Seleccionar página

 

La importancia de la vacunación, es la protección contra  las enfermedades infecciosas prevenibles con la inmunización (vacunación),  en todos los grupos de la  población. La tasa de vacunación en los niños,  para la mayoría de enfermedades infecciosas, es cerca del 90 % en USA y  Canada.

Las tres principales deficiencias en la tasa de vacunación en los adultos y adolescentes, ocurre con la hepatitis B, influenza (gripe), enfermedad neumocócica  (neumonía, meningitis, otitis, sinusitis etc).                 En consecuencia la tasa de vacunación en medio de adolescentes y adultos, necesita un mejoramiento, particularmente parahepatits B, influenza (gripe), enfermedad  neumocócica.En comparación, la proporción de cobertura nacional en USA, para la mayoría de las inmunizaciones de enfermedades infecciosas, en los adultos es menor 70%. La brecha de la inmunización en los adultos, es particularmente mayor en la población de 65 años y mayores, inmigrantes, grupos religiosos que se oponen a la vacunación, afro-americana, asiaticos y latinos que viven en USA.  Esta tasa de vacunación todavía es menor en los adultos latinoamericanos, y más aún deficiente, en los estratos socioeconómicos pobres, de nivel cultural bajo, y en  ciertas etnias indígenas y negras.

     Hepatitis B, es el responsable de 4.000 a 5.000 muertes cada año. La influenza ha causa alrededor de 20.000 muertes, en cada uno de los 11 brotes ocurridos desde 1972 en USA,  en  la población mayor a 65 años, ocurre el 90% de esas muertes. La enfermedad neumocócica, causa de 10.000 a 14.000 muertes de adultos cada año, más que otras infecciones bacteriana prevenibles con vacunas. Estas tres enfermedades infecciosas ( hepatitis B, influenza, enfermedad neumocócica), prevenibles con vacunación,  produce la mayoría de las complicaciones de  morbilidad y mortalidad en medio de los adultos. Por lo que la inmunización en estos grupos poblacionales debería ser mejorado.

Las potenciales barreras que impiden una total vacunación, es el bajo nivel de conocimiento acerca de la enfermedad en los adolescentes y adultos. Por ejemplo, se ignora que la hepatitis B es transmitida por sexo no protegido (60%), uso de drogas intravenosas (55%) o exposición a sangre infectada (39%).      Más de 2 billones de personas han sido infectadas con el virus de la Hepatitis B (HBV). Aproximadamente 20 millones de nuevos casos de hepatitis B son reportados anualmente, el 5% de la población total mundial, permanece crónicamente infectado y es portador del virus. Cada año, cerca de 1 millón de personas mueren por enfermedad relacionada a Hepatitis B (HB), tales como hepatitis crónica activa, cirrosis o cáncer primario de hígado. La vacunación ha sido reconocida a ser la forma más eficaz de profilaxis, proveyendo protección a largo plazo contra la infección e enfermedad clínica. Son bien toleradas y eficaces, en al menos 95%.                                                                                                                                            La importancia de la vacunación contra la gripe cada  años especialmente en los mayores de 65 años y en los pacientes de altos riesgo (fumadores; EPOC enfermedad pulmonar obstructiva crónica: asma y enfisema; enfermedad cardiaca; diabetes; cirrosis), la inmunización en pacientes adultos hospitalizados, los adultos mayores de 50 años y mujeres embarazadas quienes están en el. 1er trimestre del embarazo durante las estaciones de mayor incidencia de gripes, deberían ser consideradas para la inmunización contra la influenza, para evitar las complicaciones de la gripe (neumonía y exacerbaciones agudas del EPOC) en esta clase de pacientes y reducir la necesidad del uso de antibióticos, por la probabilidad de complicaciones con infecciones bacterianas.

     Los adultos de altos riesgo con enfermedades crónicas y todos los adultos mayores de 65 años deberían ser inmunizados contra enfermedad neumocócica, con la vacunaneumocócica polisacárida (PPV). Estas inmunizaciones pueden efectivamente reducir la necesidad del uso antibióticos por la reducción de la presencia de infección bacteriananeumocócica (neumonía, meningitis, otitis, sinusitis etc.) disminuyendo la morbilidad que producen estas infecciones en los pacientes de alto riesgo.

     Otra estrategia que puede reducir las barreras y mejorar la cobertura con las inmunizaciones, es crear una conciencia o cultura entre los profesionales médicos que valore la importancia de la vacunación. El mejoramiento en la educación médica acerca de la inmunización es una estrategia que mejorara la cobertura de vacunación.

En consecuencia la vacunación en la  población  adolescente y adulta, debería ser una política de salud en todos nuestros países, como es la vacunación obligatoria en los niños, porque estas enfermedades son prevenibles con la vacunación  y ahorran muchos recursos económicos en la población económicamente activa.