Seleccionar página

Gracias al progreso en los métodos de imagen y a la revolución quirúrgica, hoy en día es posible realizar más tratamientos conservadores, siendo cada vez menos frecuente la realización de tratamientos agresivos (mastectomía radical).

En la actualidad hablamos de cirugía conservadora en casi el 70 % de los casos de pacientes con cáncer de mama. En otros casos se puede realizar reconstrucción de la mama en el mismo acto quirúrgico.

La reconstrucción mamaria es una técnica que permite reconstruir la mama, mediante el implante de prótesis o a través de técnicas quirúrgicas de injertos de piel y músculo, para conseguir crear una «nueva mama» tras la mastectomía. La técnica quirúrgica será siempre individualizada para cada paciente, con el fin de conseguir un resultado satisfactorio. Proporciona a la mujer un volumen y una uniformidad, mejorando la imagen corporal y restableciendo física y anímicamente su bienestar.