Seleccionar página

En algunos casos, un cirujano puede utilizar uno o varios cortes más pequeños cuando se pueda realizar. Estas cirugías generalmente aceleran el tiempo de recuperación y presentan menos dolor después de la cirugía.

Cirugía laparoscópica. El médico realiza pequeños cortes en la piel utilizando un tubo flexible con una cámara y luz. El término “laparoscopia” hace referencia a una cirugía abdominal mínimamente invasiva. Mediastinoscopia y toracoscopia es el mismo tipo de cirugía, pero se realiza en el tórax. La cirugía laparoscópica también se puede realizar con la ayuda de un robot. Durante este tipo de cirugía, el cirujano dirige los instrumentos robóticos para realizar la cirugía. Este procedimiento quirúrgico puede usarse para los riñones, la próstata, el útero o los ovarios.

Cirugía con láser. El médico emplea un rayo angosto de luz de alta intensidad para extirpar el tejido canceroso.

Criocirugía. El médico usa nitrógeno líquido para congelar y matar células anormales.

Cirugía micrográfica de Mohs, también denominada cirugía microscópicamente controlada. Un dermatólogo utiliza este tipo de cirugía para rasurar el cáncer de piel. Se repite esto de a una capa por vez hasta que todas las células de una capa parecen células normales cuando se las ve en un microscopio.

Endoscopia. El médico inserta en el cuerpo una sonda delgada y flexible con una luz y una cámara en el extremo. Este dispositivo se denominada “endoscopio”. Puede insertarse en la boca, el recto o la vagina para examinar los órganos internos. Durante este procedimiento, el médico podría extirpar muestras de tejido sospechoso para examinarlas con mayor detalle.

Fuente: American Cancer Society