Seleccionar página

 

Las infecciones de transmisión sexual (ITS) representan un serio problema de salud pública en todo el mundo. Aproximadamente 900 mil personas se infectan a diario y se registran 340 millones de casos nuevos de ITS cada año en el mundo, y la proporción de casos es mayor entre personas de 15 a 49 años, siendo similar en ambos sexos, observándose un ligero predominio entre los hombres.

La gonorrea es causada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae y la puede propagar cualquier tipo de actividad sexual. Se puede contraer por contacto con la boca, la vagina, el pene o el ano.

Las probabilidades de contraer esta infección son mayores si usted:

  • Tiene múltiples compañeros sexuales.
  • Tiene un compañero con antecedentes de cualquier enfermedad de transmisión sexual.
  • No utiliza condón durante las relaciones sexuales.

SÍNTOMAS

Los síntomas de gonorrea con frecuencia aparecen de 2 a 7 días después de la infección.

Los síntomas incluyen:

  • Dolor y ardor severos al orinar.
  • Aumento de la frecuencia urinaria con o sin urgencia.
  • Secreción por la uretra (de color blanco, amarillo o verde), síntoma clásico en la enfermedad.
  • Meato uretral rojo o inflamado.
  • En el caso de la mujer puede presentarse dispareunia (dolor durante las relaciones sexuales).
  • En las mujeres, las infecciones por gonococo y clamidia que no son tratadas a tiempo pueden llegar a generar enfermedad pélvica inflamatoria hasta en 40% de los casos. Uno de cada cuatro de estos casos provoca infertilidad.

 

 

EXAMENES DE LABORATORIO

La gonorrea se puede detectar rápidamente examinando una muestra de tejido o secreción bajo un microscopio. Esto se denomina tinción de Gram. Aunque este método es rápido, no es el más seguro. Hoy en día utilizamos las pruebas que detectan el ADN del virus en la orina o sangre, esto se llama PCR (Polymerase Chain Reaction, por sus siglas en inglés).

TRATAMIENTO

Es tratada mediante el uso de antibióticos específicos contra la bacteria causal. La duración del tratamiento puede variar, sin embargo, esta entre los 3 y los 7 días. Nunca se automedique sin que lo valore un médico de primera instancia. La resistencia bacteriana a los antibióticos hoy en día es un efecto del uso indiscriminado de éstos. Las parejas sexuales se deben examinar y tratar para evitar la transmisión de la infección de forma recíproca. Usted y su pareja deben terminar todos los antibióticos.

En caso de no ser tratada en forma correcta o de retrasarse el diagnóstico, puede generar complicaciones a mediano y largo plazo. En el caso de la mujer, la infertilidad por cicatrización de las trompas de Falopio y la enfermedad pélvica inflamatoria son las más temidas.

En el caso del hombre, la estenosis o estrechamiento de la uretra y la orquiepididimitis (inflamación del testículo) son las que más tememos.

Desgraciadamente, y a pesar de las campañas llevadas a cabo por las escuelas y centros de salud del país, esta enfermedad va en aumento debido a la falta de información hacia los jóvenes que inician con su vida sexual. Considero que, como adultos, y ya no digamos como padres, tenemos la obligación de informar a los adolescentes y jóvenes de los riesgos de iniciar una vida sexual en forma temprana, así como de las formas de protección existentes hoy en día para evitar contagiarse de este tipo de enfermedades y no sólo para evitar embarazos no deseados.

 

Nos vemos en la siguiente publicación. Puedes dejarnos tus comentarios, dudas y preguntas en la Fan Page de la revista o en nuestra página de internet www.urologiadelsureste.com