Seleccionar página

Los pacientes hospitalizados cuya muerte es inminente, los cuidados paliativos pueden aliviar los síntomas molestos y perturbadores, que son comunes durante los últimos días o semanas de vida. el tratamiento para algunos síntomas molestos, como:

  • dolor,
  • disnea,
  • tos,
  • estreñimiento,
  • xerostomía,
  • exceso de secreciones,
  • náuseas
  • vómitos,
  • anorexia,
  • fiebre,
  • deshidratación,
  • ansiedad,
  • insomnio,
  • síndrome confusional.

El término ” cuidados paliativos” se emplea para referirse a las intervenciones paliativas más básicas que proporcionan alivio inmediato de los síntomas en un paciente muy próximo a la muerte. Con estas intervenciones se intenta lograr rápidamente el bienestar del paciente.

Los servicios de cuidados paliativos pueden disminuir el sufrimiento causado por los síntomas y mejorar la calidad de vida en pacientes terminales.

Los objetivos y los métodos de los cuidados paliativos cerca del final de la vida deben responder a los deseos del paciente, mitigar meticulosamente los síntomas molestos y ofrecer apoyo psicosocial y espiritual al paciente y a su familia.

Se hace hincapié sobre el tratamiento intravenoso, ya que la mayoría de los pacientes hospitalizados próximos a morir tienen un catéter intravenoso, pero se incluyen también sugerencias para medicamentos orales, que pueden ser adecuados en el ámbito hospitalario. Si conseguir el acceso intravenoso es difícil, se pueden administrar los opioides y mucho otros fármacos por otras vías, incluida una aguja con aletas (butterfly) subcutánea que proporcione acceso fácil para una infusión continua o intermitente.