Seleccionar página
  • Desayunos de 15 países ¿Son todos saludables?
 

¿Eres de las personas que desayunan? Yo, ¡definitivamente sí! No hay nada comparable a un buen desayuno. Me encanta desayunar los fines de semana acompañado de mi familia y mis amigos, con café, jugo de fruta recién exprimido, bollitos de pan, mermelada y un huevo con un poco de jamón. Y si lo completo con un tazón de fruta picada, ¡tanto mejor!

“El desayuno es básico porque debemos reponer nuestras reservas de nutrientes tras una noche de sueño”, dice Claudia Thienel, nutrióloga de Bonn, Alemania. “Nuestro cuerpo necesita almacenar carbohidratos, fibra, vitaminas y minerales”. Pero, ¿cuál es la mejor forma de proveer de estos nutrientes al organismo? La primera vez en la vida que desayuné sopa de miso y tofu, en un hotel de Francfort, entendí por qué cada cultura da una respuesta diferente a esta pregunta. Así que les pedí a algunos de mis colegas de Reader’s Digest de todo el mundo que describieran el desayuno típico de su país.

Thienel analizó después las respuestas basándose en las recomendaciones de la Sociedad Alemana de Nutrición. Sus conclusiones sugieren que muchos de nosotros deberíamos seguir el ejemplo de los finlandeses. Según la experta, “un desayuno saludable debe incluir algún producto de cereal entero acompañado de leche descremada y frutas o verduras”. ¡Buen provecho!

Estados Unidos

Markus Ward, director de arte 

No se suele desayunar lo mismo entre semana que el fin de semana. 

Entre semana, muchos toman solamente un tazón de cereal con leche y un poco de azúcar.

Los sábados y los domingos, el desayuno es un poco más elaborado. Un plato típico puede incluir dos o tres tiras de tocino, dos huevos fritos y una porción de papas fritas.

Para muchas personas, una taza de café y un vaso de jugo de naranja es casi un ritual diario.

El dictamen de la experta:

Se recomiendan dos porciones de fruta al día (250 g), y el jugo de naranja equivale a una. El cereal de maíz empaquetado suele contener azúcar. Añadirle más azúcar sólo aumentará la cantidad de calorías sin agregar valor nutricional. El desayuno del fin de semana contiene demasiada grasa.

México

Mitssue GuzmánN, coordinadora editorial

Nuestra gastronomía es muy variada, y en cada región del país el desayuno típico es distinto. En la capital, donde vivo, uno común es éste:

Entre semana: un sándwich o una torta de jamón con queso, mayonesa, frijoles, chile y alguna verdura, como tomate, cebolla o lechuga. El tipo de pan lo decide cada familia.

Los fines de semana: huevos fritos con tortilla bañados en salsa verde, roja, o ambas, acompañados de fri-joles refritos. O bien, quesadillas de guisados diversos.

De bebida, se puede optar por un café negro o con leche, té o jugo de naranja o zanahoria.

El dictamen de la experta (emitido por Mariana Jiménez Cárdenas, experta en nutrición):

Si el pan usado es integral, aporta fibra. Las verduras y los frijoles son ricas fuentes de vitaminas, minerales y fibra, y dan mayor volumen al desayuno con menos calorías. La salsa también aporta vitaminas y minerales. La tortilla contiene fibra, hierro y vitaminas del complejo B. El jugo contiene vitaminas y minerales, y el café, antioxidantes. El jamón es alto en grasa y sodio, sobre todo si es ahumado. La mayonesa contiene grasa saturada, así que conviene sustituirla por aguacate, cuya grasa es mucho más saludable. 

Argentina

Daniel Weigandt, director editorial

Nuestro desayuno consiste en:

Pan blanco o de centeno untado con mantequilla o queso crema. A veces lo coronamos con mermelada o jalea.

Los fines de semana el pan se sustituye por croissants salados o dulces.

La bebida habitual es una taza de café con leche (250 ml).

El dictamen de la experta:

El café con leche y el queso crema son fuentes de calcio, esencial para huesos y dientes. Yo recomendaría leche descremada y queso con un contenido de grasa en materia seca de entre 30 y 40 por ciento. No hay ni fruta ni verduras en este desayuno. Además, un solo croissant puede contener hasta 25 gramos de grasa. ¡Eso es la mitad de la cantidad diaria recomendada!

Brasil

Raquel Zampil, directora editorial

El desayuno típico en el sureste es:

Un bollo de pan (50 g) untado con una cucharada de mantequilla. Muchos brasileños le añaden una rebanada de queso blanco o de jamón y una de queso amarillo.

Una taza de café con leche entera y un vaso de jugo de naranja natural.

En el noreste de Brasil:

Cuscús de maíz (un tipo de pastel de maíz) con huevos o leche de coco y una tortita de tapioca.

El dictamen de la experta:

El jamón cocido es una buena fuente de proteínas baja en grasas. La leche de coco y las tortitas fritas contienen mucha grasa.

India

Mohan Sivanand, director editorial

Hay incontables opciones para desayunar. Éste es el desayuno típico del estado de Kerala, donde resido, en el extremo sur de la India: 

Un par de dosas de arroz hechas en un wok pequeño. Se remojan en un curry del que toman sabor, hecho con una mezcla de cebolla, zanahoria, papa, chile verde, leche de coco y especias. Se le puede añadir carne. Una variante es remojar lasdosas en un curry mucho más picante, con cebolla frita y huevos duros.

Una o dos tazas de café con un poco de leche y azúcar.

El dictamen de la experta:

Las verduras del curry aportan vitaminas, minerales y fibra.

Por ser fritas, las dosas contienen mucha grasa. Además, este desayuno no incluye ningún grano entero.

Singapur

Siti Rohani, directora editorial

Singapur es muy multicultural, así que no hay un solo desayuno típico. Éste es uno de estilo malayo:

Nasi lemak: se hace con una taza de arroz cocido con leche de coco y sambal (pasta de chile), un pescado frito, una cucharada de cacahuates fritos y anchoas fritas. 

Y éste es de estilo chino:

Pan tostado con kaya: dos rebanadas de pan con mermelada de coco y un huevo pasado por agua con una pizca de salsa de soya.

Tomamos café o té endulzado con leche condensada.

El dictamen de la experta:

El pescado es una valiosa fuente de yodo. El pescado graso contiene ácidos grasos omega 3, que favorecen el metabolismo de las grasas.

Los huevos contienen colesterol, y la ingesta diaria de este nutriente no debe exceder de 300 mg. Alimentos como los fideos chinos y los pasteles también contienen huevo. Los expertos en salud advierten contra los peligros de comer más de tres huevos a la semana.

Taiwán

Raycine Chang, subdirectora editorial

Tenemos varias opciones:

Un tazón de gachas de arroz (300 g de arroz) con pepinillos en vinagre, cacahuates o carne seca machacada (50 g de cada uno).

Pastel de ajonjolí, o sésamo (unos 200 g de harina), con una especie de churros (100 g de harina).

Bollos al vapor rellenos (harina, verduras y un poco de carne picada).

Una taza de leche de soya.

El dictamen de la experta:

Cocer al vapor los bollos conserva las vitaminas de las verduras. Las porciones son muy grandes. Una porción de arroz cocido debe pesar entre 150 y 180 g. En cuanto a los 50 g de cacahuates, 48 son de grasa, que es casi la totalidad de la cantidad diaria recomendada.

Australia

Sally McMullen, coordinadora editorial

No es fácil decir cuál es el desayuno australiano típico. Las siguientes son sólo dos opciones: 

Dos rebanadas de pan multigrano o de quinoa y salsa de soya con una cucharadita de mantequilla y una de Vegemite (pasta untable de extracto de levadura).

Dos Weetbix multigrano (galletas integrales con alto contenido de fibra y muy poca azúcar), con 200 ml de leche descremada.

Nos encanta la fruta, así que por lo común acompañamos el desayuno con un plátano o una manzana.

Un vaso de jugo de naranja o una taza de café con leche y una cucharadita de azúcar.

El dictamen de la experta:

Productos integrales como el pan tostado de quinoa y el multigrano son ricos en fibra y sacian por ratos más largos. La leche descremada es una buena fuente de calcio. El jugo de naranja y la pieza de fruta cuentan como dos porciones de fruta. Añadir otra sólo aumenta la ingesta de calorías y azúcar.

Alemania

Michael Kallinger, director editorial

En mi país algunos prefieren un desayuno dulce, y otros, algo un poco más saludable. Yo combino ambos: 

Dos rebanadas de pan de centeno, dos cucharaditas de mermelada, unos 15 g de mantequilla y dos rebanadas de queso o embutido (unos 40 g).

Un huevo cocido (uno a la semana).

Dos tazas de café (unos 300 ml de café y 100 ml de leche).

El dictamen de la experta:

El pan de centeno contiene hierro, que es necesario para el transporte de oxígeno a través de la sangre, entre muchas otras funciones. Quince gramos de mantequilla es un exceso. Y faltan frutas y verduras en este desayuno.

Reino Unido

Alex Finer, director editorial de RD Europa

Mucha gente cree que el desayuno inglés típico incluye huevos, pan frito, tocino, salchichas, champiñones y alubias cocidas. Este desayuno aún se ofrece en hoteles y pensiones, y a veces se toma también en los hogares los fines de semana. Hoy es más común desayunar lo siguiente:  

Un tazón de cereal con leche entera o descremada, y una rebanada de pan blanco o integral untado con mantequilla o margarina y mermelada o jalea.

Una taza grande de té o café, y un vaso chico de jugo de naranja.

En los meses de invierno muchos británicos desayunan gachas de avena caliente con un poco de leche y azúcar o mermelada.

El dictamen de la experta:

Los cereales integrales, sobre todo los que no contienen azúcar añadida, son recomendables como fuente de fibra. La elección entre té o café es un asunto de simple gusto. El té negro y el verde contienen cafeína, así que los dos tienden a despertarlo a uno tanto como el café. Ningún desayuno supera al inglés en colesterol, grasa y calorías. Es el desayuno típico ¡que todo el mundo debería evitar a toda costa!

Finlandia

Ilkka Virtanen, director editorial

Tres de cada cuatro finlandeses jamás se saltarían el desayuno. Éstas son dos opciones comunes: 

Una o dos rebanadas de pan de centeno o de avena, con mantequilla o margarina, una rebanada de queso, jamón y pepino o tomate.

Entre 100 y 200 g de muesli, cereales o gachas de avena acompañadas de arándanos azules silvestres de Finlandia o arándanos rojos y un tazón de leche pequeño.  

Una o dos tazas de café filtrado con un chorrito de leche (10-20 ml).

El dictamen de la experta:

El centeno y la avena tienen un alto contenido de hierro. Este desayuno resultaría aún más saludable si se le añadiera leguminosas, o fruta picada a las gachas de avena.

Francia

Stéphane Calmeyn, director editorial

Los franceses se dividen en dos grupos: los que remojan el croissant o la rebanada de baguette en el café, y los que no lo hacen.

Dos rebanadas de baguette recién hecha (70 u 80 g en total), untadas con mantequilla (25 g) y 40 g de mermelada de fresa, chabacano (albaricoque) o naranja amarga.

Un croissant (alrededor de 45 g). Los domingos añadimos un pan brioche al desayuno.

Dos tazas de café, con o sin leche, y un vaso de jugo de naranja.

El dictamen de la experta:

El jugo de naranja equivale a una porción de fruta, y se recomiendan dos porciones de fruta al día.

Con los 25 g de mantequilla que se le untan al pan ya se ha cubierto la cantidad diaria recomendada de entre 15 y 30 g de grasa. Además de eso, ¡un croissant o un brioche! Sin duda este desayuno contiene demasiada grasa y nada de fibra.

Rusia

Olga Ovchinnikova, editora

Esto es lo que los rusos tomamos habitualmente en el desayuno:  

Una rebanada de pan de trigo con 15 g de mantequilla, y 40 o 50 g de queso o embutidos.

Un tazón grande de gachas de avena o de mijo, cocidas en agua o en leche. O bien:

Dos huevos fritos o en omelette. La gente normalmente alterna cada día entre las gachas y los huevos.

Una taza de té o café.

El dictamen de la experta:

La avena y el mijo son ricos en hierro. Preparadas con leche, las gachas son también fuente de calcio. Aun si se alternan las gachas y los huevos, la cantidad semanal de huevos supera la recomendada.

Suiza 

Alexander Vitolic, editor

Es cierto que muchos suizos toman muesli en el desayuno, pero también tenemos otras opciones:

Dos rebanadas de pan blanco o de trigo y centeno con mantequilla y mermelada de frambuesa, a veces con queso semiduro (10 o 15 g).  

Algunas personas toman además un tazón chico de cereal de caja o de muesli de trigo entero (30 g) con leche fría (120 ml).

Los domingos, el pan ordinario se sustituye por la tradicional hogaza de pan blanco trenzado.

Una taza de café con uno o dos chorritos de crema.

El dictamen de la experta:

El muesli integral y el pan de trigo y centeno son fuente de fibra; el queso y la leche contienen calcio.

La mermelada cuenta como un dulce. Y lo mismo pasa con las frutas secas del muesli.

España

Natalia Alonso, directora editorial

En España es bastante común tomar el desayuno fuera de casa. En una cafetería, el desayuno típico consiste en lo siguiente:

Tres churros (hechos con harina, agua y sal, fritos en aceite de oliva).

En casa, preferimos:

Una baguette chica tostada con aceite de oliva, tomate rebanado y una pizca de sal, o con un poco de mantequilla y mermelada

Una taza de café con leche, y un vaso de jugo de naranja natural.

El dictamen de la experta:

El aceite de oliva es rico en ácidos grasos no saturados, los cuales ejercen una influencia positiva en el metabolismo de los lípidos (grasas) y ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares. Si el aceite de oliva o cualquier otro aceite se calienta a alta temperatura para freír, pueden formarse en él compuestos tóxicos. Los alimentos fritos con aceite abundante contienen una enorme cantidad de grasa.