Seleccionar página

Vitaminas, minerales y proteínas de la avena

La avena es una excelente fuente de las vitaminas del complejo B, vitamina A, vitamina E y vitamina D. Contiene minerales como calcio, el cual evita la osteoporosis, hierro, indispensable en el transporte de oxígeno a los tejidos del cuerpo, y zinc, fundamental en el desempeño de la insulina.

Los granos de avena poseen hasta un 25% de proteína, ningún otro serial contiene cantidades tan concentradas. Como referencia, la avena posee una concentración de proteínas tan alta como la carne, leche y los huevos.

La avena contiene todo lo necesario para una dieta nutritiva.

Avena para reducir el colesterol malo

El salvado de avena, que se refiere a la cáscara exterior de la planta, posee características que disminuyen los niveles de colesterol LDL, que por sus siglas en inglés significa Proteína de Baja Densidad, comúnmente conocido como colesterol malo. Los niveles altos de este tipo de proteína están vinculados con la arteriosclerosis, lo cual puede conducir a un ataque cardiaco o un derrame cerebral.

Según los estudios, las personas que consumen avena a diario reducen las probabilidades de desarrollar enfermedades del corazón hasta en un 29%.

La fibra de la avena

De acuerdo a estudios realizados, tan sólo consumir diariamente 3 g de la fibra que contiene la avena, reduce el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares hasta en un 40%.

La fibra de la avena también ha demostrado ser muy útil para incluirse en las dietas con el propósito de adelgazar o perder peso. La avena contiene tanto fibra soluble como insoluble. La fibra insoluble proporciona beneficios al sistema digestivo ya que ayuda a limpiar los intestinos y evitar el estreñimiento. Los efectos de la fibra soluble proporcionan una sensación de llenado y satisfacción. Los dos tipos de fibra se asocian con el control de la glucosa en la sangre y el colesterol, aunque principalmente la fibra soluble.

También se han realizado estudios referentes al beneficio de la visión por el consumo de la avena; se piensa que las grandes cantidades de fibra son efectivas contra la degeneración macular cuando se consume avena regularmente.

Contraindicaciones de la avena

El consumo de la avena no presenta ningún riesgo para las personas. Un efecto secundario del consumo de avena puede ser la producción de gases y distensión estomacal.

Es muy importante asegurarse de masticar la avena suficientemente puesto que de no hacerlo así, podría causar obstrucciones en el intestino. Si se sufre de desórdenes digestivos identificados en el estómago, esófago o los intestinos, es mejor evitar consumir avena, a reserva de consultarlo con un médico y opine lo contrario, puesto que existe la posibilidad de que una mala digestión haga que la avena obstruya el intestino.

A %d blogueros les gusta esto: