Seleccionar página

or primera vez, científicos han descubierto la manera de un tipo inusual de azúcar que se encuentra en vegetales de hojas verdes, que se encarga dealimentar las «buenas» bacterias que viven en nuestros intestinos paraayudar a la digestión, bloqueando a las bacterias «malas» que pueden enfermarnos.Aquí te decimos por qué los vegetales de hojas verdes son la clave para la buena digestión

Conocido como sulfoquinovosa (SQ, para abreviar), en el pasado se pensaba que esta molécula de azúcar solamente se encontraba en el azufre, y que es importante ya que el azufre es el tercer mineral más abundante en el cuerpo, y es uno de los aminoácidos vitales que se utiliza para crear las proteínas de las células y tejidos, además de muchas hormonas cruciales, enzimas, y anticuerpos.

«El azufre es fundamental para la construcción de las proteínas, y los componentes esenciales de todos los organismos vivos,» aseguró Spencer Williams, de la Universidad de Melbourne en Australia. SQ es la única molécula de azúcar que contiene azufre.

SQ es producido por todas las plantas verdes para facilitar la fotosíntesis, y entre más verde sea la planta, más contiene. Según Johnston Rae, cada año las verduras de hojas verdes de todo el mundo producen el azúcar en una escala comparable a la producción total anual de mineral de hierro del mundo.

 

¿El único problema? Los seres humanos no la pueden digerir. Mientras que los científicos han sabido de la presencia de SQ en vegetales de hojas verdes, como la espinaca, el brócoli, la col rizada, y el perejil, durante muchos años, para las últimas cinco décadas, nadie ha sido capaz de averiguar cómo las bacterias en nuestro intestino extraen esa azucar de los vegetales para utilizar como fuente de energía.

Ahora, el equipo australiano ha identificado una enzima previamente desconocida llamado YihQque las bacterias utilizan para aislar, absorber, metabolizar y estos azúcares que contienen azufre.

No sólo el descubrimiento, publicado en Nature Chemical Biology, resuelve un misterio de 50 años, acerca de cómo una de las moléculas de azúcar más abundantes en el mundo se reciclan a partir de una planta, ahora gracias a esto se abre la posibilidad de una nueva clase de antibióticos.