Seleccionar página

La voz es producida por las cuerdas vocales, las cuales están localizadas en la laringe; cuando la voz se vuelve ronca y esta ronquera dura mas de 15 días, usted debería revisar sus cuerdas vocales.

 

¿Qué es?

A la voz ronca, se le llama disfonía. Aunque comúnmente la Disfonía o Afonía se asocian con infecciones respiratorias o resfriados comunes, no lo es así en todos los casos; la presencia de voz entrecortada, grave, áspera y chillante, con una duración mayor a 15 días, puede ser consecuencia de una afección mas seria a nivel de las cuerdas vocales y deberá ser atendida por un especialista en Laringología u Otorrinolaringología.

Síntomas

La disfonía se puede identificar por los siguientes síntomas:

  • Voz irregular
  • Tono de voz grave
  • Tono bajo o alto
  • Fatiga vocal
  • Voz cuchicheada
  • Tos o carraspera
  • Dificultad para reproducir sonido
  • Dificultad para tragar

¿Cómo se detecta?

Para poder llegar a un diagnóstico preciso, es necesario acudir puntualmente con un especialista (Laringólogo u Otorrinolaringólogo), quén evaluará la causa de la ronquera y revisará minuciósamente, el estado actual de las cuerdas vocales y con ello poder dar un diagnóstico y un tratamiento adecuado al problema.

Los exámenes utilizados para revisar las cuerdas vocales son:

Laringoscopia rígida y flexible: la primera se caracteriza por la introducción de un laringoscopio rígido, el cual está conectado a una potente fuente de luz y a una cámara de alta definición, con la cual es posible grabar y reproducir una imagen nítida y aumentada de las cuerdas vocales; este laringoscopio rígido, es introducido por la boca hacia la parte más posterior de la lengua. Mientras que en la laringoscopía flexible, se utiliza un tubo muy delgado y flexible que entra por la nariz sin causar molestias y lentamente se baja hacia la garganta, visualizando las cuerdas vocales. En ambos métodos de revisión, se utiliza un spray para adormecer la garganta y reducir la molestias, los examenes no son dolorosos y duran tan solo unos minutos.

Video-estroboscopia laríngea: de igual forma que los procedimientos anteriores, se utiliza un laringoscopio rígido o flexible, los cuales están conectados a una fuente de luz estroboscópica, es decir, que dispara luz de manera intermitente y que se sincroniza con la frecuencia de vibración de las cuerdas vocales, esto permite iluminar las cuerdas vocales y crear un efecto de movimiento en “cámara lenta” y de esta manera poder analizar su vibración durante la fonación o producción del sonido. Mediante este examen es posible detectar lesiones a nivel superficial y profundo de las mismas, pero sobretodo, nos permite hacer el análisis de las cuerdas vocales en movimiento, pues estas son un órgano dinámico y como tal se tienen que revisar.

Laringoscopía con cámara de alta velocidad: se realiza conectando a los laringoscopios rígidos o flexibles, una fuente de luz potente y una cámara muy veloz, que nos permite poder grabar los movimientos y las vibraciones de las cuerdas vocales en tiempo real y sin disparos o flashes de luz como lo es en la videostroboscopía.

La revisión temprana de la laringe, cuando el paciente comienza con problemas de la voz, nos permite, detectar y analizar a tiempo las lesiones en las cuerdas vocales y de esta manera, resolver de manera pronta y precisa, cualquiera que sea el problema que las esté afectando, de esta manera es posible ayudar a nuestros pacientes a recuperar su voz y re-incorporarlos de manera rápida y exitosa de regreso a sus actividades.

 

Al final la recomendación es visitar a su OTORRINOLARINGOLOGO o en su defecto visitar nuestro sitio web https://medicosenmerida.mx/medicos-en-merida/otorrinolaringologos/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.