Seleccionar página

La fimosis es una anomalía localizada el pene, que consiste en que el prepucio, la piel que cubre y protege el glande, es demasiado estrecho y no se retrae, impidiendo así dejar el glande al descubierto.

La fimosis es una de las enfermedades más comunes que se pueden dar en el pene, a pesar de que se suele dar en su mayoría en niños, de los cuales un 95% en una edad muy temprana suele padecer esta enfermedad, puede aparecer por diversas causas en personas de cualquier edad.

Se ha llevado  a cabo una búsqueda y revisión bibliográfica en las bases de datos más importantes: Cochrane, Cuiden, Elsevier, Medline así como en revistas científicas y libros especializados. Para la búsqueda hemos utilizado los deCs con los siguientes descriptores: ”fimosis”, ”cuidados”, ”cirugía”, “tratamiento”.

Síntomas

– Retracción del prepucio dificultosa generando mala higiene y dificultades, durante el acto sexual.

– Sensación de tensión durante la erección

– Inflamación del prepucio durante la micción

– A veces puede producirse dificultad para la micción, inflamación del prepucio y glande además de un acumulo de restos blanquecinos en el mismo.

Grados de fimosis

Grado 1: Se puede retraer perfectamente sin ningún problema, limitado únicamente por adhesiones congénitas al glande.

Grado 2: Se puede retraer totalmente. El prepucio queda apretado una vez retraído.

Grado 3: Exposición parcial del glande. El prepucio es el factor limitante.

Grado 4: Retracción parcial. Sólo el meato es visible.

Grado 5: Ligera retracción. Ni el meato ni el glande están visibles.

Grado 6: Ningún tipo de retracción es posible.

Tipos de fimosis

Fimosis Fisiológica o congénita

Este tipo de fimosis es la que se produce cuando los niños nacen con el prepucio estrecho pero la separación se produce de forma natural con el tiempo, en el 90% de los casos, esta fimosis  desaparece por sí sola.

Fimosis patológica

Este tipo es el que se produce debido a la cicatrización, infección o inflamación, puede afectar a niños y adultos. Generalmente existen lesiones en la piel del prepucio y del pene, cambios de coloración, secreciones, dolor, descamaciones y ardor.

Causas

En el niño la fimosis suele ser congénita, en el adulto generalmente las causas de fimosis son infecciones como la balanopostitis crónica o recidivante, la balanitis xerótica obliterante y traumatismos.

Tratamiento

La fimosis se trata a base de alargar o extirpar el prepucio, con el objeto de posibilitar una buena higiene corporal, una evacuación de orina y una correcta actividad sexual.

Aplicar una crema a base de cortisona durante un mes aproximadamente permite que la piel del prepucio se estire en niños.

En el adulto prácticamente siempre el tratamiento es quirúrgico.

El tratamiento quirúrgico consiste en realizar una circuncisión total o parcial.

La cirugía es necesaria en los siguientes casos

– Infecciones frecuentes en el pene, y en la orina.

– Dolor y dificultad al orinar.

– Dolor durante las relaciones sexuales.

– Presencia de parafimosis.

Contraindicaciones de circuncisión

Está contra-indicada para todos los niños que nacen con hipospadias.

– Historia de sangrados

– Hidrocele bilateral gigante

– Prematuros

Complicaciones

Las complicaciones más habituales de la fimosis son Infecciones reiteradas, al no poder retirar la piel para realizar una correcta higiene. Balanitis causada por la acumulación del material secretado por las glándulas peneanas y parafimosis que requiere tratamiento urgente.

Además de estas complicaciones pueden surgir otras tras la cirugía tales como sangrado postoperatorio, hematoma o la infección de la herida quirúrgica aunque son poco frecuentes.

 

Al final la recomendación es visitar a su Urólogo o en su defecto visitar nuestro sitio web https://medicosenmerida.mx/medicos-en-merida/urologos/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.