que son sometidos gran cantidad de la población estudiada.

Esto ayuda a detectar el tumor en etapas muy tempranas y con tamaños que permite resecar únicamente el tumor sin necesidad de quitar el riñón completo, mejorando mucho la sobrevida del paciente.

El sistema quirúrgico Da Vinci es una sofisticada plataforma robótica que tiene la finalidad de potenciar las capacidades del cirujano y para poder realizar procedimientos quirúrgicos complejos mediante cirugía de invasión mínima.

 

Qué esperar del procedimiento

Mediante la realización de pequeñas incisiones se introduce una cámara tridimensional de alta definición e instrumentos con un sistema patentado Endowrist que permiten 7 ángulos de movimiento y 90 grados de deflexión dentro del cuerpo del paciente. El cirujano realiza la cirugía sentado en una consola de diseño ergonómico teniendo en todo momento una visión tridimensional del campo quirúrgico. Las mejorías que permiten a la plataforma quirúrgica Da Vinci realizar procedimientos quirúrgicos complejos de forma mínimamente invasiva son:

  • Visión tridimensional de alta definición con magnificación hasta 10x, que permite una muy clara identificación de tejidos y estructuras anatómicas. Incorpora la tecnología Firefly, que al cambiar la longitud de onda permite identificar estructuras vasculares fuera del rango de visión del ojo humano
  • Instrumentos quirúrgicos con la tecnología Endowrist, que permiten un mayor rango de movimiento que la mano humana en un espacio reducido
  • Incorpora un sistema que reduce el temblor de la mano del cirujano, así como poder escalar un rango de movimiento a un espacio pequeño dentro del cuerpo humano

 

Ventajas de la robótica en este tipo de cáncer

Esta mayor precisión quirúrgica se traduce en mejor capacidad de identificar y preservar estructuras anatómicas vitales, disminuir la pérdida sanguínea, un menor tiempo de recuperación postoperatorio y menor tiempo de estancia y, gracias a esta intervención, intrahospitalaria. Haciendo uso de ésta herramienta, la cistectomía robótica es un método más sencillo y efectivo, de invasión mínima para tratar el cáncer de vejiga. Brinda a los pacientes una cirugía más precisa con menores complicaciones y tiempo de recuperación.

En cuanto al cáncer renal, la precisión de los movimientos y el aumento en la visión permite la resección precisa del tumor renal, sin necesidad de retirar el riñón completo, dejando al paciente con una función renal muy adecuada y con una muy alta tasa de curación de la enfermedad.

Cáncer: una realidad latente

El cáncer de riñón está entre los 10 cánceres más comunes tanto en hombres como en mujeres. En general, el riesgo de cáncer de riñón durante la vida es aproximadamente de 1 en 63 (1.6%). Los factores de riesgo pueden ser genéticos y hereditarios; el tabaquismo y ciertas sustancias en alimentos y bebidas también tienen que ver con el padecimiento.

Al final la recomendación es visitar a su UROLOGO o en su defecto visitar nuestro sitio web https://medicosenmerida.mx/medicos-en-merida/urologos/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

A %d blogueros les gusta esto: