Seleccionar página

La gravedad del asma se mide según la intensidad de la enfermedad, la respuesta al tratamiento y el grado necesario en el procedimiento para controlar los síntomas. Estos son básicamente tos seca, disnea o falta de aire, sibilancias o pitidos torácicos y opresión torácica. Un paciente presenta asma grave cuando sus síntomas se manifiestan de manera continua varias veces al día y si precisa medicación de alivio o rescate como un broncodilatador de acción rápida. Además presenta síntomas nocturnos frecuentes, tiene mucha limitación de su actividad, una función pulmonar muy reducida y tiene dos o más exacerbaciones (crisis graves que requieran tratamiento en urgencias) al año.

 

El asma solo en primavera, ¿se puede considerar asma grave

La gravedad del asma puede variar a lo largo del tiempo, por lo que es necesario reevaluarla periódicamente. Es una enfermedad inflamatoria variable. En el caso del asma alérgica, si el paciente presenta hipersensibilidad a pólenes suele tener un empeoramiento en la estación polínica correspondiente. Si cumple los criterios anteriormente indicados debería considerarse asma grave aunque al cabo de unos meses el paciente pueda estar prácticamente asintomático.

 

Tratamiento biológico para el asma grave

Un alto porcentaje de pacientes con asma no está controlado, incluso a pesar de seguir un tratamiento adecuado. Por ello son necesarios otros tratamientos que sean eficaces, seguros y selectivos para los distintos fenotipos de asma. Los tratamientos biológicos son los anticuerpos monoclonales frente a dianas selectivas, que se obtienen mediante la tecnología del ADN recombinante. Actualmente hay algunos disponibles, aunque dentro de unos años habrá más. Los dos tratamientos disponibles actualmente en Alergología se administran en dosis repetidas subcutáneas profundas durante unos cinco años. El primero tiene una posología variable dependiendo de los niveles de Inmunoglobulina E (IgE) y del peso del paciente, el segundo se administra a dosis fija mensual.

 

Candidatos a someterse al tratamiento biológico para el asma grave

Es muy importante determinar el perfil individual de alteraciones fisiopatológicas predominante en cada paciente para prescribir el tratamiento más adecuado en cada caso. Uno de los tratamientos comentados anteriormente está indicado en el asma más puramente alérgica, tanto en adultos como en niños a partir de 6 años de edad. El segundo es para pacientes adultos con asma eosinofílica, sean o no alérgicos. Ambos fármacos están indicados para pacientes que no respondan adecuadamente al tratamiento con antiinflamatorios y broncodilatadores, en pacientes con numerosas crisis, asistencias a urgencias que precisan ciclos de corticoides orales y absentismo tanto laboral como escolar por esta enfermedad. El principal inconveniente de esta modalidad de tratamiento es su alto precio, por ello el paciente candidato a su administración debe de ser muy bien seleccionado.

 

Resultados del tratamiento biológico para el asma grave

Es un tratamiento eficaz en pacientes que estén bien seleccionados, mejorando notablemente su calidad de vida, reduciendo su medicación, las asistencias a urgencias y el número de ingresos hospitalarios, lo que supone a largo plazo una reducción en los costos tanto directos como indirectos que genera y van asociados a la enfermedad asmática mal controlada.

 

 

Al final la recomendación es visitar a su Alergólogo o en su defecto visitar nuestro sitio web https://medicosenmerida.mx/medicos-en-merida/alergologos/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.