Seleccionar página

Esta terapia debe su desarrollo a una nueva visión del ser humano y el mundo, donde todo lo existente es interpretado como energía que se manifiesta de diferentes formas.

la medicina cuántica (sus siglas Med, Qn), conocida como medicina mente-cuerpo, es un método ontológico basado en una teoría física que utiliza el concepto de unidad cuántica para describir las propiedades dinámicas de las partículas subatómicas y las interacciones entre la materia y la radiación.

La Med. Qn considera la relación que cada persona tiene con su entorno, ya que todo en el universo está relacionado a una red energética vibratoria a través de paquetes de energía -denominado Quantum– y que
actúan en una resonancia llamada coherencia.

Según esta teoría, hay un orden y una armonía en todo; cada persona, animal, cada célula y molécula están insertas en el orden vibratorio implícito del universo, denominado coherencia vibratoria. Cuando un organismo pierde su capacidad para mantener armónicamente las
funciones que le son propios, surge la enfermedad; esta pérdida de coherencia puede expresarse en cualquier tejido, órgano o sistema.

«La revolución cuántica produjo un cambio inevitable en la visión del mundo y demostró que todo lo que está a nuestro alrededor está conectado por infinitos campos cuánticos, siendo los mismos constituyentes de la materia que se conoce en el universo, por lo tanto, el hombre no
está ajeno a ello. La incorporación de este sistema terapéutico en el trato con los enfermos portadores de diferentes patologías nos permitió comprender al paciente como una unidad funcional, logrando con ello llegar a lo más profundo de su ser. Al comprender su conexión- interrelación con su entorno familiar-social-ambiental, visualizamos epigenéticamente su alteración patológica», explica la doctora Ana María del Pilar García, médica clínica y psicóloga, directora del Centro de Medicina Cuántica..

Cómo funciona?

«El sistema trabaja por transferencia de campos electromagnéticos ultra sutiles. El mismo consiste en una configuración de sensores –emisores de campos que modifican las condiciones de alta entropía del paciente. Esta entropía es una conceptualización termodinámica que mide el orden-desorden de un sistema. A más alta entropía, mayor desorden; en distintas patologías se observa el aumento de esta magnitud termodinámica debido al desorden provocado en las mismas», detalla la doctora García.

«Con el sistema cuántico se trata de gestar un nuevo orden
en el paciente, a partir de la reorientación a nivel celular, molecular y atómico. Este sistema es capaz de transferir funciones lógicas ordenadas sin contacto físico. Al crearse un nuevo campo referencial lógico ordenado, así se establece un orden definido con dirección y sentido, cuyo
movimiento migratorio se produce por afinidad de los respectivos átomos hacia los efectores de los correspondientes transductores».

En base a los descubrimientos en la física cuántica y al impulso de un sector de la comunidad médica, se desarrollaron tecnologías para medir, analizar y tratar las vibraciones en el cuerpo.

La medicina cuántica es vista como una herramienta integrada en el contexto de una consulta médica y no como un área clínica en sí; se utilizan estos aparatos para captar las señales electromagnéticas y las ondas vibratorias de un individuo.

Al paciente se le realiza un chequeo donde se le colocan bandas en la cabeza, en los tobillos, y en las muñecas para captar los impulsos electromagnéticos; es un procedimiento no invasivo e indoloro, algo parecido a un electro.

Luego, se examina todo el organismo del individuo, con el fin de encontrar disturbios en los órganos, alergias, virus, faltas de vitaminas o sales minerales; se miden los niveles hormonales y también se captan las emociones.

El resultado del mapeo del organismo se compara con lo que consta en una base de datos, en donde figuran los valores normales de dicho individuo o estándares sanos de una persona con las características vitales similares a la examinada.

Se detectan de este modo los problemas de salud y el origen de los mismos, para luego poder ir a la raíz del problema con el tratamiento
indicado por el especialista.

En el tratamiento se pueden utilizar otras medicinas alternativas como complemento y lograr más eficacia, pero el de la medicina cuántica se enfoca en tratar de restablecer el equilibrio vibratorio en la zona u órgano en donde está el origen del problema, para encontrar la armonía del cuerpo, la resonancia coherente.

Fuente: Ifobae