Seleccionar página

Mucha gente se pregunta qué es EPOC y es muy sencillo: la palabra se refiere a las siglas de Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, nombre con el que se conoce a una entidad que padece un grupo de pacientes que tienen en común la limitación para meter y sacar el aire de sus pulmones. La causa más importante de la EPOC es el tabaquismo y se asocia a dos enfermedades: la bronquitis crónica y el enfisema. A veces predomina una más que la otra pero las 2 se caracterizan porque disminuye el calibre de los bronquios, es decir, los bronquios se cierran.

¿Sabías qué el 10% de la población mundial padece EPOC?

 

SÍNTOMAS DE EPOC

La bronquitis crónica es la enfermedad típica de los fumadores y consiste en la inflamación de los bronquios y las glándulas que producen moco. Por lo tanto, los pacientes tienen tos crónica y suelen tener expectoración. Debido a que este síntoma aparece muy al principio de la enfermedad y en esta etapa no sienten sensación de falta de aire, los fumadores no acuden en busca de ayuda médica. La mayor parte de ellos consideran la tos como si fuera normal y de hecho, ellos mismos la catalogan como la “tos del fumador” con lo cual parece que le dan una connotación de “normal” o esperable por ser fumador.

La EPOC causa 4 veces más muertes que el cáncer de mama, próstata y SIDA.

 

¿CÓMO EVOLUCIONA LA ENFERMEDAD?

Conforme la inflamación bronquial progresa, además de la tos con flemas, el fumador empieza a quejarse de falta de aire. En particular, se nota al hacer actividades familiares como los juegos del fin de semana y al principio el fumador la justifica diciendo que no tiene condición física por no hacer ejercicio. En cambio, el enfisema se caracteriza por destrucción de los alveolos pulmonares. Estos pacientes casi nunca tosen. El síntoma más común es sensación de falta de aire, pero cuando ellos lo notan puede ser que la enfermedad ya esté avanzada.

DIAGNÓSTICO CERTERO

Este se hace con una espirometría, que es un procedimiento muy sencillo, el cual consiste en soplar en una máquina que mide la cantidad de aire que el sujeto puede meter y sacar de sus pulmones. El 90% de los pacientes que tiene EPOC no lo saben porque aún no tienen falta de aire y porque interpretan la tos como normal. Por otro lado, el 80% de las personas a quienes les han dicho que tienen EPOC, en realidad no tienen esa enfermedad porque no les han hecho los estudios apropiados. Una espirometría puede hacer un diagnóstico preciso y oportuno.

La enfermedad causa anualmente 3 millones de muertes a nivel mundial y más de 20 mil en México.

 

EL TRATAMIENTO IDEAL

El principal tratamiento es dejar de fumar. El uso de broncodilatadores de acción prolongada y antinflamatorios inhalados es la base del tratamiento farmacológico. El uso de oxígeno suplementario en las fases avanzadas, también es recomendable. Si una persona ha sido fumador o ha fumado por más de 10 años, puede tener EPOC. El primer paso para prevenir el progreso de la enfermedad es dejar el tabaco. En la actualidad, hay muchas intervenciones farmacológicas, psicológicas y cognitivo-conductuales para ayudar a que fumador deje de fumar para siempre.

 

TABAQUISMO: UNA REALIDAD ALARMANTE

Si las tendencias actuales sobre el tabaquismo no se detienen y no se promueve un programa de diagnóstico oportuno, la mortalidad aumentará en 220% en números absolutos y las personas mayores de 75 años de edad, serán las más afectadas. En términos económicos representará una carga para el sector salud porque incrementarán el número de días de pacientes hospitalizados en más de 185%.

La EPOC causa más del doble de muertes que el cáncer de próstata y, desafortunadamente, las mujeres cada vez son más afectadas por esta enfermedad.

 

Al final la recomendación es visitar a su NEUMOLOGIA o en su defecto visitar nuestro sitio web https://medicosenmerida.mx/medicos-en-merida/neumologos/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.