Seleccionar página

El daño a las glándulas suprarrenales en la enfermedad de Addison generalmente lo causa una enfermedad autoinmunitaria, es decir, cuando el sistema inmunitario de la persona ataca sus propias células y órganos. En los países desarrollados, la enfermedad autoinmunitaria causa 8 o 9 de cada 10 casos de enfermedad de Addison.
Ciertas infecciones también pueden causar la enfermedad de Addison. La tuberculosis NIH external link (TB) puede dañar las glándulas suprarrenales y era la causa más común de la enfermedad de Addison. A medida que el tratamiento mejoró con los años, la TB se convirtió en una causa mucho menos común. Las personas con el VIH/SIDA NIH external link y cuya inmunodeficiencia no puede combatir las infecciones que podrían causar la enfermedad de Addison, también corren riesgo.

Las causas menos comunes de la enfermedad de Addison son:

  • células cancerosas en las glándulas suprarrenales
  • extirpación quirúrgica de las glándulas suprarrenales para tratar otras afecciones
  • hemorragia en las glándulas suprarrenales
  • trastornos genéticos que afectan la forma como se desarrollan o funcionan las glándulas suprarrenales
  • ciertos medicamentos, como los antimicóticos o el etomidato, un tipo de anestesia general.

Un análisis de sangre puede encontrar anticuerpos que están presentes en la enfermedad autoinmunitaria de Addison. Los anticuerpos son proteínas que produce el sistema inmunitario para proteger al organismo de bacterias o virus. En la enfermedad autoinmunitaria de Addison, los anticuerpos atacan por error las glándulas suprarrenales. La mayoría de las personas, pero no todas, con esta enfermedad tienen estos anticuerpos. Si el análisis muestra anticuerpos, no se necesitan más pruebas.

Las tomografías computarizadas NIH external link usan una combinación de rayos X y tecnología informática para crear imágenes de los órganos y otras estructuras internas. Una tomografía computarizada del abdomen puede detectar cambios en las glándulas suprarrenales. En la enfermedad autoinmunitaria de Addison, las glándulas son pequeñas o de tamaño normal y no tienen otras anomalías visibles.

Las glándulas suprarrenales agrandadas o una acumulación de calcio en las glándulas pueden ocurrir cuando la causa de la enfermedad de Addison es una infección, hemorragia en las glándulas suprarrenales o células cancerosas en las glándulas. Sin embargo, estos cambios no siempre ocurren en la enfermedad de Addison causada por la TB.

Fuente: NIDDK