Seleccionar página

Por si no lo sabías, una endodoncia es realizada para poder salvar un diente que se encuentra perjudicado por alguna infección que incluso afecta hasta la raíz del nervio, haciendo que su práctica no sea solo para mantener tu sonrisa, sino también para obtener una dentadura saludable dejando atrás todo el dolor que puedas sentir por alguna infección.

Es comprensible que te sientas algo nervioso y más aún si dentro de poco debes recibir un tratamiento, es por eso que te queremos compartir algunas cosas que debes saber antes de visitar a tu doctor y te sientas más tranquilo.

Vamos paso a paso para una mejor endodoncia

Primero que nada tu dentista creará un historial médico, en donde te preguntará entre varias cosas si padeces de diabetes, úlceras, alergias o enfermedades cardiacas. Todo esto por tu seguridad.

También puede ser que al momento de la administración de un anestésico local, puedas sentir ciertos adormecimiento en algunas áreas de tu cara, pero relájate, esto es totalmente normal y además, desaparecerá después de un tiempo.

En algunos casos tus dientes después de ser atendidos con una endodoncia, pueden quedar algo sensibles al tacto, pero todo dependiendo de tu evolución y estado de salud, esta sensación puede desaparecer a los pocos días.

Por su puesto, si tal nivel de sensibilidad extrema dura mucho tiempo de lo sugerido, tu dentista te recetará unos medicamentos que te aliviarán el dolor.

A %d blogueros les gusta esto: