Seleccionar página

Dependiendo en el tipo de procedimiento, la cirugía con láser usa una longitud de onda de luz que se concentra en un haz estrecho. Esta luz de alta intensidad se usa para reducir o destruir cánceres o precánceres de piel (queratosis actínica). Con los láseres, suele haber menos sangrado, hinchazón y cicatrización. La sanación es más rápida, y usted tiene menos probabilidades de tener una infección.
Se usan varios tipos diferentes de láseres para tratar los cánceres de piel, incluyendo el láser de dióxido de carbono (CO2)
La cirugía con láser permite cortar y cauterizar determinados tejidos en pocos segundos, sin causar sangrados y sin dañar el tejido sano de los alrededores.
Algunas de las principales aplicaciones de la cirugía con láser son las siguientes:

  • Cirugía estética: eliminación de várices, estrías, manchas solares, lunares, tatuajes, etc. Además, con la cirugía con lásertambién se puede disminuir la apariencia de arrugas en la piel.
  • Dermatología. Muchas de las cirugías habituales de la piel pueden ser llevadas a cabo mediante la utilización del láser: extirpar lesiones precancerosas, remover vasos sanguíneos dilatados del rostro, etc.
  • Oftalmología: hoy en día, la cirugía con láser constituye un tratamiento efectivo para los casos de miopía, hipermetropía y astigmatismo, entre otras afecciones oftalmológicas.
  • Urología: en la actualidad, es posible solucionar la hiperplasia prostática benigna con cirugía con láser, un tratamiento mínimamente invasivo que permite una rápida recuperación del paciente.

 

Fuente: Sanitas parte de BUPA