Seleccionar página

El tratamiento de endodoncia se considera el procedimiento dental más temido por los pacientes. Esto se debe al desconocimiento de los pacientes y a todos los mitos que giran alrededor de este tratamiento.
En dentalia sabemos que la endodoncia es un tratamiento que puede salvar dientes que de otro modo se hubieran perdido. Esto se puede deber a caries profundas, golpes en los dientes o fracturas.

Si te da miedo realizarte este tratamiento, no dejes de leer los 5 mitos más comunes y sus respectivas verdades para que te sientas más seguro y confiado:

El tratamiento es doloroso

El tratamiento de conducto es casi siempre necesario cuando el diente está causando el dolor producto de una condición irreversible.
Éste se utiliza para aliviar el dolor principalmente.
Con técnicas modernas y el uso de anestesia, la mayoría de los pacientes que se realizan el tratamiento en consultorios dentales dicen que se sienten bien durante el procedimiento y que no les duele.

Completar un tratamiento de conducto requiere varias citas

Un tratamiento de endodoncia se lleva a cabo en 2 citas en los consultorios dentales, sin embargo, es importante tener en cuenta los siguientes puntos:

– Pruebas de temperatura y sensibilidad
– Anestesia local

Se sienten molestias después del procedimiento

Al contrario, muchas endodoncias realizadas en consultorios dentales se hacen para aliviar el dolor del diente causado por la inflamación o infección de la pulpa.
Durante los primeros días después del tratamiento podrás notar sensibilidad en el diente, sobre todo si antes del procedimiento existía dolor o infección.

El tratamiento de conducto causa enfermedad

La idea de que las bacterias atrapadas en el interior de un diente endodónticamente tratado causa la enfermedad, tales como enfermedad cardíaca, enfermedad renal o la artritis, se basa en investigaciones realizadas por el Dr. Weston Price desde 1910 hasta 1930 – hace casi 100 años.
Los intentos recientes para confirmar la investigación del Dr. Price no ha tenido éxito en demostrar que el tratamiento del conducto radicular provoca enfermedades.
Las bacterias se pueden encontrar en la boca en cualquier momento. Incluso los dientes libres de caries y enfermedad de las encías han dado positivo para las bacterias.

Los dientes necesitan estar dañados o deben doler, antes de iniciar la terapia de conductos.

Los dientes que requieren un tratamiento de conducto radicular no siempre se deben al dolor.
De hecho, los dientes que ya están muertos puede requerirlo.
En dentalia, nuestros tratamientos de endodoncia son realizados por profesionales certificados. Estamos ubicados en centros comerciales, con horarios amplios de lunes a domingo.

A %d blogueros les gusta esto: