Seleccionar página

 

¿Qué es la medicina hiperbárica?

La medicina hiperbárica es una especialidad médica que trata los cambios fisiológicos y fisiopatológicos del ser humano, sometiéndolos a presiones superiores a la atmosférica con oxígeno medicinal. Este oxígeno medicinal (99,5% de riqueza) se incorpora al organismo en el interior de una cámara hiperbárica que se encuentra a una presión superior a la atmosférica. El oxígeno respirado a presión se disuelve en el plasma. De esta manera, se logran grandes cantidades de oxígeno en la sangre arterial y venosa, el cual es aprovechado por los tejidos.
Estos niveles elevados de oxígeno en sangre son los causantes de los diferentes efectos de la oxigenación hiperbárica, entre ellos, la mejora del dolor crónico de la fibromialgia.

¿Qué es la fibromialgia?

La fibromialgia es una enfermedad crónica, persistente y debilitante. Está caracterizada por un dolor generalizado (poliartromialgias) y por una fatiga crónica (astenia). Es una enfermedad de carácter neuropático (sistema nervioso) que tiene un impacto directo en la calidad de vida de los pacientes, ya que se dan unas alteraciones neuro-químicas que participan en el umbral del dolor y otros procesos como el ánimo, el sueño y la energía, dando lugar a alteraciones del sueño, alteraciones cognitivas (memoria y atención), ansiedad o depresión. Esto genera conflictos socio-familiares y muchas veces origina un ausentismo laboral.
Hasta ahora, la fibromialgia se ha tratado fundamentalmente a través antidepresivos duales, anticonvulsivantes y otro tipo de fármacos. Además, estos tratamientos se complementan con rehabilitación con fisioterapia y/o terapia psicológica.

La oxigenación hiperbárica en la fibromialgia

El estudio llevado a cabo por Efrati S., Golan H., Bechor Y., Faran Y., Daphna-Tekoah S., Sekler G., et al. (2015), en el Centro Sagol de Medicina e Investigación Hiperbáricas de Tel Aviv, publicado en PLoS ONE, permitió demostrar los efectos positivos de la oxigenación hiperbárica en el tratamiento de la fibromialgia. En dicho documento se describe como la oxigenación hiperbárica genera en el paciente un estado de hiperoxia (alta concentración de oxígeno en sangre) que induce un gradiente de O2 que interviene directamente en los mecanismos de acción del dolor. En este estudio se demuestra como el tratamiento con oxígeno hiperbárico mejora los síntomas y la calidad de vida de los pacientes con fibromialgia.
Además dejo en evidencia que este tratamiento promovía la neuroplasticidad (capacidad con la que nuestro sistema nervioso cambia a partir de su interacción con el entorno) y la capacidad de rectificar significativamente la actividad cerebral anormal en áreas relacionadas con el dolor así como disminuir la expresión de sustancias proinflamatorias disminuyendo así el dolor de origen tanto central como periférico.
Por tanto la oxigenación hiperbárica incide de forma directa en los síntomas del paciente con fibromialgia, ya que, además de disminuir el dolor, podría mejorar la función cognitiva, disminuir la fatiga e incrementar la capacidad física. Además, se consigue reducir el número de puntos dolorosos y se mejora el umbral del dolor, a la vez que disminuye la cefalea y los síntomas digestivos asociados.
La oxigenación hiperbárica siempre debe aplicarse como terapia complementaria a los tratamientos que el paciente ya recibe. El médico hiperbarista valora al paciente y de acuerdo con su médico tratante definen la utilidad de este tratamiento en cada caso específico, para conseguir que la calidad de vida del paciente mejore.

Al final la recomendación es visitar a su tratante en medicina hiperbárica o en su defecto visitar nuestro sitio web  https://medicosenmerida.mx/medicos-en-merida/camara-hiperbarica-y-medicina-hiperbarica/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.