Seleccionar página

El queratocono es una enfermedad bilateral de la córnea, caracterizada por un grosor y curvatura anormales que resultan en un deterioro de la capacidad visual.

¿Qué es el queratocono?

El queratocono es un padecimiento caracterizado por un adelgazamiento progresivo y un aumento de la curvatura anterior de la córnea. Las consecuencias de esta enfermedad son la aparición de astigmatismo irregular, miopía y disminución de la capacidad visual. Esta enfermedad tiende a desarrollarse entre los 10 y 20 años, sin embargo, también puede ocurrir en la adultez temprana.

El queratocono suele ser asintomático en estadios tempranos, por lo que sólo se puede detectar al asistir con un oftalmólogo, el diagnóstico se realiza mediante una topografía y tomografía corneal que permiten el análisis objetivo de la biometría corneal (radios de curvatura anterior y posterior, mapas de elevación anterior y posterior, mapas paquimétricos) y la incorporación de softwares específicos para la detección del padecimiento.

Es importante mencionar que cuando existen signos y síntomas dependerán de la gravedad y progresión, por ejemplo, cuando la enfermedad está en etapa avanzada existe una distorsión de la visión a expensas de un aumento del componente irregular del astigmatismo, que culmina en una pérdida severa de la visión.

¿Por qué sucede y qué debo hacer?

En esta enfermedad intervienen elementos ambientales, biomecánicos, genéticos y bioquímicos. Entre los factores ambientales se encuentran la exposición a la luz ultravioleta, atopia (forma severa de alergia) y el tallado de los ojos. La detección y diagnóstico a temprana edad del queratocono es imprescindible para disminuir la probabilidad de complicaciones visuales que generen un deterioro en la calidad de vida del paciente.

Tratamientos disponibles

El tratamiento se establece enfocado en dos principios terapéuticos, los cuales son la corrección de la visión (manejo no quirúrgico y manejo quirúrgico) y el impedimento de la progresión. Y como ya se mencionó anteriormente el tratamiento dependerá de la severidad del problema:

  1. Etapa inicial
  • Anteojos: Pueden corregir la visión hasta niveles muy satisfactorios cuando la irregularidad de la superficie corneal es leve.

Al avanzar la enfermedad se manifiesta un aumento en la irregularidad corneal por lo que se requieren otras opciones.

  1. Etapa avanzada
  • Lentes de contacto gas  permeables, esclerales o semi esclerales: mejoría muy significativa en la agudeza visual en el 90% de los pacientes con queratocono avanzado (mientras no haya cicatriz corneal).
  • Segmentos de anillos corneales intracorneales: Se requieren cuando el paciente no tolera los lentes de contacto y existe una irregularidad corneal significativa, pueden corregir exitosamente la visión y refracción del paciente.
  • Queratoplastia (trasplante) penetrante o lamelar anterior profunda: Se utiliza este método cuando existe pérdida de la transparencia corneal o si el paciente no logra una corrección visual satisfactoria, debido a la severidad de la irregularidad de la superficie corneal.
  • Entrecruzamiento (crosslinking ó CXL) corneal de fibras de colágeno: Es una herramienta para aumentar la rigidez corneal y disminuir o detener la progresión del queratocono.  Es la única opción terapéutica para incidir sobre la progresión del queratocono, y este tratamiento debe de realizarse en cualquier paciente con evidencia de progresión topográfica o refractiva de la enfermedad.

 

Al final la recomendación es visitar a su Oftalmólogo o en su defecto visitar nuestro sitio web  https://medicosenmerida.mx/medicos-en-merida/oftalmologos/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.