Seleccionar página

Al consultar al Audiólogo las evaluaciones auditivas que ayudan al especialista a determinar las causas de la pérdida de la audición, las alteraciones del equilibrio o los mareos, así como el tratamiento son:

  • Evaluación audiológica integral. Este procedimiento determina tu capacidad para escuchar en relación con los niveles de audición conforme a la edad dentro de los límites normales para determinar si tienes una pérdida de la audición, el lugar donde se produce y el tipo o clasificación. Esta información es esencial para determinar si es posible realizar un procedimiento quirúrgico o médico o si el uso de audífonos puede ayudar. Durante esta sesión, también es posible que se analicen estrategias para mejorar la comunicación y prevenir la pérdida de la audición.
  • Timpanometría. Esta prueba evalúa la estructura del oído medio, que consta del tímpano y tres huesos pequeños que conectan el tímpano con el oído interno. Las disfunciones u obstrucciones del oído medio a menudo se pueden tratar médica o quirúrgicamente.
  • Reflejos acústicos y declinación del reflejo acústico. Esta prueba evalúa la capacidad del nervio acústico de transmitir señales auditivas al cerebro. Las obstrucciones en esta vía indican la necesitad de realizar consultas médicas adicionales.
  • Potencial evocado auditivo o prueba de respuesta auditiva del tronco encefálico. Esta evaluación mide los impulsos nerviosos eléctricos que transmiten el sonido desde el oído interno hasta el cerebro. Se pueden colocar electrodos en el conducto auditivo y en la cabeza. Luego, se activan sonidos de chasquidos cortos. El audiólogo puede determinar cómo se transmite el sonido al cerebro y si hay obstrucciones o interrupciones en los impulsos nerviosos.
  • Prueba de ruido de ecualización de umbral (TEN) Esta prueba determina si tienes regiones tonales en el oído interno que ya no responden a la estimulación sonora, lo que crea “zonas muertas”. Es posible que tu audiólogo utilice la información sobre las regiones no funcionales del oído interno a fin de determinar cómo ajustar los audífonos y cuánta ayuda pueden ofrecer estos.
  • Prueba en conversaciones con ruido de fondo (SIN) Esta prueba evalúa tu capacidad de comprender conversaciones en entornos ruidosos y compara tu desempeño con el de las personas sin dificultad para escuchar las conversaciones con ruido de fondo. Tu audiólogo utiliza estos resultados para determinar si te puede beneficiar usar audífonos en entornos ruidosos y qué tipo de sistema de circuitos de audífonos se pueden necesitar.
  • Emisiones otoacústicas. Esta prueba evalúa el funcionamiento de las células pilosas externas en el oído interno. Las emisiones otoacústicas son señales acústicas generadas por el oído interno normal, ya sea en ausencia de estimulación acústica (emisiones espontáneas) o en respuesta a la estimulación acústica (emisiones evocadas acústicamente). Estas emisiones se pueden medir al colocar un micrófono en la abertura del canal auditivo y analizar las señales obtenidas.
  • Pruebas de diagnóstico vestibular valoran la función normal o anormal de la región del oído interno encargada del equilibrio: el vestíbulo y los canales semicirculares. Para ello, se analiza un reflejo ocular fisiológico llamado nistagmo.