Seleccionar página

La cirugía valvular es la técnica empleada para tratar las afecciones de las válvulas cardiacas: la estenosis valvular (estrechamiento o cierre de la válvula) y la insuficiencia valvular, también llamada regurgitación (cierre inadecuado de la válvula).
La cirugía valvular es una cirugía a corazón abierto, es decir, se abren las cavidades o vasos del corazón para acceder a las válvulas. Se realiza bajo anestesia general, a través de una incisión en el esternón.
Existen dos procedimientos actualmente para llevar a cabo la operación: la cirugía clásica y la mínimamente invasiva, realizada a través de la técnica HeartPort.
Las válvulas artificiales que se colocan pueden ser de tres tipos:

Biológicas
Derivadas de tejidos animales como el cerdo o pericardio bovino. Indicadas normalmente en pacientes de más de 65 años. Tienen una duración de entre 15 y 20 años.
Mecánicas
De materiales muy resistentes como el carbón pirrolite y el titanio. Necesitan de por vida anticoagulación oral. Su duración es casi ilimitada.
Homoinjertos
Son biológicos y provienen de donantes humanos, por lo que su uso está más limitado. Se utilizan en casos muy concretos.
Se realizan distintas técnicas de la cirugía valvular

Indicaciones más frecuentes:

  • Estenosis aórtica.
  • Estenosis mitral.
  • Insuficiencia aórtica.
  • Insuficiencia mitral.

Fuente: “MRS” Barcelona