Seleccionar página

Muchos no son conscientes de que la piel es el órgano más extenso y expuesto que tenemos, lo que explica que las alergias en la piel sean las alergias más frecuentes en nuestro cuerpo (junto con las alergias relacionadas con las mucosas y el sistema respiratorio).

Dentro del mundo de las alergias en la piel, dos destacarán por encima de todas: la dermatitis y la urticaria, cada cual con sus propios síntomas y causas (si bien es cierto que ambas se manifiestan principalmente en mujeres y niños, y que comparten un mismo efecto secundario: el picor intenso).

– La urticaria: es un tipo de lesión cutánea que se caracteriza por provocar enrojecimiento, ronchas y relieve en la piel. La urticaria genera un característico picor, y entre sus causas más frecuentes encontramos la ingesta de determinados alimentos (como frutos secos o marisco), la toma de medicamentos, el contacto con microorganismos y animales, la exposición al sol, la inhalación de determinadas sustancias y los baños calientes.

Para tratar la urticaria, lo más habitual es hacer uso de antihistamínicos.

– La dermatitis. Podemos distinguir entre dos grandes tipos de problemas de dermatitis: la dermatitis de contacto y la dermatitis atópica. La primera se produce por el contacto de determinadas sustancias o elementos externos como esmaltes, fibras, metales, adhesivos y látex. Suele aparecer en cara, cuello y manos, y sus síntomas habituales son picores, inflamaciones y lesiones vesiculosas y pruriginosas. Evitar contactar con el alérgeno y lavar con frecuencia la zona afectada con cremas hidratantes y corticoides es lo más recomendable para tratarla con éxito.

En el caso de la dermatitis atópica, estamos ante una infección crónica y recurrente que aparece en forma de brotes relacionados con alergias estacionales y alimentarias, asma o rinitis.

En Alergólogos en Mérida podemos ayudarte con tus problemas de dermatitis y urticaria.