Seleccionar página

En el ámbito del adelgazamiento, la mayoría de los tratamientos homeopáticos trabajan para impulsar su metabolismo y poner remedio a los problemas digestivos, los cuales son dos factores importantes para reducir el peso. Y es que hay que tener claro que sin una buena digestión NO habrá pérdida de peso. Lo que los homeópatas suelen hacer, es examinar los síntomas de un paciente y hacerle preguntas acerca de su condición. Posteriormente, prescribirá el remedio adecuado para perder peso.

A diferencia de los métodos tradicionales de pérdida de peso, no hay un remedio único para todas las personas con problemas de peso, sino que cada individuo requiere de su propio tratamiento específico para su caso en concreto. Tanto es así que una persona con sobrepeso que no puede controlar su apetito necesita un remedio diferente de otra persona con sobrepeso que tiene un constante deseo por los dulces.

Para el primer caso, el remedio homeopático correcto es Calcárea carbónica, mientras que, para el segundo, el remedio es Argentum nitricum. Si seguimos con tipologías distintas de sobrepeso, tenemos que, para esos problemas de peso asociados con la pereza, el remedio es Capsicum. En cambio, Ignatia es un remedio homeopático para las personas con sobrepeso que muestran miedo y síntomas de ansiedad, como por ejemplo el dejar de fumar o la pérdida de un ser querido. En aquellos casos en que la gente que tiende a comer y disfrutar de los alimentos grasos, el remedio es Nux vomica. Hay que tener presente Anacardium orientale para controlar los impulsos de ansiedad y el picoteo entre comidas, ya que nos sirve para regular el apetito en aquellos casos de «hambre emocional», es decir, de comer impulsivamente sin tener realmente apetito. No debe faltar en un tratamiento homeopático para adelgazar. Hay también otros remedios homeopáticos comunes para bajar de peso como son Coffea cruda y Antimonium crudum. El segundo de ellos es útil para frenar el apetito feroz que presentan aquellas personas catalogadas como «glotonas». Sulfur ha mostrado buenos resultados en comilones sedentarios, es decir aquellos pacientes que disfrutan comiendo abundante pero que luego realizan poco movimiento que les ayude a quemarlos. El remedio Graphites se utiliza en mujeres premenopáusicas que tienen dificultades para bajar de peso por más que lo intenten. Finalmente, hay que mencionar que Hypothalamus puede ayudar a reducir la sensación de hambre. Como hemos visto, existe una gran variedad de remedios que nos pueden ser útiles a la hora de enfrentarnos al temido momento de luchar con la báscula seguro que nosotros mismo podemos aventurarnos a utilizar el remedio que consideramos más apropiado para nuestro caso.

Pero no hay que olvidar que el mejor consejo homeopático nos lo brindará un especialista en homeopatía, así que la mejor recomendación es ponerse en manos de un experto en la materia para que pueda realizar nuestro seguimiento, hacer las modificaciones adecuadas en el tratamiento elegido y, por supuesto, animarnos para evitar el fracaso.