Seleccionar página

¿Piensas que es necesario hacer una cita en el consultorio de un gastroenterólogo por un dolor de estómago o acudir con un neumólogo para tratar una gripe que no cede?

Tal vez has caído en el error común de pensar que es mejor recurrir en primera instancia con un especialista antes que con un médico general.
Malaquías López, académico de posgrado de la Facultad de Medicina de la UNAM, considera que se le ha dado un valor exagerado a la especialización, cuando en realidad es el médico general quien puede resolver la inmensa mayoría de los problemas.
“Todos deberíamos tener un médico de cabecera, un médico general que conozca nuestro historial porque es él quien tiene la capacidad de resolver los problemas más comunes y también es el indicado para referirnos con el especialista, de ser necesario”, señala.

El especialista en salud pública aclara que aunque en los consultorios de farmacias se ofrece atención en medicina general, no es conveniente acudir a ellos.
“Las farmacias son sitios donde se contrata por un sueldo bajísimo a muchachos jóvenes que no han podido emplearse y que no tienen experiencia y los ponen a dar consulta sólo para que la farmacia venda más medicamentos”, sostiene.
Alejandro Cárdenas, presidente del Colegio de Medicina Interna de México, reconoce que cuando se presenta algún síntoma, lo más prudente es acudir con el médico general o con el médico internista, que es un integrador de todas las especialidades.
“El paciente no tiene elementos para determinar qué especialista necesita.
“Puede pensar que se trata de un problema de estómago porque tiene náuseas y mareo, y a lo mejor lo que tiene es un vértigo que está comenzando, o si tiene moretones en la piel puede pensar que tiene un problema dermatológico cuando tal vez se trate de un trastorno de coagulación”, ejemplifica.
¿Y si es una consulta de primera vez, cómo saber si el médico que nos va a atender tiene los conocimientos necesarios?, lo primero es estar seguro de que quien viste esa bata blanca de verdad estudió medicina.
En el sitio web de la Subsecretaría de Educación Superior de la SEP () se puede acceder al Registro Nacional de Profesionistas; sólo hace falta ingresar el nombre y apellidos del médico para saber si está titulado o su número de cédula para verificar que sea real.
No es suficiente
Sin embargo, los expertos coinciden en que no basta con asegurarse de que el profesional haya estudiado medicina, por lo que aconsejan verificar que se trate de un médico con certificación vigente ya que esto garantiza que tiene conocimientos frescos y que conoce los últimos avances en medicina.
Cuando se trata de un médico general, el paciente puede ingresar a la página del Consejo Nacional de Certificación en Medicina General (http://consejonacionalcmg.org.mx) y buscar el nombre de su médico en el directorio para verificar si está certificado.
En el caso de los médicos especialistas, se pueden consultar en internet los directorios de los Consejos Mexicanos de Medicina Interna, Pediatría, Cardiología, Ginecología o la especialidad en cuestión.