Seleccionar página

El Píloro es la abertura inferior del estómago, válvula que comunica este con el intestino delgado, a través de la cual pasan los alimentos tras la digestión. Esta función permite que los alimentos sean digeridos por el estómago al evitar que por efecto de la gravedad, el alimento pase prematuramente al intestino.
La estenosis pilórica es una afección poco frecuente en bebés, que obstruye el tránsito de los alimentos al intestino delgado.
Normalmente, una válvula muscular (píloro), que se encuentra entre el estómago y el intestino delgado, mantiene los alimentos en el estómago hasta que están listos para la próxima etapa del proceso digestivo. Cuando hay una estenosis pilórica, los músculos del píloro se engrosan y adquieren un tamaño anormal impidiendo que los alimentos lleguen al intestino delgado.
La estenosis pilórica puede resultar en vómitos forzosos, deshidratación y pérdida de peso. Los bebés con estenosis pilórica parecen tener hambre todo el tiempo.
Los signos y síntomas de la estenosis pilórica suelen aparecer entre tres y cinco semanas después del nacimiento. La estenosis pilórica es poco frecuente en bebés con más de 3 meses de edad.

  • Vómitos después de la alimentación.Puede que el bebé vomite con fuerza y que expulse la leche materna o la fórmula hasta varios metros de distancia (vómito explosivo). Los vómitos pueden ser leves al principio y gradualmente se vuelven más intensos a medida que la abertura del píloro se vuelve más estrecha. El vómito algunas veces puede tener sangre.
  • Hambre constante.Los bebés que sufren de estenosis pilórica suelen querer comer poco después de vomitar.
  • Contracciones estomacales.Tal vez observes contracciones ondulatorias (peristalsis) que se extienden por la parte superior del abdomen del bebé poco después de la alimentación, pero antes de vomitar. Esto se debe a que los músculos del estómago intentan forzar el alimento a través del píloro que está más estrecho.
  • DeshidrataciónEl bebé puede llorar sin lágrimas o ponerse letárgico. Posiblemente cambies menos pañales mojados o pañales que no están tan mojados como esperabas.
  • Cambios en las deposiciones.Como la estenosis pilórica impide que los alimentos lleguen a los intestinos, los bebés con esta enfermedad podrían estar estreñidos.
  • Problemas de peso.La estenosis pilórica puede impedir que el bebé aumente de peso y, a veces, puede causar pérdida de peso.

Consulta con el médico del bebé si tu hijo:

  • Tiene vómitos explosivos luego de ingerir alimentos
  • Parece menos activo o inusualmente irritable
  • Orina con una frecuencia mucho menor o la evacuación intestinal se redujo considerablemente
  • No aumenta de peso o baja de peso

Fuente: Kids Healt