Seleccionar página

Es una raíz elaborada de titanio principalmente, que se coloca quirúrgicamente  en los huesos maxilares por debajo de las encías, la cual sirve para sostener un diente artificial, tal como se visualiza en la imagen.

Los implantes dentales pueden ser una de las mejores opciones para las personas que han perdido algún diente o incluso varios, debido a que son firmes, fuertes, resistentes y en la mayoría de los casos son útiles durante muchos años.

Por lo general, se consideran principalmente dos tipos de implantes dentales los cuales son:

  • Subperiósticos (yuxta-óseos)
  • Endo-óseos

La pérdida de dientes, es más común de lo que se cree. Puede ser producto de varias circunstancias que van asociadas desde lo más básico como lo es una mala higiene bucal; alguna fractura accidental, hasta alguna enfermedad periodontal. Sin embargo, a pesar de que los dientes son piezas fundamentales para poder masticar los alimentos y mantener una dieta saludable, no muchas personas conocen lo que es el implante dental, como una alternativa apropiada que podrá mejorar su calidad de vida.

Es importante recurrir a los profesionales, puesto que ningún tratamiento dental es para toda la vida, por lo que es recomendable, que el procedimiento de colocar el implante sea realizado en clínicas dentales con profesionales experimentados en la materia.

Muchos estudios han demostrado que esta técnica, es una opción sólida y resistente a la fuerza de la mordida y la masticación, pero es indispensable, que el especialista cuente con los conocimientos necesarios para que realice la respectiva evaluación de las condiciones previas del paciente, toda vez que no todas las bocas pudieran estar aptas para recibir dicho implante y en este sentido, puede ser necesaria una preparación anticipada a la colocación de la nueva pieza dental, con una buena planificación que eviten mayores riesgos y pueda garantizar que el tratamiento sea más duradero.

Asimismo, es deber del odontólogo y su equipo auxiliar, explicar con detalles al paciente, todos los cuidados a seguir, la higiene bucodental y las revisiones posteriores a la colocación del implante, pues es vital para el éxito del tratamiento a largo plazo.

Ignorar la pérdida de los dientes trae como consecuencia el deterioro progresivo de las condiciones necesarias para el uso de implantes dentales, afectando seriamente, no solo tu salud bucal, sino también tu estado emocional, tu calidad de vida, la confianza en ti y hasta la capacidad de comunicarte con los demás, solo por el temor de la apariencia estética dental.

Muchos aspectos de tu vida pueden mejorar si tomas conciencia de la importancia que tiene el recuperar y sustituir a través de un implante, el espacio que dejó la ausencia de alguna pieza dental en tu boca, logrando recuperar la sonrisa de tus sueños.