Seleccionar página

Desde luego que se puede prevenir; la prevención es lo mejor que podemos ofrecer los médicos en el tratamiento de alguna enfermedad, sin embargo, es la parte más difícil de lograr dado que implica cambios drásticos en nuestro estilo de vida, incluyendo hábitos alimenticios y de rutina diaria.
Al ser uno de los principales factores de riesgo relacionados con enfermedad cardiovascular (infartos, hipertensión, etc…), las mismas estrategias de prevención de éstos últimos podemos utilizar para prevenir la disfunción eréctil.
Aquí les dejo los factores modificables en nuestra vida diaria más comunes (y más difíciles) que podemos hacer o dejar de hacer para PREVENIR la aparición en edad temprana de este padecimiento:

1) DEJAR DE FUMAR

Más del 60 % de los hombres de entre 18 y 35 años que tienen algún grado de DE, es secundario a este mal hábito que daña todas las células del organismo, incluidas las encargadas de la erección. La falta de oxigenación y los radicales libres que genera es uno de los mecanismos por lo cual sucede.

2) SEGUIR UNA DIETA BALANCEADA

El sobrepeso y la obesidad van de la mano con múltiples desórdenes metabólicos que pueden llevar a DE. La alta ingesta calórica y la poca actividad física desencadenan una serie de eventos que conllevan al endurecimiento y estrechamiento de las arterias de pequeño calibre (como las del pene) y, por tanto, al escaso flujo sanguíneo hacia este órgano.

3) HACER ACTIVIDAD FÍSICA (ACTIVARSE)

El sedentarismo es un factor de riesgo reversible para las enfermedades cardiovasculares como la DE. El practicar ejercicio físico con regularidad reduce en un 60 % la probabilidad de desarrollar DE, además que conlleva a un mejor estado mental que nos hace sentirnos mejor en todos los aspectos. Una hora de ejercicio físico al día es la clave.

4) ACUDIR AL ESPECIALISTA (URÓLOGO) A TIEMPO

La DE se presenta con mayor frecuencia después de los 40 años; sin embargo, sólo el 30 % de los hombres se presenta a consulta para aclarar sus dudas y preocupaciones. La recomendación es acudir con sus parejas para que ellas y/o ellos escuchen y sepan manejar
la situación estresante para el paciente. Estamos para servirte y, por favor, no dudes en acudir con el especialista de tu confianza para salir adelante en este y otros problemas que puedan estar aquejándote. Más vale prevenir que lamentar.

Nos vemos en nuestra próxima edición. No dudes en escribirnos y mandarnos todas tus dudas y preguntas a nuestras redes sociales o a nuestra página web.  www.urologiadelsureste.com