Seleccionar página

Abusar de los audífonos puede dañar tus oídos.

Pérdida de audición y acúfenos o tinnitus son algunas de las consecuencias de escuchar muy alta tu música o la radio con auriculares. Pero además del volumen, también influye cuánto tiempo los utilizas al cabo del día y cómo son estos dispositivos.

El ruido, además de producir la sordera y otros daños en el oído, ocasiona trastornos físicos y psicológicos en el organismo humano, según datos aportados por expertos en las Jornadas Nacionales de Acústica, celebradas en Zaragoza, que analizaron el ruido como agente contaminante.

Cuando este no es muy fuerte, puede afectarnos levemente alterando la presión sanguínea, la digestión o llegar incluso a provocar estrés, debido a que las horas de sueño se ven reducidas. Sin embargo, cuando ese ruido se vuelve muy fuerte y duradero, perjudica a la audición, produciendo hipoacusia o sordera

Se recomienda que el periodo de tiempo de uso de los aparatos no sea largo. Lo ideal es que sea menos de dos horas por día.

Otra de las cosas que se debe evitar, es caminar, montar bicicleta o manejar con los audífonos puestos. La razón es que si los usa mientras está en la calle, no podrá escuchar lo que ocurre a su alrededor, por ejemplo, si alguien en un carro pita o si alguien lo llama. Podría ser victima de un accidente.

Inclusive en algunos países está prohibido el uso de audífonos para peatones y personas que conducen bicicletas o motos.

Fuente: Periódico “ Semana”