Seleccionar página

Si padeces cálculos renales, debes poner atención a tu dieta ya que puedes estar favoreciendo la formación de los mismos.

¿Qué son los cálculos renales?

Son unas pequeñas piedras que se van formando en los riñones producto del sedimento de los residuos minerales.

Aunque el organismo cuenta con algunos métodos para evitar que se acumulen residuos, es posible que los alimentos que incluyes en la dieta puedan favorecer a la formación de los mismos.

Los cálculos renales más comunes son formados por un compuesto llamado oxalato de calcio. Si has padecido cálculos renales o los quieres evitar, te recomiendo revisar si en tu dieta estás incluyendo muchos alimentos fuente de oxalatos como las verduras de hoja verde (espinacas, acelgas, verdolagas y perejil), betabel o remolacha, cacao, frutos secos, café, frambuesas, fresas y uvas, ya que los oxalatos inhiben la absorción de calcio y se unen químicamente a este mineral, formando entonces el compuesto favorito de las piedras o cálculos renales.

Para prevenir la formación de cálculos renales es importantísimo llevar una dieta balanceada y variada. No quiere decir excluir verduras de hoja verde o algún otro alimento fuente de oxalato, sino variar la alimentación para también incluir otros alimentos que no lo sean.

Además, es indispensable ayudar a que los riñones cumplan sus funciones normales para lo cual es importante tomar suficientes líquidos (2 litros al día), llevar una dieta baja en sodio (sal) y con la cantidad suficiente proteínas.

Importante: La información y/o conceptos contenidos en esta nota no pretenden constituir un diagnóstico, consejo y/o tratamiento médico ni sustituir en ningún caso aquellos prescriptos por su profesional médico habilitado y calificado. Ante cualquier duda consulte a su médico.