Seleccionar página

La hemodiálisis realiza un buen trabajo filtrando y eliminando los productos de desecho y el líquido adicional, pero no puede reemplazar por completo la función que desempeñan los riñones sanos de equilibrar importantes sustancias de la sangre. Eso se realizará a través de los medicamentos que usted deberá tomar y el plan dietario que deberá seguir.

Usted y su nutriólogo trabajarán en un plan dietario que se base en su estado de salud general, cualquier medicamento que tome y lo que a usted y su familia les guste comer. Una importante parte de su dieta será limitar la cantidad de sal que consume. Comer demasiada cantidad de sal, tomar demasiada cantidad de líquidos o comer los tipos de alimentos incorrectos entre los tratamientos puede hacer que su tratamiento de diálisis le genere molestias. También puede tener efectos graves en su salud.

Consumir muy pocas calorías también puede causarle problemas, así que no se sorprenda si su nutriólgo le pide que coma más de lo que usted cree que debería. Usted debe mantener su fuerza y su peso en niveles saludables.

Tomar todos sus medicamentos tal como se le indica también es muy importante. Es posible que deba tomar pastillas para la presión arterial, medicamentos para mantener los huesos y la sangre sanos y vitaminas y hierro.