Seleccionar página

Un grupo de expertos alemanes asegura que las relaciones sexuales no aumentan el riesgo de infarto cardíaco.

Los científicos de la Universidad de Ulm (Almania) incluso aseguran que los pacientes cardíacos pueden retomar su vida sexual sin problemas después de sufrir un infarto. Sobre esto se detalla que menos de la mitad de los hombres y menos de un tercio de las mujeres son asesorados sobre la vida sexual que pueden llevar tras un infarto, según el estudio publicado en el «Journal of the American College of Cardiology».

«Es importante asegurarles a estos pacientes que no deben preocuparse y que pueden seguir con su vida sexual normal», dijo Dietrich Rothenbacher, quien dirigió el estudio médico.

Para sacar sus conclusiones, los expertos observaron durante diez años a 536 pacientes de entre 30 y 70 años. Los participantes dieron datos sobre su vida sexual durante los primeros 12 meses anteriores al infarto. Más de la mitad de ellos dijeron que tenían relaciones sexuales por lo menos una vez por semana y un 15% se declaró abstinente.

Los pacientes fueron exhortados a decir cuándo fue la última vez que tuvieron sexo antes del infarto. Tres indicaron que en la hora que precedió al infarto y casi 80% más de 24 horas antes.

Un centenar de los más de 500 pacientes volvieron a sufrir un infarto cardíaco, una apoplejía u otro accidente cardiovascular en los diez años siguientes. Sin embargo, la frecuencia de su actividad sexual no influyó el riesgo de forma negativa.

«La actividad sexual es segura e importante para la psiquis y para la relación», agregó Rothenbacher. (I)